'Yesterday': ¿cuánto hubiéramos perdido sin The Beatles?

¿Cuánto hubiéramos perdido en un mundo sin The Beatles?

La película 'Yesterday' nos muestra un universo paralelo en el que nadie sabe quiénes son The Beatles. Ahora bien, ¿cómo sería nuestro mundo si la banda nunca hubiera existido realmente?

Por Guillermo Galindo  |  27 Junio 2019

¿Os imagináis un mundo sin The Beatles? 'Yesterday', la nueva película de Danny Boyle, plantea este universo utópico en el que nadie recuerda las canciones de la mítica banda de Liverpool salvo el protagonista, que, claro está, se lucra con esta oportunidad de oro. Pero, realmente, ¿qué sería de nosotros si Paul, John, George y Ringo no se hubieran juntado jamás, no hubieran pasado por todo tipo de situaciones entre Hamburgo y Liverpool y no se hubieran convertido en la banda que lo cambió todo? ¿Y qué sería de la música? Vamos a intentar resumir todo lo que nos aportaron, y todo lo que hubiéramos perdido.

El fenómeno fan

La 'Beatlemanía' consolidó lo que ya vivimos por primera vez con Elvis Presley: el poder de los iconos de la música entre la gente joven. Nada hubiera sido lo mismo en el fenómeno fan de la esfera del pop sin aquellos gritos, aquellas estampidas para ver a los cuatro integrantes de la banda, que nos dejaron imágenes para el recuerdo.

Los mejores disfraces de Halloween según tus gustos
Para amantes del cine o las series, baratos, mainstream, originales... Los mejores disfraces de Halloween según tus gustos, personalidad y presupuesto.
Aquellas chicas que corrían despavoridas para estar lo más cerca posible de sus ídolos fueron las madres de quienes hicieron lo propio en los 90 con Take That, y las abuelas de las fans de One Direction. La diferencia entre las bandas, musicalmente hablando, es un mundo, pero la locura que generó The Beatles fue el preludio de todo lo que estaba por venir. Sin The Beatles, quizás la forma de tratar a los grandes nombres de la música comercial hubiera sido diferente.

Los grandes conciertos en estadios...

Desde 1963 y especialmente en 1964 y 1965, cuando dieron el salto a EEUU, la 'Beatlemanía' que hemos comentado en el punto anterior estaba en su punto álgido. The Beatles llenaban con facilidad escenarios con capacidad de entre 1.000 y 10.000 personas, por lo que su manager, Brian Epstein, optó por una idea revolucionaria por aquel entonces: llevar al grupo a un estadio que multiplicaba por cinco o por seis el aforo habitual en los conciertos. El New York's Shea Stadium fue el lugar elegido, con 55.000 espectadores. Se llenó, y The Beatles hicieron historia. Ahora los cantantes más importantes abarrotan estadios, pero quien se atrevió a dar el primer paso fue Brian Epstein. Sin él, sin The Beatles, quizás nadie se hubiera arriesgado. Eso sí, las diferencias entre aquel agosto de 1965 y los conciertos en grandes estadios de la actualidad son importantes. Las entradas no costaban más de 5,75 dólares, el concierto duró una hora y el sonido era espantoso. Imaginad ahora un concierto de los cuatro de Liverpool con las posibilidades que hay...

... y el abandonarlos para centrarse en la música

Agosto de 1965 fue histórico para la música, porque por primera vez se hacía un concierto en un estadio de grandes dimensiones. Agosto de 1966 también lo fue, pero por un motivo completamente diferente: fue el momento en el que The Beatles dijeron basta.

Hartos de ser un mero producto, de hacer conciertos por todos los rincones del planeta y desperdiciar sus mejores años musicales en giras interminables, The Beatles dieron en el Candlestick Park de San Franscisco, California, su último concierto. El motivo, aprovechar su potencial y dedicarse por completo a crear composiciones, a jugar con la música. Ese mes de agosto de 1966 sacaron 'Revolver', y The Beatles nos ofrecieron tres años espectaculares. Su decisión supuso un hito en la historia de la música, y sirvió como precedente para que muchos músicos tuvieran la valentía de no hacer lo que les exigía la discográfica para ganar dinero, sino preocuparse en lo suyo, crear arte.

Por cierto, la banda planeó una gira internacional en un barco para poner fin así de manera antológica a su trayectoria como grupo, pero finalmente optaron por algo mucho más sencillo: el famoso miniconcierto en la azotea de los Apple Corps de Londres, el 30 de enero de 1969.

Los videoclips musicales

En 1966, The Beatles, ya completamente alejados de los conciertos que los habían mantenido ocupados el último lustro, quisieron deshacerse del otro gran factor que les quitaba tiempo, presentar las canciones en los programas de televisión. Sobre todo en los primeros años, The Beatles acudieron en innumerables ocasiones a la BBC y demás cadenas británicas y estadounidenses para promocionar sus canciones. En 1966 pensaron en una solución para limitar estas visitas, grabar un videoclip y enviárselo a las cadenas para que lo pusieran hasta la saciedad. Fue así como nacieron los videoclips musicales.

Boxeo sin contacto: en qué consiste y beneficios
El boxeo sin contacto es una rama del boxeo en la que no tendrás que subirte al ring. Descubre cómo se practica y cuáles son sus beneficios.
Los artistas de jazz ya habían grabado algunas escenas para sus canciones, y Elvis Presley usaba sus canciones dentro de las películas, pero el primer videoclip tal y como lo conocemos hoy en día, o al menos el primero que se distribuyó en masa, fue este 'Paperback Writer'. En gran parte, todos los vídeos musicales que triunfaron a partir de la década de los 80 se lo deben a la banda británica.

El álbum conceptual

Un álbum conceptual es aquel que sigue una historia o que tiene varias canciones unidas por un mismo tema. Aunque para mediados de los 60 ya se habían realizado algunos pequeños intentos en este ámbito, 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band', publicado en 1967, viralizó y puso en liza los álbumes conceptuales, a pesar de que 'Sgt. Pepper...' nunca fue un álbum conceptual al uso.

Fue la primera intención, eso sí, pero finalmente se descartó. No obstante, como algunas canciones sí tenían pequeñas historias que podrían relacionarse y en otras se eliminó el tiempo en silencio que las separa, durante mucho tiempo ha sido considerado el primer gran álbum conceptual de la historia. Lo que sí sirvió fue de inspiración para los grupos del futuro, que se empeñaron en crear álbumes con una trama que se fuera desarrollando progresivamente. Quién sabe si 'The Wall' de Pink Floyd hubiera existido sin 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band'.

Las letras impresas en los álbumes

'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band' es para muchos el mejor álbum de la historia, y el momento de mayor esplendor de The Beatles. Lo cierto es que a las innovaciones técnicas (que comentaremos más adelante) le acompañó una nueva propuesta en la que nadie había caído hasta ahora: poner las letras de las canciones impresas en el propio álbum, en su carátula. Poco a poco se perfeccionó la forma de incluir las letras, pero lo que está claro es que, desde entonces, no se nos escapa ni una palabra de cualquier canción.

En 'Sgt. Pepper's...' pudimos leer las letras por primera vez.
En 'Sgt. Pepper's...' pudimos leer las letras por primera vez. Parlophone Records / Capitol Records

Innovaciones técnicas de todo tipo con el sonido

En su estudio, The Beatles hicieron magia. Horas y horas encerrados inventando, no solo nuevas composiciones, sino nuevas melodías y efectos sonoros. Os dejamos todas las técnicas que llevaron a cabo, un arte sin el cual el mundo de la música hubiera sido mucho menos interesante:

  • Duplicación, sobregrabar la voz del cantante para ampliar su efecto
  • Distorsión
  • Loops de cinta
  • Incluir sus propios errores
  • Sintetizador Mogg en 'Abbey Road'
  • Variar en la distancia de los micrófonos
  • Variar la velocidad de la reproducción tirando de la propia cinta en 'Tomorrow never knows'
  • Sonido a la inversa. Esto lo vimos por primera vez en 'I'm only sleeping', del álbum 'Revolver'. John Lennon pulsó el botón equivocado porque iba bajo los efectos de la marihuana, pero el sonido que salió les cautivó a todos.

Un movimiento social y artístico inmortal

Hablar de The Beatles es hacerlo de la liberación de la juventud en una época concreta, del humor ácido de John Lennon, de cómo su evolución iba a la par de una década en la que se vivió de todo, del diseño del disco de 'Sgt. Pepper's...', del minimalismo del 'White Album', de la foto en la calle Abbey Road, de los primeros selfies de los que se tiene constancia, de la revolución del arte pop... Es hacerlo de tantas cosas, que solo el mero hecho de plantearnos que nada hubiera sucedido nos estremece.

Sus canciones

Por mucho que nos hayan aportado en todos los sentidos, su mayor legado es la música. De 'Yesterday' a 'Strawberry fields forever', pasando por 'Hey Jude', 'A day in the life', 'Let it be', 'While my guitar gently weeps', 'Something', 'Help!', 'Across the universe' y un sinfín de canciones más. No nos extraña que el protagonista de la película pegue el pelotazo solo con empezar a tocar sus acordes. En cualquier universo paralelo The Beatles tendrían su hueco en la cima de la música. Afortunadamente, en la realidad en la que vivimos también.

Las bromas con Yoko Ono

A pesar de que Paul McCartney negara tiempo después que Yoko Ono hubiera tenido algo que ver en la ruptura de la banda, la artista japonesa siempre tendrá que soportar esa carga sobre sus hombros. Los primeros años tuvieron que ser difíciles, pues los fans de The Beatles desplegaron toda su furia contra ella. Más tarde, sirvió de ejemplo para explicar aquella situación tan común en la que una persona que aparece de repente rompe la armonía de un grupo o pareja. Sin The Beatles, Yoko Ono posiblemente hubiera triunfado como una artista abstracta, y no hubiera sido el epicentro de las bromas durante décadas. Aun así, dudamos que ella no hubiera querido que existieran. No es plan de volver a hacerle la cruz...

El capítulo de los Solfamidas de 'Los Simpson'

El mejor resumen posible de la trayectoria de The Beatles la hicieron, cómo no, 'Los Simpson', en el primer episodio de la quinta temporada, titulado en España 'El cuarteto vocal de Homer'. En él se relata la historia de los Solfamidas, un grupo integrado por Homer, Skinner, Barney y Apu y claramente inspirado en la banda de Liverpool, con el mismo éxito, los mismos problemas (incluida una Yoko Ono) y el mismo final en la azotea, solo que esta vez en el bar de Moe. También a The Beatles le debemos uno de los mejores episodios de la historia de la serie.

No hay duda, The Beatles fueron y son fundamentales en la sociedad contemporánea. Menos mal que la película 'Yesterday' es solo ficción...

Artículos recomendados