Eminem y Oscars: la historia de un desamor y una reconciliación que llega 17 años tarde

TNT

Eminem y los Oscars: de no ir a recoger el premio en 2003 para ver los dibujos con su hija a redimirse en 2020

Y de repente... Eminem. Casi veinte años después de llevarse el Oscar y cuando nadie se lo esperaba, Marshall Mathers apareció para cantar 'Lose Yorself' y dejarnos uno de los mejores momentos de la noche, y la reconciliación definitiva con los premios.

Por Jorge Moreno  |  10 Febrero 2020

Los Oscar 2020 han sido históricos. Por primera vez en los 92 años de historia que tienen estos premios, la estatuilla a mejor película se lo ha llevado una cinta de habla no inglesa. El honor lo ha tenido 'Parásitos', del surcoreano Bon Joon-ho, que además ha conseguido llevarse también el gato al agua en el apartado de mejor dirección. Sin embargo, también ha habido espacio para actuaciones musicales para el recuerdo, uno de los debes que siempre se le achaca a los Oscar: Janelle Monae, Billie Ellish, Idina Menzel y el resto de voces internacionales que han interpretado 'Into the unknown' de 'Frozen II', el legendario Elton John...

Y en medio de esa vorágine... Eminem, la gran sorpresa de estos Oscar, después de un vídeo en el que se recordaban las mejores canciones de la historia del cine. El rapero blanco más famoso de la historia interpretó 'Lose Yourself', canción principal de '8 Miles', por la que ganó el Oscar a mejor canción original en la edición de 2003.

Vestido entero de negro, con una cadena de oro y con su carisma habitual, el rapero de Detroit puso en pie al Dolby Theatre entero en una actuación para el recuerdo. Ya durante los tres minutos y medio que duró su interpretación se vio que muchos de los presentes (quizá todos menos Scorsese, al que se veía algo... apático) no pudieron aguantarse las ganas de cantar una de sus canciones más recordadas. Y al final, una merecida ovación que todos llevábamos esperando 17 años.

Porque precisamente lo que pasó en aquella gala de 2003 es lo que hace histórica la aparición de Eminem en la edición de 2020. O más bien lo que no pasó, porque el rapero de Detroit no acudió a la ceremonia. De este modo, cuando Barbra Streisand, la encargada de entregar el Oscar, pidió que The Real Slim Shady se pusiese de pie para recogerlo esto no fue posible. Quien sí que subió al escenario fue Luis Resto, su productor y el cocompositor de 'Lose Yourself', que además llevó uno de los mejores looks de la historia de los premios (opinión personal): americana y debajo la camiseta de los Detroit Pistons con el 33 de Grant Hill.

Semana del Arte de Madrid 2020 y ARCO 2020: qué no te puedes perder
La Semana del Arte de Madrid y ARCO 2020 abren sus puertas: te contamos lo más importante, las joyas que se esconden entre tanta oferta artística y cultural.
Pero... ¿por qué no fue Eminem a aquella gala? Sencillamente, porque se quedó viendo los dibujos animados con su hija Hailie. ¿Qué mejor plan hay que ese? Marshall no vio, por tanto, la ceremonia, ni a Streisand abriendo el sobre y recitando su nombre. De hecho, a esa hora ya estaba dormido, contó 'Slim Shady' tiempo después.

¿Qué motivos te llevan a rechazar acudir al evento del año, del cual estás nominado, para quedarte en Michigan (su residencia de aquel entonces) viendo dibujos animados? Primero, el hecho de que no pensaba que fuera a ganar, tal y como ha revelado en varias entrevistas. Pero, sobre todo, porque no era un ambiente en el que se sintiera cómodo. Él no pertenecía a ese mundillo, que se encargaba una y otra vez de considerar el rap como un género menor, lo que le hizo desestimar la invitación. Por ese mismo motivo tampoco acudió a los primeros Grammy a los que estuvo invitado, de los que no entendía que hubiese una categoría de mejor álbum y otro de mejor álbum de rap (pese a que el estuviese nominado en las dos categorías).

Como se suele decir: nunca es tarde si la dicha es buena. Hoy el panorama musical ha cambiado, y el rap y la música urbana son dos de los géneros más preponderantes. No sabemos si eso influyó en la decisión de Eminem de aparecer en el Dolby Theatre de Los Ángeles casi dos décadas después, pero en cualquier caso solo podemos darle las gracias por regalarnos una actuación que seguiremos buscando en YouTube aunque pasen los años.

Artículos recomendados