¿Conseguirá YouTube arrebatar el trono a Twitch? ¿Conseguirá YouTube arrebatar el trono a Twitch?

YouTube / Twitch

YouTube, el gigante dormido que está a punto de despertar

YouTube planea dar un golpe sobre la mesa para recuperar el espacio que Twitch le ha quitado, con ofertas millonarias a grandes streamers y mejoras profundas en la plataforma. 2022 se prepara para una nueva guerra.

Por Jon Irisarri  |  10 Diciembre 2021

Twitch lleva ya un tiempo siendo la plataforma por excelencia de los streamers. De hecho, muchos de los youtubers que antes solo subían vídeos en YouTube, han preferido dedicar su tiempo a realizar directos en la plataforma morada. La hegemonía actual de Twitch es innegable, superando a YouTube como la mayor forma de consumo de entretenimiento. Al fin y al cabo, los mayores creadores de contenido han preferido construir su carrera alrededor de Twitch, cerrando la etapa anterior de Youtube.

Es más, el cambio de plataforma supuso también un cambio en la forma de consumo. Mientras que hace años era habitual consumir vídeos de YouTube, ahora los directos han tomado el relevo, ganando una mayor relevancia. La gente prefiere estar acompañado por su streamer favorito durante horas en lugar de ver un vídeo cortado de 20 minutos. La nueva moda, que terminó de impulsarse con la pandemia en 2020 y el consecuente aumento de tiempo libre, ha hecho que Twitch se establezca como la plataforma por excelencia para los creadores de contenido.

A pesar de esta situación crítica, YouTube parece que no se dará por vencido. No solo eso, sino que su plan pasa por contraatacar y recuperar el terreno perdido. Hay que destacar que estamos ante un gigante dormido, una plataforma enorme y ya histórica con innumerables ofertas. Quizás puede que esa grandeza fuera la que le llevara a descuidar a los youtubers en su momento, que se quejaron enormemente del trato de la compañía debido a las numerosas trabas y a las pobres condiciones económicas que ofrecía la empresa.

El consumo de directos en Twitch es una de las formas de entretenimiento más comunes entre los jóvenes. El consumo de directos en Twitch es una de las formas de entretenimiento más comunes entre los jóvenes., imagen de sustitución
El consumo de directos en Twitch es una de las formas de entretenimiento más comunes entre los jóvenes. Unsplash

No sabemos si habrán aprendido la lección, pero lo cierto es que YouTube está decidida a revertir la situación de cara a 2022. El primer paso, mostrar su poderío a golpe de talonario. La plataforma ha fichado a Ludwig, una ya exestrella de Twitch que ha vuelto a YouTube tras una gran oferta. Este paso es fundamental, puesto que el cambio de uno de los streamers más grandes de los últimos años puede servir de ejemplo para que muchos vayan detrás.

YouTube se encuentra en el momento oportuno para convencer a los creadores de contenido más importantes de que un regreso no sería tan malo. Influye también el hecho de que Twitch no está haciendo las cosas tan bien como se imaginaban. Auronplay, el streamer hispanohablante con más views, ya reconoció que le gustaría acabar su carrera en YouTube, y otros creadores de contenido legendarios como Knekro han criticado las últimas actitudes de Twitch, desde el recorte en los precios de las suscripciones a los baneos exagerados a muchos streamers. YouTube pretende aprovecharse de este mal momento.

¿Cómo puede recuperar YouTube el trono perdido?

Aun así, no es fácil la tesitura ante la que se encuentra YouTube. Por un lado, el modo de consumo ya no favorece tanto al formato vídeo, y los directos prevalecen sobre el resto. En ese sentido, Twitch es una plataforma dedicada exclusivamente a ese formato, por lo que YouTube tendrá que hacer numerosos esfuerzos en mejorar sus directos de cara a que la gente vuelva a la plataforma. Por otro lado, las condiciones económicas propuestas tendrán que ser mejores que las del pasado. No vale de nada hacer una oferta millonaria a Ibai o Auronplay si luego la gran parte de los streamers tienen unas condiciones pésimas. Si algo así ocurre, solo ciertas figuras clave se moverán a YouTube, quedando una comunidad dividida y con pocas posibilidades de éxito de cara al futuro.

El consumo de vídeos de youtubers ya no está tan en auge como antes, y darle más importancia a los directos es una de las claves. El consumo de vídeos de youtubers ya no está tan en auge como antes, y darle más importancia a los directos es una de las claves., imagen de sustitución
El consumo de vídeos de youtubers ya no está tan en auge como antes, y darle más importancia a los directos es una de las claves. Unsplash

Además, uno de los aspectos que debería tener en cuenta YouTube es cuidar a todos los que vayan a trabajar en su plataforma. Y no solo en términos económicos, sino en la idea de facilitar su trabajo y potenciar sus contenidos para que la plataforma vaya hacia adelante. Banear por cualquier acto, sin ningún tipo de cuidado o investigación o profunda, es no tener en cuenta a quien trabaja para ti. Para tener en cuenta hasta qué punto se descuida al creador de contenido, el propio Ludwig, fichaje estrella de Youtube, fue baneado a los dos días por poner unos segundos de una conocida canción. Al fin y al cabo, si los que stremean en la plataforma tienen la sensación de que Youtube o Twitch les están haciendo un favor y no al revés, la comunidad se siente desprotegida y descontenta.

¿Le interesa realmente competir a YouTube?

Ha quedado claro que YouTube es mucho más que los youtubers y los streamers. Además, para poder cambiar la situación y recuperar el trono que Twitch le arrebató, tiene un gran trabajo por delante. Por lo tanto, ¿le interesa competir para conseguirlo? ¿No tiene suficiente con sus millones de visualizaciones cada día? Para entender el interés de YouTube por hacerse de nuevo con el trono, existen dos claves fundamentales: el futuro y el prestigio.

El futuro, porque el consumo de entretenimiento dentro de unos años va a pasar todavía más por estos creadores, y el crecimiento de beneficios va a ser exponencial. Y el prestigio, porque tener entre sus filas a los mejores y haber recuperado todo lo que le habían arrebatado es una muestra simbólica de que YouTube es un gigante que va en serio. Por todo ello, YouTube competirá por volver a ser la plataforma por excelencia, pero sobre todo, por ser un lugar mucho mejor para los creadores y la audiencia. De hasta qué punto lo consiga dependerá su triunfo o el mantenimiento de Twitch.

Artículos recomendados