Viajes para amantes del rock, country, pop o jazz Viajes para amantes del rock, country, pop o jazz

Unsplash

Destinos que debes visitar alguna vez si te apasiona el rock, el jazz, el country o el pop

Son muchos los estilos que han marcado la historia de la música y que tantas veces han sonado en nuestros cascos o en el coche. Pero si quieres ir un paso más allá y adentrarte de lleno en ellos, te proponemos una serie de destinos imprescindibles para amantes del pop, el rock, el jazz y el country.

Por Jon Irisarri  |  02 Diciembre 2021

El rock, el jazz, el country o el pop son estilos musicales que han marcado nuestros gustos y que, además, tienen multitud de historias a su alrededor. La cultura que han generado se puede observar en los rincones de distintas ciudades, y es por ello que vamos a realizar una guía completa de qué ciudades deberías visitar para adentrarte en estos estilos musicales.

Jazz

La historia del jazz a lo largo de todo el siglo XX permite que los amantes del jazz estén fascinados con la cultura y el aura especial que rodean este género. Para conocerlos de primera mano, estos son algunos de los lugares de visita obligada.

Nueva Orleans

Si queremos conocer la historia del jazz, no podemos perdonar una visita a la ciudad que lo vio nacer. Ubicada a las orillas del Mississippi, Nueva Orleans es una de las ciudades más heterogéneas en cuanto a culturas se refiere, y su calidad cultural y musical es inmensa. Y toda esa amalgama de culturas también tiene en su pasado la victoria de ver cómo el indígena Buddy Bolden traía la música jazz a finales del siglo XIX en el barrio de Storyville.

La variedad de culturas de Nueva Orleans se traduce en una rica escena musical. La variedad de culturas de Nueva Orleans se traduce en una rica escena musical., imagen de sustitución
La variedad de culturas de Nueva Orleans se traduce en una rica escena musical. Unsplash

En esta ciudad podemos visitar el New Orleans Jazz Museum, y si pasamos por la calle Frenchmen podremos escuchar música de lugares como el Three Muses o The Spotted Cat Music Club. En este último podrás tener shows tres veces por día y los siete días de la semana. En esta ciudad, también conocida como 'The Big Easy', nacieron ilustres del jazz como Louis Armstrong, uno de los mejores trompetistas de la historia, o Sidney Bechet.

Nueva York

Nos movemos hacia el norte, como hicieron los migrantes de jazz a principios del siglo XX. Podríamos haber ido a ciudades como Boston o Chicago, que tienen una gran historia detrás, pero es imprescindible parar en la meca del jazz: Nueva York. Este lugar ha visto actuar a grandes estrellas del jazz como John Coltrane y Bill Evans, y desde la década de los gloriosos años 20 el jazz se ha convertido en una de las bandas sonoras de la ciudad. Aquí se podrá disfrutar del National Jazz Museum o de la Louis Armstrong House. Además, en el Jazz Cat se podrá escuchar música mientras juegas al billar o al ping pong, y si quieres llegar a las entrañas del jazz, es recomendable el local Blue Note. Con el nombre de una de las discográficas más famosas de jazz de la historia, este lugar ofrece lo mejor del jazz local e internacional.

El local 'Blue Note' es puro jazz, y es que pasan por ahí todo tipo de artistas. El local 'Blue Note' es puro jazz, y es que pasan por ahí todo tipo de artistas., imagen de sustitución
El local 'Blue Note' es puro jazz, y es que pasan por ahí todo tipo de artistas. Unsplash

Copenhague

Estados Unidos es el país más destacado en cuanto a la cultura del jazz, pero no el único. El latin-jazz de la Habana, Cape Town y su International Jazz Festival o lugares sorprendentes como Jakarta ponen en evidencia que Estados Unidos y Europa no son los únicos lugares donde se puede disfrutar del jazz. Ahora bien, no podemos dejar pasar la oportunidad de recomendar una visita a Copenhague, y si es el primer viernes de julio, mejor. Y es que ese día comienza el Copenhaguen Jazz Festival, el cual ofrece durante 10 días 1.300 conciertos de jazz, donde podrás disfrutar de esta música en un ambiente mucho más festivo. Además, en Copenhague fue donde se grabó el famoso vinilo del último tour de Miles Davis y John Coltrane, siendo este uno de los discos más importantes de la historia del jazz.

Rock

Si el jazz ha tenido una historia amplia y una cultura poderosa, el rock no tiene nada que envidiar. Pese a tener bastantes menos años de historia, la segunda mitad del siglo XX ha estado marcada por este estilo, y podemos encontrar lugares mágicos alrededor de todo el mundo. Desde la pequeña casa del padre del rock n' roll Chuck Berry en St. Louis, Missouri, este estilo ha calado en cada rincón del planeta.

Seattle

La primera parada es innegociable. El lugar de nacimiento de Jimi Hendrix, uno de los guitarristas más famosos de todos los tiempos, debería ser motivo suficiente. Pero es que a eso se le añade que en Seattle surgió el grupo Nirvana, otro clásico del rock. De hecho, una de las primeros monumentos recomendables es Viretta Park, un memorial de los fans de Kurt Cobain, el cantante de Nirvana, para recordarlo.

La ciudad más poblada de Washington es una de las ciudades que más ha aportado a la cultura del rock, siendo también anfitriona de la creación de otro subgénero: el grunge. El Café Racer, el Columbia City Theater o The Showbox at the Market son algunos de los lugares donde se vive la música de verdad. Sin embargo, el plato fuerte de la ciudad, el lugar que sí o sí debe ser visitado por todo rockero, es el Experience Music Project, donde se homenajea la figura de Jimi Hendrix hasta tal punto, que la forma del museo adopta una especie de guitarra destrozada, como hacía él. El museo ha cambiado de nombre varias veces, y ahora es conocido como Museum of Pop Culture. Pese a ese cambio, es un lugar imprescindible para todos los amantes de la música, y el espectacular homenaje de su arquitectura merece una visita.

El 'Museum of Pop Culture' es una obra arquitectónica espectacular El 'Museum of Pop Culture' es una obra arquitectónica espectacular, imagen de sustitución
El 'Museum of Pop Culture' es una obra arquitectónica espectacular Unsplash

Liverpool

Si Seattle ha hecho mucho por el rock, ¿qué podemos decir de Liverpool? El hogar de The Beatles y el reformado The Cavern Club, donde el grupo se convirtió en leyenda, te esperan. Además, existe el Fab Four Taxi Hours, con el que podrás conocer los domicilios de la infancia de los integrantes del grupo, y si ya eres extremadamente fan, siempre puedes coger un tren y ver en Londres la mítica calle Abbey Road que da el nombre al disco (y el paso de cebra de la portada). Si por lo que sea no eres muy de The Beatles, Liverpool también tiene una gran oferta rockera para ti. Por el Echo Arena pasan muchos músicos de renombre, y también se celebra en la cuidad el Liverpool International Music Festival. En definitiva, Liverpool respira música por todos sus costados, y es uno de los pilares de la historia del rock.

Por las calles de Liverpool se puede observar que 'The Beatles' son unos auténticos ídolos. Por las calles de Liverpool se puede observar que 'The Beatles' son unos auténticos ídolos., imagen de sustitución
Por las calles de Liverpool se puede observar que 'The Beatles' son unos auténticos ídolos. Unsplash

Cleveland

Volvemos a Estados Unidos para pasar por Cleveland, Ohio. Puede que sorprenda la elección de este sitio, pero es que Alan Freed, un famoso DJ de la primera mitad del siglo XX, fue el inventor del término rock n' roll cuando vivía en esta ciudad. Cuando nadie apostaba por este nuevo género, él lo hizo, y el resto es ya historia. ¿ Cómo no iba a aparecer el lugar que bautizó el estilo? Pues bien, a esto se le añade que en Cleveland encontramos el Rock and Roll Hall of Fame, el museo por excelencia de este estilo musical. En él se podrá observar una grabación de 14 minutos donde se explican los orígenes del rock, manuscritos de los Beastie Boys o hasta cartas de odio dirigidas a los Rolling Stones.

Este edificio es como la meca de todo rockero. Este edificio es como la meca de todo rockero., imagen de sustitución
Este edificio es como la meca de todo rockero. Unsplash

Country

Uno de los clásicos del siglo XX como el country también tiene sus destinos particulares. Este estilo surgido en la década de 1920 combina música folclórica con otros estilos como el blues o el gospel. De la unión de todo ello surgió uno de los géneros de referencia de los Estados Unidos. Pero, ¿en qué ciudades podemos adentrarnos en la historia del country y similares como la americana?

Nashville

La capital de Tennessee es conocida como la capital de la música country. La unión de la música folclórica de países europeos llegaría para mezclarse con otros estilos afroamericanos y construir este nuevo género. El banjo es uno de los instrumentos clave del estilo, y no es difícil encontrar uno en la ciudad. Además, la cantante Dolly Parton es uno de los símbolos de Nashville, y en el Country Music Hall of Fame o el Johnny Cash Museum podrás informarte sobre otros grandes clásicos. Si lo que quieres es vivir una noche mágica de country en directo, sin duda, hazlo en el Robert's Western World.

Bristol

Cerca de Nashville se encuentra Bristol, ciudad entre los estados de Tennesse y Virginia, y es ahí donde se grabaron las primeras canciones de country, conocidas como las Bristol Sessions. Además, en Bristol se puede visitar el Birthplace of Country Music Museum, donde se podrá apreciar la historia del género musical, con sus grandes momentos y los artistas más importantes. En caso de que quieras tener un viaje más animado, es recomendable asistir al festival Bristol Rhythm & Roots Reunion.

Bakersfield

Cruzando casi el país entero de este a oeste llegamos a Bakersfield, en California. Aquí se creó un sonido particular dentro del country, propio de una ciudad obrera como esta, donde músicos como Buck Owens o Merle Haggard añadieron un toque eléctrico al estilo tradicional. Al igual que en otros destinos elegidos, en Bakersfield puedes disfrutar de historias del country gracias al Bakersfield Music Hall of Fame.

Por cada rincón de estas ciudades se podrá ver a gente tocando el banjo. Por cada rincón de estas ciudades se podrá ver a gente tocando el banjo., imagen de sustitución
Por cada rincón de estas ciudades se podrá ver a gente tocando el banjo. Unsplash

Pop

Los anteriores géneros musicales tenían todos una cultura relativamente cerrada. Sí que es cierto que el rock es el que más globalizado está, pero no es nada comparado al caso del pop. El pop es un estilo que lo abarca todo, que se encuentra en todas las esquinas y que cada cual lo vive a su manera. La industria musical de las últimas décadas del siglo XX ha estado marcada por la música pop, pero como es complicado establecer un origen concreto del pop, destacaremos varios destinos con los que poder ir un paso más allá en una de las culturas musicales más globalizadas de la historia.

Seúl

Seúl se ha erigido en los últimos años como uno de los lugares más importantes en cuanto a la música pop. En concreto, ha sido el k-pop el subgénero que ha explotado en la industria, logrando que un estilo particular del mundo asiático llegue al resto de países. Y la capital de todo ese mercado del k-pop es Seúl, ciudad que atrae a multitud de artistas asiáticos que quieren hacerse un hueco en la industria. Existen numerosos tours y lugares especiales a lo largo de las calles de Seúl donde conocer la historia del k-pop y de los grupos más icónicos. Si eres fan del subgénero, la visita es obligada.

El k-pop es algo más que un género musical: es una cultura impulsada por todo un continente. El k-pop es algo más que un género musical: es una cultura impulsada por todo un continente., imagen de sustitución
El k-pop es algo más que un género musical: es una cultura impulsada por todo un continente. Unsplash

Manchester

Si en Seúl nació el k-pop, unos cuantos años antes en Manchester se vivió el surgimiento de un nuevo fenómeno asociado al pop. En los años 90 surgía el britpop, una especie de reacción que reivindicaba la interpretación británica de la música pop y rock. Oasis o Supergrass fueron algunos de los grupos que fomentaron este nuevo subgénero que marcaría el final del siglo XX. En Manchester es de obligada visita la calle Oldham Street, que vió como estos grupos, junto con estrellas anteriores como los Joy Division, ponían Manchester en el mapa de la industria musical. Por último, aunque ya no exista, es interesante acudir al lugar donde estaba The Haçienda Nightclub, un conocido local que vio como numerosos grupos pasaban por allí desde 1982 hasta 1997.

El britpop marcó a la generación británica de final de siglo. El britpop marcó a la generación británica de final de siglo., imagen de sustitución
El britpop marcó a la generación británica de final de siglo. Unsplash

Estocolmo

Como ya se ha comentado, el pop no entiende de fronteras, y este género tan global lo podemos disfrutar en todos los lugares. Uno de ellos es Estocolmo, lugar que vio nacer a una de las bandas de pop más famosas de todos los tiempos: ABBA. El grupo sueco ha sido historia de la música, y para reconocer su legado, en Estocolmo se puede visitar el Museo ABBA, donde gracias a herramientas interactivas se podrá hacer un repaso de la historia del grupo y disfrutar con tus acompañantes cantando éxitos de la banda.

Artículos recomendados