Sony te ayuda a encontrar aparcamiento con su nueva tecnología Sony te ayuda a encontrar aparcamiento con su nueva tecnología

Sony patenta una nueva tecnología para dejar de sufrir al buscar aparcamiento

Los sensores IMX500 de Sony se encuentran en una fase beta en Roma y también ayudarán a reducir la contaminación, los atascos y hasta los atropellos en pasos de peatones. Las ciudades inteligentes son cada vez más una realidad.

Por Álex García  |  04 Junio 2021

Hay labores tediosas y luego está la de aparcar en zonas céntricas de una ciudad. Algunos llegan a tal nivel de agotamiento, que dejan el coche mal estacionado, arriesgándose a ser multados; otros directamente se rinden y no se plantean coger el coche si saben que van a tener que estacionar en zonas complicadas. La otra opción es pagar un parking privado, pero no siempre está a nuestro alcance. Pues bien, tiempo perdido, atascos, gasto extra de combustible, frustración y demás consecuencias de buscar aparcamiento podrían estar llegando a su fin gracias a Sony.

La multinacional japonesa Sony ha anunciado que sus sensores de visión IMX500 con Inteligencia Artificial (IA) están listos para ponerse a prueba. La ciudad elegida para este programa piloto ha sido Roma, que servirá de conejillo de indias para probar la efectividad de este sistema de estacionamiento inteligente que tiene objetivos muy claros: reducir la contaminación y los enormes atascos provocados por las personas que buscan de manera incesante un sitio para aparcar.

¿Qué mejor sitio que Roma para empezar las pruebas? ¿Qué mejor sitio que Roma para empezar las pruebas?, imagen de sustitución
¿Qué mejor sitio que Roma para empezar las pruebas? Unsplash

El sistema inteligente funciona mediante una app

Los sensores de visión IMX500 incorporan mediante chips una inteligencia artificial a la que los usuarios puede acceder a través de una app. El sistema consiste en un mapa en tiempo real que muestra las coordenadas exactas de los aparcamientos libres. Así, los conductores reciben alertas en su móvil para ser dirigidos al estacionamiento gratuito más cercano. Lo cierto es que la iniciativa surgió con la intención de solucionar el problema de la congestión del tráfico y la contaminación, pero los beneficiados con esta tecnología seríamos todos. Tanto es así, que la de buscar aparcamiento no es la única función de los nuevos sensores inteligentes de Sony.

Marquesinas de autobús inteligentes

El ambicioso proyecto incluye además un estudio de los sistemas de inteligencia artificial de las ciudades con el objetivo de optimizar las redes de transporte público. Es en este punto cuando surgen las marquesinas de autobuses inteligentes. A través de los sensores en las marquesinas, se podrán contar las personas que suben y bajan de cada autobús para hacer estudios sobre la afluencia y así optimizar los horarios de las redes de autobuses y por ende los costes.

El sistema es capaz de evaluar la longitud de la fila de personas que están esperando y las que suben y bajan de los autobuses. A partir de ahí se procesan todos los datos a través de una red neuronal para luego enviarlos a una plataforma de software que han llamado 'Envision'. Es en ese momento cuando la información ya estaría a disposición del personal de transporte que se encarga de planificar y programar las redes de autobuses. El sistema es capaz de percibir cuando un autobús lleva un número de personas que excede su capacidad para así administrar mejor la afluencia y los horarios y mejorar considerablemente la experiencia de uso.

Las marquesinas de autobuses inteligentes evaluarán la cantidad de pasajeros que hay en cada autobús. Las marquesinas de autobuses inteligentes evaluarán la cantidad de pasajeros que hay en cada autobús., imagen de sustitución
Las marquesinas de autobuses inteligentes evaluarán la cantidad de pasajeros que hay en cada autobús. Unsplash

Seguridad en los pasos de peatones

Además de las dos funciones anteriores, también se irá activando de forma progresiva un sistema de alertas en los pasos de cebra. Cuando los viandantes estén cruzando, se activará una alerta que utiliza iluminación inteligente de baja latencia en la vía para que sean más visibles por parte de los conductores. Es cierto que ya existen vehículos que incorporan tecnologías similares, pero al de Sony, al funcionar con una enorme red neuronal, promete ir un paso más allá. La idea es reducir los atropellos en pasos de peatones, mucho más frecuentes de lo que pensamos.

Genius, los innovadores y seguros sensores del futuro

Los dispositivos inteligentes o sensores reciben el nombre de Genius. Son tan 'genius', que el mismo sensor es capaz de enviar en tiempo real información sobre un espacio libre de estacionamiento, sobre la presencia de transeúntes en la calzada o el número de personas que suben y bajan de un autobús. Aparte de lo ya mencionado, este sistema inteligente ayuda a reducir el ancho de banda apoyándose en redes ya existentes y minimizando los costes de energía y de infraestructura de comunicaciones.

Como comentábamos, los IMX500 están en una fase beta en la ciudad de Roma, durante la cual los sensores estarán acoplados a un semáforo. La ciudad italiana ha sido la elegida al ser una de las grandes capitales europeas con serios problemas con la eficiencia del transporte público, la contaminación y la congestión del tráfico. Como dato, los conductores en Roma pierden de media 10 días de su vida en medio de congestiones y atascos de tráfico. Asimismo, las antiguas carreteras de la ciudad, con calzadas irregulares y señalización complicada, serán de gran ayuda para probar la calidad de este nuevo sistema.

En Roma, aparcar es igual de complicado que no comerte un atasco. En Roma, aparcar es igual de complicado que no comerte un atasco., imagen de sustitución
En Roma, aparcar es igual de complicado que no comerte un atasco. Unsplash

En una época como la hoy, en la que la privacidad y la seguridad están en boca de todos, Sony tiene algo que decir para tranquilizar a los usuarios. Los sensores son capaces de registrar video, imágenes y demás datos, pero estos no van a ser almacenados en ningún momento. Es más, tampoco van a salir de los sensores. La IA procesa las imágenes internamente, por lo que la información que va a la red neuronal no es más que datos y parámetros que van a servir para llevar a cabo todas las mejoras tecnológicas mencionadas.

Todavía hay que esperar un poco para conocer los resultados de esta prueba piloto. De momento, sabemos que esta fase preliminar tiene el objetivo de testar la calidad de esta nueva tecnología para llevarla al resto de ciudades europeas lo antes posible. El concepto de smart city está en la agenda de la mayoría de las ciudades desarrolladas del mundo y, con proyectos como este, sabemos que ya son una realidad. Quién sabe qué nuevas mejoras nos deparará el futuro. De momento, contentémonos con que, si todo va bien, muy pronto dejaremos de sufrir mientras buscamos aparcamiento.

Artículos recomendados