YouTube se interesa por los podcasts y pelea con Spotify por su exclusividad YouTube se interesa por los podcasts y pelea con Spotify por su exclusividad

Unsplash

YouTube se interesa por los podcasts y busca arrebatarle el dominio a Spotify

YouTube sigue con su intento de recuperar el terreno perdido y apuesta por el contenido en formato podcast. ¿Cuáles son las razones que le llevan a hacerlo? ¿Cambiará en algo la situación actual?

Por Jon Irisarri  |  08 Marzo 2022

Con sus últimos movimientos y aspiraciones, YouTube demuestra que no está ni mucho menos derrotada, y que va a hacer todo lo posible para recuperar su dominio. Tras arrasar desde 2005, sus propios errores a lo largo de la última década le han condenado a perder el liderazgo a manos de Twitch. Han sido unos años grises para la plataforma, hasta que por fin parecen haberse dado cuenta de que la inacción solo les iba a hacer desangrarse más, y en unos meses llevan más movimientos que en el último lustro. Movimientos a golpe de talonario, como se consiguen las cosas en este mundillo.

Primero ha amenazado a Twitch con recuperar a la gran mayoría de sus streamers mediante suculentos contratos de exclusividad, y ahora, pretende explorar otras vías con las que salir de la crisis en la que se encuentra. Para ello, YouTube se ha fijado en los nuevos modos de consumición que están triunfando en la sociedad, y más en concreto, en los podcasts.

El podcast ha triunfado en los últimos años, y no parece que sea una moda pasajera. El podcast ha triunfado en los últimos años, y no parece que sea una moda pasajera., imagen de sustitución
El podcast ha triunfado en los últimos años, y no parece que sea una moda pasajera. Unsplash

En el planeta de los podcasts, quien reina es Spotify, a pesar de sus polémicas (¿qué rey no las tiene?). La facilidad de uso de Spotify y sus múltiples posibilidades encajan como un guante con un formato tan ágil, versátil y cómodo como el de los podcasts. Duro rival tiene por delante YouTube, pero ya que a Twitch no hay manera de toserle de momento, es hasta comprensible que busque nuevas zonas por explorar.

YouTube, interesado en los podcasts, quiere que empecemos a escucharlos (y a verlos) en su página o en su app. ¿Cómo van a tratar de convencer a las estrellas del formato? De la misma manera que hace todo últimamente, con mucho dinero de por medio.

Para para poder hacerse un hueco en este sector, YouTube ha comenzado a negociar con creadores de podcasts para que se graben mientras lo realizan y lo suban a su plataforma. Se habla que han llegado a ofrecer entre 50.000 y 300.000 dólares a varios podcasters estadounidenses de referencia para que emitan sus programas en YouTube, al estilo de otros ya presentes ahí como 'Powerful JRE', dirigido por Joe Rogan, o 'The Wild Project', de Jordi WILD.

Joe Rogan es uno de los claros ejemplos de un podcast subido en formato vídeo a Youtube. Joe Rogan es uno de los claros ejemplos de un podcast subido en formato vídeo a Youtube., imagen de sustitución
Joe Rogan es uno de los claros ejemplos de un podcast subido en formato vídeo a Youtube. Joe Rogan

¿Los podcasts triunfarían en YouTube?

'Powerful JRE' o 'The Wild Project' demuestran que un formato podcast en vídeo sí puede ser un éxito en YouTube. Aun así, la imagen ha dejado de ser importante en este tipo de programas. La capacidad de los podcasts de adaptarse a ratos muertos como el metro, el trayecto de casa al trabajo, el gimnasio o cualquier momento en el que estemos haciendo otra cosa mientras, han sido sin duda la gran explicación de su popularidad. Terminar con eso y obligar de nuevo a los usuarios a prestar atención a un vídeo puede ser contraproducente. Tendrían que hilar muy fino para ofrecer una experiencia agradable a los amantes del podcast y a los amantes de los vídeos, sin perjudicar a ninguno de ellos. Veremos si lo consiguen.

¿Habrá disputa por la exclusividad de derechos de los podcasts?

Hasta ahora, YouTube, Spotify o iVoox han compartido los derechos de estos programas, pero la fuerte inversión de YouTube podría iniciar una lucha por los derechos exclusivos de los podcasts. Spotify ya ha tanteado esta opción en los últimos tiempos, como si estuviera preparándose para la guerra que se viene. Una disputa por la exclusividad de las estrellas que convertiría a cada una en símbolo o estandarte de la empresa.

La guerra entre las dos empresas deja a Youtube en desventaja, pero todavía tiene tiempo para trabajar y mejorarlo. La guerra entre las dos empresas deja a Youtube en desventaja, pero todavía tiene tiempo para trabajar y mejorarlo., imagen de sustitución
La guerra entre las dos empresas deja a Youtube en desventaja, pero todavía tiene tiempo para trabajar y mejorarlo. Unsplash

El renacer de Youtube

Aunque sus últimos intentos de dar un golpe sobre la mesa estén lejos de ser determinantes, YouTube va en serio, y quiere demostrarlo. Puede que llevase unos años sin mover sus cartas, y que se ha dejado comer por TikTok, Twitch y Spotify, pero ahora vuelve a la carga. Su renacer definitivo lo veremos en los próximos años, y dependerá de la facilidad que tenga de potenciar sus virtudes y de saber adaptarse a las nuevas exigencias condicionadas por estas tres empresas. Por ahora, lo está intentando.

Artículos recomendados