¿Tiene futuro Clubhouse?

Unsplash

¿Tiene futuro Clubhouse? Las dudas que genera la red social del momento

Clubhouse es considerada una de las redes sociales del momento por su exclusividad y peculiar funcionamiento a través de audios. ¿Conseguirá consolidarse como una de las RRSS del futuro, o está destinada a caer en el olvido?

Por Roberto Méndez  |  18 Febrero 2021

Vivíamos más tranquilos cuando teníamos solo Messenger, Facebook y Tuenti. Actualmente, el número de redes sociales y plataformas no para de aumentar año tras año. Algunas llegan a triunfar por sus novedades a la hora de comunicarse, y otras se quedan en una simple moda pasajera. Ya conocemos de sobra Twitter, Facebook, Instagram o TikTok, pero la red social que está arrasando en pleno 2021 es Clubhouse, una app que se diferencia del resto por permitir a los usuarios, invitaciones mediante, tener interacción entre sí a través de audios de voz.

Clubhouse es el Twitch de audio, con salas temáticas virtuales en las que se debate solo por audio, y en las que cada usuario puede escuchar atentamente como si fuera un podcast. Pero, al contrario que en los podcasts, existe la opción de intervenir en directo y crear un feedback. Además, la que hace especial a esta nueva red social, que apareció durante la etapa de confinamiento de 2020 pero se ha puesto de moda en 2021, es su exclusividad. No todo el mundo puede acceder a ella, y no solo por estar disponible de momento únicamente en iOS, sino porque se necesita una invitación para entrar a este club selecto. Sabemos que Clubhouse llegará próximamente a Android, pero ¿conseguirá mantenerse en la cresta de la ola hasta entonces?

¿Tiene futuro Clubhouse?

En apenas un año, la red social ha crecido de forma considerable, sobre todo tras la intervención de numerosos famosos y personalidades como Elon Musk, que últimamente convierte en oro todo lo que toca. Como hemos mencionado anteriormente, lo que hace especial y exitosa a esta red social es la exclusividad. Cuanto más difícil es conseguir el acceso a algo, más si los famosos forman parte de ello, más ganas tiene la gente de alcanzar el objetivo, en este caso, la tan preciada invitación.

Es este uno de los motivos que explican por qué Clubhouse está en lo más alto, y por qué multiplicó por diez su valor solo en el mes de enero de 2021, creciendo de una forma más vertiginosa que el propio Bitcoin. Partiendo de esta base, es complicado imaginarse una caída en picado cuando estás en la cima, pero son muchas las dudas que genera esta red social una vez termine su boom.

7 cosas que haces mal cuando ligas por Instagram
Si ya cometemos muchos errores ligando, imaginaos en Instagram: 7 cosas que deberías cambiar sí o sí para no activar la red flag.

En primer lugar, porque no sería la única ni la última red social o plataforma que se hunda tras un comienzo prometedor. Suena a frase motivacional, pero no deja de ser cierto: lo importante no es crecer, sino consolidarse. Quién sabe si estamos frente a un caso similar al de Mixer, esa plataforma que parecía comerse el mundo cuando fichó a Ninja, y de la que nadie se acuerda hoy en día. A Mixer le pasó lo mismo que le puede pasar a Clubhouse: Twitch.

Por otro lado, hablemos de su principal interés, la exclusividad, y la paradoja de apostar por ella. Una exclusividad que ha llevado a muchos usuarios a pagar (y no poco) para poder acceder a determinados canales. No obstante, si deciden mantener dicho privilegio, es probable que el nicho de usuarios se reduzca y les impida competir con las plataformas o RRSS más grandes. Pero si abren la veda y pierden la esencia de lo exclusivo, Clubhouse estará condenada a desaparecer por toda la competencia existente.

Con tan solo 1.500 usuarios alcanzó un valor de 100 millones de dólares estadounidenses en diciembre de 2020.
Con tan solo 1.500 usuarios alcanzó un valor de 100 millones de dólares estadounidenses en diciembre de 2020. Unsplash

Por último, que Clubhouse esté enfocada en el audio, puede ser de nuevo un arma de doble filo. La posibilidad de tener charlas en las que puedas participar en directo supone una evolución muy interesante con respecto al podcast tradicional, en el que te limitas a escuchar. Lo que no sabemos es si hay tanta gente que quiera hablar y dar su opinión en este tipo de conversaciones temáticas como para lograr desmarcarse del resto de opciones de audio actuales, que arrastran otro problema: la ausencia de contenido visual, que puede convertir la experiencia en algo monótono y repetitivo.

Consolidarse en un mercado tan poblado y competitivo como el de las redes sociales y las plataformas no es sencillo. Veremos si Clubhouse convierte sus dudas en certezas y aprovecha sus fortalezas para hacerse un hueco en la industria.

Artículos recomendados