El reggaeton se une al rap, al pop y a la electrónica, y es hora de decir basta

Instagram/@djsnake

DJ y artistas internacionales se rinden al reggaeton, pero la fusión no está funcionando como se esperaba

El auge del reggaeton por todo el planeta provoca que cada vez más artistas ajenos a este estilo se sumen a él o busquen colaboraciones con los grandes nombres del género, desvirtúandolo y creando una extraña conexión que no termina de enganchar a los fans del reggaeton de siempre.

Por Guillermo Galindo  |  02 Octubre 2018

El reggaeton es una pieza fundamental de la música actual, nos guste o no. Solo hay que darse una vuelta por el famoso Top 50 de España de Spotify o por la clásica lista de 'Del 40 al 1' de Los 40 Principales. Ya sea en modelos tradicionales o en aquellos relacionados con Internet, las canciones de este género no solo se han hecho un hueco, sino que en ocasiones llegan a monopolizar los primeros puestos.

Las discotecas también han experimentado un cambio profundo a raíz de la proliferación de este tipo de música. Nuestros hermanos mayores podían escuchar dos canciones de reggaeton en una noche. Ahora lo raro es que suenen dos que no sean de este tipo, y las que tienen el privilegio de aparecer en la playlist del DJ de turno lo hacen bastante tarde, cuando ya da igual lo que haya y se baila lo que te echen.

España lleva escuchando reggaeton desde los 2000, pero es a partir de 2012 cuando se ha popularizado hasta niveles nunca vistos. Y como si de una plaga se tratara, los miles de Erasmus españoles han conseguido que en discotecas o pubs de toda Europa poco a poco vaya sonando alguna canción suelta o se dedique un día a este género. Tened cuidado, antirregaetoneros europeos, así empezamos aquí.

Los jóvenes españoles de hace 500 años conquistaban territorios, los de ahora conquistan salas de baile. Seguimos eliminando culturas externas para imponer nuestros gustos, pero al menos ya no matamos a nadie. La evolución es evidente. ¿Nos lo deberían agradecer? Nadie ha dicho eso.

Porque nuestro empeño y el de nuestros hermanos latinoamericanos en expandir el arte del perreo ha provocado que DJ y artistas internacionales del momento quieran probar en este mundillo. El reggaeton ha creado una nueva tendencia basada en mezclar diferentes estilos musicales en una sola canción. Los resultados acaban de salir a la luz, y es el momento de parar esta locura antes de que sea demasiado tarde.

No supimos (o no quisimos) verlo a tiempo

Harley Davidson: historia y modelos
Si te apasionan las motos, seguro que siempre has soñado con tener en tu garaje una Harley-Davidson y hacerla rugir sobre el asfalto. En MENzig.es te contamos su historia.
En plena fiebre del 'Despacito', Justin Bieber sorprendió a todos con un remix de la canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee que abrió las puertas al reggaeton en Estados Unidos. La combinación era curiosa, pero con ese tema daba la sensación de que hubiera sido un éxito aunque la cantara Plácido Domingo.

Bieber, uno de los artistas con mayor fandom internacional, ya había probado la fusión pop-reggaeton con su 'Sorry (Latino Remix)' junto a J Balvin, una versión menos monótona que la original, a riesgo de ser vilipendiado por los y las beliebers.

Hablando de J Balvin, el cantante colombiano ha sido uno de los propulsores de un reggaeton internacional gracias a su interés por probar cosas nuevas. Con 'Mi Gente', junto a Willy William, demostró que el reggaeton y la electrónica podían llevarse bien. Arrasó en las listas de todo el mundo, también en las de habla no hispana. El problema es que estos últimos no entendían absolutamente nada de la letra. Menos mal que llegó Beyoncé para solventar este problema con una colaboración que la terminó de romper en EEUU.

Millones de visualizaciones y de dólares de beneficio, sí, pero por primera vez nos topábamos con una versión de este tipo claramente peor que la original. No sabemos si fue por el spanglish de la artista nacida en Houston o porque la canción estaba tan explotada que pedía morir en paz y no seguir sacándole jugo, pero la reacción entre los amantes tradicionales de la música latina fue, cuanto menos, fría.

Éramos pocos y llegaron los DJ. Steve Aoki decidió que, por qué no, 'Mi Gente' podría ser reutilizada para otra canción. Total, no hay dos sin tres. En este caso el resultado fue más notorio, al menos hablando desde parámetros puramente artistícos. Aoki utiliza el tema de Balvin en la mayoría de sus innumerables conciertos (ya hablamos en su día de su carga de trabajo) y la gente se vuelve loca con 'Mi Gente'. Eso es así.

Ya tenemos el background, pasemos a la actualidad. Hasta ahora, los artistas estadounidenses o DJ globales se sumaban a posteriori a las canciones de reggaeton que más lo petaban. De esta manera iban sobre seguro, y no arriesgaban en un género prácticamente desconocido para ellos y su público.

Sauna: sus beneficios para la salud
¿Por qué una sauna es una opción ideal para el cuidado de nuestro cuerpo, por dentro y por fuera? Decsúbrelo con MENzig.style.
El éxito de sus colaboraciones, más allá de la calidad de las mismas, y la fortaleza de un género musical que ha sido capaz de despedazar la siempre difícil barrera del lenguaje han cambiado la situación. El reggaeton está de moda, y tanto pop, rap como música electrónica se rifan a los nombres propios de este estilo para lograr una fusión rompedora. Es más, muchos de los artistas anteriormente ajenos a esta categoría han adaptado su música a los ritmos latinos. Steve Aoki ha sido el primero en producir algo latino con 'Azukita', junto a Daddy Yankee, Play-N-Skillz y Elvis Crespo, pero no ha sido el único ni mucho menos.

Admiramos y valoramos su valentía, pero seamos sinceros: no está saliendo bien. 'I Like It' de Cardi B, Bad Bunny y J Balvin engancha, pero ¿quién se quedaría con la parte de la rapera si tuviera que elegir? Por no hablar de 'Taki Taki' y 'Está Rico'... Bueno, vale, venga, hablemos de ello.

Lanzadas el mismo día, las dos canciones cuentan con un reparto de lujo (DJ Snake, Selena Gomez, Cardi B, y Ozuna en 'Taki Taki'; Will Smith, Marc Anthony y Bad Bunny en 'Está Rico') y poco más. La canción de DJ Snake es más original, pero la sensación final es que cada uno escuchará la parte que más le guste y quitará el resto (no hay más que ver los comentarios en YouTube), hay una absoluta falta de cohesión. Es lo que tiene juntar electrónica, rap, pop y reggaeton en 3 minutos 32 segundos, un cóctel parecido al del Profesor Utonium pero sin crear las Supernenas.

Al menos no da vergüenza ajena, algo que no puede decir la "obra" de Will Smith, Marc Anthony y Bad Bunny, basada una vez más en el tópico 'mujeres, coches, dinero'. No sabemos qué ha hecho al actor volver a la música, pero esperemos que se lo piense dos veces a la próxima. Desentona bastante con un Marc Anthony que parece buscar más liarse con alguna que hacer una canción y con un Bad Bunny demasiado estancado a pesar del poco tiempo que lleva. Son una alianza y un tema decadentes, que invitan a replantearse el camino a seguir de la música latina, o al menos de sus artistas principales.

Siempre nos quedará J Balvin. El de Medellín está aprovechando su amistad con David Guetta a la hora de crear algo diferente. 'Para que te quedes', dentro del nuevo álbum del francés, supone romper con los esquemas tradicionales de los DJ punteros al apostar por el castellano como única lengua en toda la canción. No es la mejor de Balvin, pero sí un paso de gigante para el género que abandera.

Todo indica que durante los próximos meses nos seguirán atiborrando con featuring extraños y artistas deseosos de aprovecharse del predominio del reggaeton en las listas y discotecas. Los más intransigentes mirarán con escepticismo unas nuevas colaboraciones totalmente inverosímiles unos años atrás, mientras que más y más personas de todas las partes del mundo comenzarán a moverse al son de los ritmos latinos gracias a la oportunidad brindada por los nombres propios de la música internacional.

El reggaeton se ha abierto a los mercados extranjeros, como La Liga. Pero si el experimento de Tebas puede provocar que los aficionados de toda la vida se desenganchen, el reggaeton podría sufrir las mismas consecuencias. A veces, más vale cuidar a los de siempre que dejarlos de lado por la novedad.

Lo más leído