¿Queda algo del espíritu de Woodstock?

Shutterstock

50 años después, ¿queda algo de Woodstock en la sociedad actual?

En los últimos días, los que iban a ser los organizadores del 50 aniversario de Woodstock han anunciado su cancelación. ¿Se ha acabado definitivamente el espíritu de Woodstock en la sociedad actual?

Por Ramón Fernández  |  01 Agosto 2019

Los días 15, 16, 17 y 18 de agosto del año 1969 fueron el momento cumbre del movimiento hippie. Durante esas jornadas se celebró en el Estado de Nueva York un festival que terminaría pasando a la historia. Este 2019 se cumplen 50 años de Woodstock, un momento mítico de la historia estadounidense y mundial, y se pretendía celebrar un aniversario con un festival conmemorativo por todo lo alto. Pero los organizadores se han visto obligados a cancelarlo porque no tenían ubicación, y las principales cabezas de cartel habían abandonado el barco. Un barco que, en realidad, nació y murió aquel verano del 69.

Aproximadamente medio millón de personas se concentró en aquella granja durante aquellos cuatro días, muchas más de las que se esperaba. La mayoría de asistentes eran lo que se conocería como 'hippies', un movimiento contracultural que nació, entre otros motivos, para protestar contra el gobierno estadounidense por su participación en la guerra de Vietnam. Entre otras cosas, porque muchos jóvenes de aquel tiempo tuvieron que ir a la batalla obligatoriamente ante la escasez de tropas en la zona. Algunos de ellos, no volvieron, o no pudieron superar el trauma de un conflicto bélico para el que no están preparados.

En la fiesta de Woodstock, no solo la música fue protagonista. Las drogas, el amor libre y el descontrol absoluto robaron importancia a grandes astros de la música como Joan Baez, Janis Joplin o The Who. Jimi Hendrix actuó el último, delante de mucha menos gente que sus compañeros, debido a que el domingo por la tarde la lluvia retrasó las actuaciones. Él, pese a cantar el lunes por la mañana, momento en el que ya mucha gente se había marchado, permitió a los asistentes vivir un momento único, tocando el himno de Estados Unidos con la guitarra como protesta.

¿Qué queda de agosto del 1969?

Si hablamos estrictamente de Estados Unidos, más bien poco. Por aquel entonces era Richard Nixon (del Partido Republicano) quien se encontraba en la presidencia, y 50 años después es Donald Trump (extremo hasta para republicanos) quien reside en la Casa Blanca, así que cero avance en ese aspecto.

En cuanto al antibelicismo, es obvio que no funcionó. El gobierno americano nunca ha atendido a protestas pacifistas en lo que a sus intereses militares se refiere. Hasta 1975 no se fueron de Vietnam (con una clara derrota), y no por ello dejaron de entrar en conflictos con países de medio mundo. Como dato curioso, desde entonces han sido dos presidentes (Barack Obama y Jimmy Carter), un vicepresidente (Al Gore) y un secretario de estado (Henry Kissinger) estadounidenses galardonados con el Premio Nobel de la Paz. Algo está fallando.

Sara Socas vs Rapder: las batallas de gallos son así, no hablemos sin saber
Aclaramos todo el lío que se ha montado en las redes a raíz de la batalla de gallos entre Sara Socas vs Rapder. Esto forma parte de la performance, señores.
A nivel social, era un movimiento que abogaba por el amor libre y el respeto a todas las razas. En este caso, sí que podemos decir que hemos avanzado. No lo suficiente, pero la situación es mejor que la de entonces. Aunque Trump lance un discurso autárquico, retrógrado y racista contra los inmigrantes mexicanos, se supone que entonces la situación era más crítica, sobre todo entre la población afroamericana. En cuanto al amor libre, depende. Hay países en los que se ha llegado a una situación sostenible. Pero es un avance muy desigual. E incluso en los países más 'civilizados' en este aspecto, hay energúmenos que aún no han aprendido a respetar la libertad sexual de sus conciudadanos.

Cualquier previsión de asistencia fue muy superada en Woodstock
Cualquier previsión de asistencia fue muy superada en Woodstock GTRES

El antisistema que el sistema quiere

Era un movimiento antisistema, anticapitalista. No hay mucho que decir, no ha habido cambios en este aspecto. Más bien al contrario. Esta primera oleada de gente podía tener más o menos claros sus ideales, pero luchaban por ellos. Desde entonces, los sucesores en la actividad contra el sistema no han sido otra cosa que "los antisistema que el sistema quería". Si queda algún hippie en algún sitio, será de forma independiente y muy minoritario.

También fueron los precursores del ecologismo. Si será curioso el ecologismo actual que, aunque se supone que mucha más gente está concienciada con el tema, y que todos luchamos hoy codo con codo por la preservación del planeta, contaminamos mucho más que entonces. O somos unos hipócritas que nos gusta hacer postureo pero luego cuidamos nuestro medio ambiente entre poco y nada, o son otros quienes se encargan de destruirlo, pero no protestamos lo suficiente. En el fondo nos da igual.

En algunas cosas sí se ha mejorado

Pero no todo ha sido negativo. Aquellos años supusieron un crecimiento en el consumo de drogas, y en las muertes que esta causaba, muy importante. También el tema del amor libre en aquella época en la que la información sobre las enfermedades de transición sexual era mínima fue peligroso. En estos aspectos, debido a los muchos avances sociales, médicos y educativos, la mejora es evidente.

Una de las fotografías más icónicas de Woodstock, un guiño más de Los Simpson
Una de las fotografías más icónicas de Woodstock, un guiño más de Los Simpson Twitter

Y entrando en el terreno más puramente subjetivo, hay otro punto en el que el tiempo ha hecho que salgamos perdiendo claramente. La música. Tal vez dentro de 30 años veamos a Rosalía, J Balvin, Bad Bunny, Lady Gaga o a BTS como los clásicos que dan mil vueltas a la música del futuro. No lo dudo. Pero mientras tanto, The Who, Janis Joplin, Joe Cocker, Joan Baez o Jimmy Hendrix, y aquellos que no pudieron o no quisieron asistir pero fueron invitados como Bob Dylan, Led Zeppelin o The Beatles guardan una leyenda tras de sí difícil de superar.

Todavía no se ha contestado la pregunta: ¿qué queda del verano del 69? El recuerdo, que no es poco. La música, que no es poco. El 'No a la guerra', que no es poco. Y una fecha para la historia, que es mucho.

Artículos recomendados