Karaoke: 16 canciones en español que no pueden faltar

GTRES

Canciones y trucos que te harán triunfar en el karaoke: se acabaron las excusas para no cantar

Tanto una reunión familiar, como un viernes con amigos, pueden acabar en un improvisado karaoke, por lo que más vale estar preparados por si eso sucede. Por suerte, una vez termines este artículo, se acabaron tus miedos con el micrófono.

Por Ramón Fernández  |  08 Junio 2019

A todo el mundo le toca ir a un karaoke alguna vez. Es una experiencia que, para bien o para mal, todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida, ya sea en un karaoke de verdad, o un 'Singstar' improvisado en una cena familiar.

Hay quien sorprende al poco versado público con una gran voz. También quien puede que en algún momento haya tenido una voz y entonación aceptables, pero el estado de embriaguez le priva de la plena capacidad de su instrumento vocal. Y luego el tercer tipo de espécimen que te puedes encontrar en estos extraños y hostiles lugares es fácil de reconocer. Suele ser o bien el amigo de un amigo que acabas de conocer, o un miembro de tu familia política (cuñado, suegra, su tío, etc.). Con estos sujetos el problema es común: se creen que cantan bien, por lo que no suelta el micrófono en toda la noche, pero profiere unos berridos indefinibles. El gallo de Manel Navarro en Eurovision fue un canto angelical en comparación.

Si eres muy vergonzoso, una cerveza puede ser útil para desinhibirte (una, sin pasarse), y que puedas mostrar el torrente de voz que tu garganta puede llegar a crear. También es conveniente que escojas una canción acorde con tu tesitura. Es decir, si tienes una voz similar a la de Constantino Romero (para los más jóvenes, es el actor de doblaje de Darth Vader y Frollo, el de 'El Jorobado de Notre Dame') probablemente 'Thriller' de Michael Jackson no sea la mejor elección posible. Practicar en soledad también es conveniente. No puedes saber lo bien o mal que cantas si no te has escuchado nunca, porque los demás, salvo en casos especialmente graves, no te van a decir que les estás perforando los tímpanos.

Pero vamos a lo realmente importante del karaoke, sus canciones. Las canciones más míticas, que siempre deberán estar en tu repertorio si vas a pasar una noche de karaoke, y cuyas letras deberás saberte al dedillo antes de asistir a este tipo de eventos son muchas. Cada una tiene un momento a lo largo de la noche, y un objetivo. Es más, de la elección de la canción se pueden descubrir muchos rasgos del intérprete. En este caso, nos centraremos en música en español, porque el inglés de los karaokes suele desgarrar los oídos de todo angloparlante que se encuentre en un radio de 100 kilómetros del lugar del siniestro, pero no descartamos arriesgarnos con los temazos anglófonos en un futuro.

Para dedicar a tu madre o abuela

'Un beso y una flor' - Nino Bravo

'Empezar de 0', la colaboración más esperada de Yung Beef y La Zowi
Todo lo que necesitas saber sobre 'Empezar de 0', la primera canción de Yung Beef y La Zowi. La espera ha valido la pena.
Probablemente, junto al 'Eres tú' de Mocedades, sea la canción más querida entre nuestros mayores. No obstante, hay que tener cuidado, se trata de un reto para voces verdaderamente potentes, y puede terminar en desastre. Bien interpretada, esta mítica canción de una verdadera leyenda de la canción como era Nino Bravo puede subirte al Olimpo de la música en tu grupo de amigos y familiares. La coreografía es simple, un ligero balanceo de lado a lado, pero el verdadero objetivo es no destrozar demasiado una pieza tan buena.

Para hacer piña

'Son mis amigos' - Amaral

Este grupo aragonés tuvo muchas canciones conocidas durante lo que fueron sus años dorados, pero si tenemos que quedarnos con una para el karaoke, sin duda es esta. Un himno para abrazarte con toda tu pandilla y cantar sin dejar de gritar. Porque son tus amigos, por encima de todas las cosas.

Para el más chulo

'Zapatillas' - El Canto del Loco

Para hacer una correcta interpretación de este tema tienes que coger toda tu actitud de chuleta de barrio y ponerla sobre el escenario. La voz no es un requisito indispensable. Eso sí, por supuesto, lleva zapatillas. Para cantar esto los zapatos están totalmente prohibidos.

Para la persona que más odias en el mundo

'Rata de dos patas' - Paquita la del barrio

Esguinces: medidas de prevención y grados de la lesión
Los esguinces son una de las lesiones más comunes en la práctica del deporte. Por ello, te explicamos cómo podemos prevenirlos y qué niveles de gravedad hay.
Este conjunto de insultos e improperios sacará una sonrisa a tu público, excepto, por supuesto, a la persona a la que estés dedicando semejante rencor. Una forma elegante y talentosa de mandar bien lejos a quien te haya hecho una mala jugada. Como consejo, no mires fijamente o señales a nadie que aprecies mientras cantas esta canción, puede ser que te ganes una enemistad de por vida.

Para los que no saben cantar sin bailar

'Yo ya no quiero ná' - Lola Indigo

Aquellos afortunados que tienen el ritmo en las venas, y para los que moverse al son de la música no es una tarea imposible, pueden atreverse con los números más complejos, como este de Lola Indigo. Eso sí, no olvides que necesitarás cuatro acompañantes a la altura en lo que al baile se refiere... o que lo hagan tan mal que nadie se fije en ti.

Para los más melancólicos

'Vivir así es morir de amor' - Camilo Sesto

Canciones como esta del gran Camilo Sesto servirán para que tus padres se vengan arriba. Cantarán y bailarán como si no hubiera un mañana, y tú, por joven que seas no te puedes quedar callado, hay que sabérselas. El momento cumbre es cuando tu madre comienza el baile del esquí. No te podrás quitar esa imagen de la cabeza en toda la noche.

Para presumir de canto

'El patio' - Pablo López

Si por algo se caracterizan casi todas las canciones del malagueño es por su dificultad. Entramos en el nivel avanzado de karaoke, solo apto para los más expertos. No te confíes, alcanzar las notas que emite Pablo López es casi un imposible para la gran mayoría de las gargantas. Pero, si te ves capaz, adelante. A lo mejor estamos delante de una de las nuevas voces del panorama musical, y lo descubres en un karaoke junto a tres alemanes borrachos. La historia que emocionó a Spielberg.

Para el que más 'pasado' vaya

'El rey' - Vicente Fernández

Y llorar, y llorar... Llorando puedes acabar si no dejas de beber después de cantar esta canción. El que se lanza al más puro estilo mariachi con esta legendaria pieza de la música mexicana se encuentra en un estado claramente mejorable. No falla. La otra canción que permite descubrir al que está ya en las últimas es el 'Asturias, patria querida'.

Para aumentar la alegría general

'Caminando por la vida' - Melendi

Hablando de Asturias, no podemos olvidar a Ramón Melendi. Pese a sus múltiples cambios de estilo, tanto en lo que respecta a su vestuario como a su música, la mayoría de la gente se quedará siempre con las primeras canciones. El Melendi de entonces parece que nunca volverá, pero esos temazos siguen con nosotros.

Para crear atmósfera romántica

'Bailar pegados' - Sergio Dalma

La gran oda al baile agarrado. Este tema que fue a Eurovisión servirá para crear parejas. O desengaños, quién sabe. Pero bueno, eso debería darte igual, tu única preocupación debe ser cantar. [Advertir que una imitación excesivamente fidedigna de la rasgada voz de Sergio Dalma puede provocar daños irreversibles en las cuerdas vocales.]

Para subir el ánimo (da igual la hora que sea)

'Princesas' - Pereza

Entre las toneladas de reggaeton, trap y similares que suenan diariamente en las discotecas de toda España, este tema de Rubén y Leiva se sigue colando en las listas de reproducción de los DJ de casi todas ellas. Es cierto que normalmente la ponen a ultimísima hora, pero a algunos románticos puretas todavía nos levanta el ánimo ya cansado cuando salimos de fiesta, y, por supuesto, en el karaoke la vivimos como si no hubiera un mañana.

Para que parezca que estás a la última

'Con altura' - Rosalía, J Balvin

Probablemente necesites más de una escucha solo para entender la letra en su totalidad, pero desde luego la melodía quedará instalada en tu memoria desde la primera vez. Si encuentras un karaoke que actualice sus canciones, es la canción ideal para dártelas de entendido en la actualidad musical. Además, siempre queda el comodín de cantar solo el "con altura" dejando lucirse en el fraseo a tus compañeros. Un win-win de manual.

Para poder decir: "seré amm"

'Amante Bandido' - Miguel Bosé

Yo, y tú; tú, y yo; no digas que no... Para cantar esto hay que tener mayor dominio de las artes escénicas que de la voz, pero fue un himno y prácticamente siempre aparecerá en un karaoke. Recomendamos encarecidamente, eso sí, que no copiéis el estilismo que lleva Miguel Bosé en esta canción. El realismo es importante pero a veces se puede obviar. Imitar sus movimientos es más que suficiente.

Para subir la temperatura

'Purpurina' - Alberto Gambino

En la categoría 'reggaeton antiguo que todo el mundo se sabe', una buena opción es el tema de Alberto Gambino. Su letra, algo irreverente, no es apta para todos los públicos, pero la autotuneada voz del cantante la hace una canción sencilla y divertida.

Para partirse la camisa

'Como Camarón' - Estopa

Imprescindible un poco de los hermanos Muñoz para redondear la noche. Es increíble el éxito de José y David, que, gusten sus canciones o no, todo el mundo se las sabe. 'La raja de tu falda', 'Partiendo la pana' o 'Vino Tinto' pueden tener el mismo efecto, aunque solo 'Como Camarón te dará la excusa suficiente para arrancarte los botones de la camisa.

Porque su ausencia sería imperdonable

'Mi Gran Noche' - Raphael

Terminamos con el clásico de los clásicos. Esta canción, pese a haberse estrenado en el año 1966, ha envejecido tan bien como su intérprete. Hoy, es difícil encontrar alguien que nunca la haya escuchado, tenga la edad que tenga. Y es que Raphael es mucho Raphael.

Acompañar la actuación con una imitación gestual del artista de Linares ayudará a que te ganes al público, y entres en el personaje totalmente.

En total, hemos propuesto 16 canciones de todo tipo de estilos. Unas con baile y otras sin él. Unas para voces agudas, otras para voces graves, y alguna para la que no hace falta tener noción alguna de cantar. Solo falta decidir cuál es la tuya.

Artículos recomendados