Por qué Nochevieja es la peor noche del año para salir

Shutterstock

Dejad de fingir: Nochevieja es la peor noche del año para salir

Alcohol caro y de mala calidad y apenas 2 horas en la discoteca, todo ello por un dineral. ¿Todavía no os habéis parado a pensar que Nochevieja es la peor noche del año? Es el momento de reflexionar.

Por Guillermo Galindo  |  30 Diciembre 2019

Ya lo habíamos dejado caer cuando hicimos un artículo amistoso, amigable y desenfadado sobre 5 alternativas a ir de discoteca en Nochevieja. Pero no aprendisteis la lección. Lo leísteis, os gustó, pero acto seguido fuisteis directos a la web de entradas de turno a preguntar a un RRPP si aún quedaban en esa discoteca del centro.

Pues nada, lamento decíroslo, pero lo más probable es que ni tan siquiera te lo vayas a pasar bien. Porque Nochevieja es una mierda, así de claro. Más te vale desengañarte cuanto antes, o conseguir que tus amigos lo hagan, porque si no seguirás cayendo en la trampa de la que es, sin ningún tipo de dudas, la peor noche del año para salir. Y os vamos a explicar de manera pormenorizada por qué.

Así es como nos hacen creer que será nuestra Nochevieja. Nada más lejos de la realidad.
Así es como nos hacen creer que será nuestra Nochevieja. Nada más lejos de la realidad. Shutterstock

Cronología de una noche aciaga, como todas las Nocheviejas

Pasado Halloween, otra noche terrorífica (y no por el motivo de la fiesta, precisamente), todo es tranquilidad hasta que llega un fatídico mensaje a tu grupo de amigos: "oye, habrá que empezar a mirar lo de Nochevieja". Así, sin ninguna gana, ni por parte del que lo ha escrito ni de los que reciben la 'buena' nueva. Porque celebrar Nochevieja a la manera tradicional se ha convertido en una obligación de la que ya es imposible escapar. ¿Cómo vas a decir que pasas porque llevas desde 2016 sin un recuerdo ya no memorable, sino reseñable, el 31 de diciembre? Eso te convertiría definitivamente en un viejo, y no estás preparado para llevar esa etiqueta definitivamente, aunque en tu interior sabes que esté cerca.

Por tanto, lo que se te ocurre es decir: "¿Y si buscamos un local por nuestro barrio/nuestra zona?" Bien jugado, cerebro, para eso te tenemos. ¿Cuál es el problema? Que un local disponible, barato y que abra en Nochevieja está más solicitado que el merchandising de Baby Yoda. Cuando quieras ponerte a buscar (porque nadie más lo hará), estará todo absolutamente cogido. Y tendrás que volver al punto inicial con el rabo entre las piernas, y encima aguantar los reproches de aquellos que sí quieren ir a una discoteca: "¿Veis? Ya han subido el precio, os lo dije", comentan con el único objetivo de joderte, porque ellos van a seguir pagando lo que haga falta y son conscientes de que esos 10 euros más a ti te duelen en el alma.

Pues nada, llegó la hora de comprar la entrada y de dejarte un riñón para ir a un sitio que la siguiente semana valdrá una quinta parte. Pero es que es Nochevieja, y hay que hacerlo. ¿Por qué? Nadie lo sabe, pero hay que hacerlo. No pongas pegas, que ya lo hace el RRPP por ti cuando contactas con él: que si hay que tener todo el dinero ya, que si tienes que ir a recogerlas el 10 de diciembre a un sitio que te viene fatal, y un largo etcétera. No obstante, todavía puede ser peor. Todavía puedes ser tú el encargado de recoger el dinero de tus amigos. Olvídate de llegar a ese frío 10 de diciembre con todo en regla. O bien hay alguien que no tiene un duro al que has de hacerle un préstamo, o bien faltan 4'50€, no sabemos por qué motivo, pero que al final terminas poniendo tú. ¿Te llegará ese pago extra de vuelta? Jamás.

Community llega a Netflix: 5 motivos para ver la serie
'Community' ha llegado a Netflix, y te damos 5 razones por las que debes ver la serie y hacer un maratón cuanto antes.
Sea como fuere, ya tienes las entradas. Ahora te queda elegir el vestuario, que suele ser el mismo al que lleva el 95% de la gente. Destacar vas a destacar entre poco y nada, así que olvídate de ligar o de generar repercusión. Vas a ser una pajarita más en un mar de tela del AliExpress.

Llega el Día D, o la Noche N. Lo habitual es que ya hayas bebido lo suficiente por la tarde como para querer acostarte nada más comerte las uvas, o incluso que la reunión familiar a la que te 'ha tocado' (buen eufemismo) ir te esté amargando por completo. Vaya forma de encarar la primera noche del año. Lo peor de todo es que no va a ir a mejor. Empiezan los mensajes de "dónde estáis", "cuánto os queda" o "al final van a cerrar el Metro" de tus colegas más impacientes, mensajes que se os atragantan más que los comentarios de VOX de tu tío. Toca ponerse los zapatos corriendo, esos zapatos que tus pies suplican que no te pongas. Pero tienes que hacerlo, porque es Nochevieja.

Total, que entre unas cosas y otras lo habitual, sobre todo si vives en Madrid o Barcelona, es llegar entre las 2 y las 3 a una discoteca ya abarrotada (¿la gente cena allí o qué?). Os quedan unas 3 horas para aprovechar el dineral que te has dejado, y tú más sobrio que nunca. Pues a la barra a pedir algo, ¿no? Pobre iluso.

Si a Frodo le das a elegir entre recorrer otra vez el camino entre la Comarca y Mordor o conseguir una bebida en una discoteca en Nochevieja, le tenemos llamando a la puerta de Sam para que le acompañe de nuevo. Llegar rápido a la barra y que el camarero te atienda nada más verte es más difícil que te toque un Pokémon legendario shiny. La desesperación es tal que muchos grupos deciden apostar por pagar más y tener zona VIP, señal inequívoca de que se están haciendo viejos. El siguiente paso es dejar de ir a estos sitios, una meta que aspiras alcanzar tú desde hace tiempo.

Entre lo que has ido a por dos copas (de garrafón, por cierto) y el tiempo muerto que has pasado fumando, en el baño o bailando una canción que te da pereza, encienden las luces. Enhorabuena, te lo has pasado bien un total de 28 minutos. A más de un euro por minuto. Muy rentable no sale, pero nadie parece o quiere darse cuenta. ¿El problema es tuyo o vives en una sociedad que vive por y para fingir que lo pasa bien?

Por suerte, olvidas todo esto rápidamente, hasta que en noviembre del año siguiente, llega el mismo WhatsApp que hace girar la rueda una vez más. Y tú no puedes hacer nada para evitarlo. Al fin y al cabo, es lo que toca en Nochevieja, ¿no?

"Oye, habrá que empezar a mirar lo de Nochevieja" GIPHY

Artículos recomendados