'Súper Sangre Joven': crítica del primer álbum de Duki

SSJ Records / DALE PLAY Records

Duki lanza 'Súper Sangre Joven', su primer disco, y esto es lo que nos hemos encontrado

Después de mucha espera, al fin llega 'Súper Sangre Joven' el primer álbum de Duki, uno de los rostros más reconocibles de la música urbana hispanohablante. Así suena y esto es lo que nos ha parecido.

Por Juan Ángel Asensio  |  06 Noviembre 2019

Allá por 2016-2017, no hace tanto tiempo, Mauro Ezequiel Lombardo, más conocido como Duki, despuntaba en 'El Quinto Escalón', una competición de freestyle que comenzó como algo totalmente underground para terminar siendo un fenómeno masivo que cambiaría la forma de entender las batallas para siempre.

En aquel momento, poca gente pudo imaginarse que Duki se convertiría en la mayor estrella del trap argentino, así como en uno de los introductores del género en el país latinoamericano. Si en aquellos vídeos de 'El Quinto Escalón' Duki no lucía aún ningún tatuaje en la cara ni tenía el pelo teñido, en la actualidad el de Almagro es la viva definición de lo que es ser un 'trapstar'.

Su carrera musical comenzaría poco después de volverse uno de los rostros más conocidos de la escena del freestyle argentino, cuando lanzó el tema 'No vendo trap'. Más tarde llegarían 'Hello Cotto', 'She don't give a fo' o 'Rockstar', y con ellas, el éxito. De repente Duki se había convertido en una estrella, llegando, incluso a colaborar, en poco tiempo, con artistas de la talla de Bad Bunny en el remix de 'Loca'.

Algo comenzó a moverse, entonces, en Argentina. Otros habituales de 'El Quinto Escalón' comenzaron a pasarse a la música urbana. Allí estaban Lit Killah, Ysy-A y Paulo Londra. Pero no eran los únicos: gente como Cazzu, Bardero$ (grupo del que saldría C.R.O.), Khea, Neo Pistea y un largo etcétera, comenzarían a sonar y a subir como la espuma.

Acababa de nacer una escena, tal vez la más unida y la mejor engrasada de todas en el ámbito hispanohablante. Ahí está el ejemplo, por todos conocido a estas alturas, del remix de 'Tumbando el Club', donde podemos ver a un auténtico All-Star de artistas colaborando y logrando unas cifras de escándalo.

Keisuke Honda, Vitesse y Camboya, una unión bastante especial
Keisuke Honda compagina sus labores como jugador del Vitesse con ser seleccionador de Camboya. Un tipo especial, sin duda.
De todas formas, siempre ha sido Duki quien ha estado a la cabeza de esta industria en Argentina, llevando el género a sitios donde era impensable (¿cómo olvidar aquella actuación con orquesta durante los Premios Gardel?) y, sobre todo, popularizándolo. Sin él como figura principal, el trap argentino no habría llegado a donde ahora mismo está posicionado.

Por eso mismo su primer disco, 'Súper Sangre Joven', ha sido tan necesario. Así que, venga, vamos allá, hablemos de él.

Un disco que marcará la escena

El corte que abre el disco tiene por título 'Te traje flores' y, si lo consideramos dentro de la carrera de Duki, resulta un track bastante anómalo, donde el argentino juega con disonancias y desafinaciones deliberadas que dan, por así decirlo, un toque 'esquizofrénico' a la atmósfera general del tema. Está, además, acompañado por un visual muy trabajado, con una temática oscura que sienta como un guante a Duki.

'It's a vibe' es la segunda canción de este 'Súper Sangre Joven', y cuenta con la colaboración de C. Tangana, Khea y Leebrian. 'It's a vibe' es un reggaeton crudo y directo en el que se abordan temáticas tan recurrentes como el dinero o el perreo. Un hit al que, sin embargo, podríamos haberle pedido más, dada la altura de los colaboradores.

Para el tercer track, 'Hitboy', Duki se vuelve a aliar con Khea para traernos, en esta ocasión, un trap sin concesiones, al cuello, con un sonido muy americano. Uno de los temas que ya conocíamos y que, sin lugar a dudas, podemos colocar entre los mejores de esta entrega. Duki y Khea siempre que se juntan forman una dupla mortal.

A este 'Hitboy' le sigue 'Señorita', una canción influenciada claramente por la música electrónica más cercana al club. La instrumental es magistral y la producción en ocasiones, como por ejemplo el uso del autotune, nos puede recordar a los mejores Daft Punk, salvando las distancias.

MacBook Pro de 16 pulgadas: características y precio
Todas las características del nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas, que promete ser el rey de la gama alta de portátiles.
Como vemos, este es un álbum plagado de colaboraciones, y la quinta canción cuenta con la de El Alemán, una de las figuras más reconocibles de la escena mexicana. En 'Me gusta lo simple', Duki se abre a un sonido que bebe del R&B, una faceta en la que pocas veces le habíamos visto. Un temazo redondeado por el gran papel que hace El Alemán, siempre versátil.

En 'Perdón' Duki vuelve a sus orígenes sonoros, mostrando su faceta más clásica. Un tema que gustará a todos aquellos que sigan al Duketo desde sus inicios. Los violines de la instrumental, con reminiscencias del tango argentino, son una delicia.

El siguiente track se titula 'A punta de espada', donde Duki se junta con uno de sus colaboradores más prolíficos, Ysy-A. Una canción con aires muy latinos que pudimos disfrutar hace unas semanas acompañada de su correspondiente videoclip. Mención aparte se merece el papel de Ysy-A, quien parte la pista cada vez que interviene.

En la octava canción de este 'Súper Sangre Joven', Duki se junta con Marcianos Crew y Lucho SSJ. La percusión de 'La jefatura' nos puede recordar a algo más cercano al afrotrap, un género en el que jamás habíamos escuchado a Duki. Lucho SSJ demuestra que, a pesar de su corta edad, es uno de los grandes talentos a tener en cuenta en los próximos años.

Llegamos a la penúltima canción del disco. 'One Million Dollar Baby' está llamada a convertirse en uno de los himnos del repertorio del MC argentino. En este tema nos encontramos con ese tipo de melodías vocales que tan bien sientan a Duki, un terreno donde se siente cómodo y que sabe explotar como nadie. Las colaboraciones de Eladio Carrión y Sfera Ebbasta cumplen sin más, quizá las más flojas del álbum, muy por debajo del nivel de Duki.

Y el disco lo cierra, como no podía ser de otra forma, 'Goteo', una de las mejores canciones que ha parido el de Almagro en toda su carrera, con un beat con tintes épicos y un Duki fluyendo como muy pocas veces antes. Un auténtico clásico instantáneo, que ya conocíamos con anterioridad.

En resumen, Duki muestra todo su arsenal en 'Súper Sangre Joven' que, desde ya, se encuentra en el Olimpo del trap hispanohablante. Aquel chaval que emergió de las batallas de freestyle, ha sentado cátedra, demostrando a quién le pertenece la corona de la música urbana argentina.

Artículos recomendados