Calvin Harris, The Chainsmokers, Zedd... La mina de oro de ser DJ

Instagram/@calvinharris

Calvin Harris, The Chainsmokers, Zedd... La mina de oro de ser DJ

Los DJ son las nuevas estrellas de rock: cuentan con una legión de fans y cada una de sus canciones da la vuelta al mundo. Son las caras visibles de un negocio que genera millones de dólares pero que en los últimos años está envuelto en polémica, más aún tras lo sucedido con Avicii.

Por Guillermo Galindo  |  13 Septiembre 2018

El rock & roll dominó el panorama musical durante la mitad del siglo XX para más tarde dar paso a otros géneros como la música disco, el crunge, el hip-hop o el pop. En los últimos años, el panorama ha cambiado hasta tal punto que los artistas más populares no son los que cantan, sino los que pinchan. Es la era y la hora de los DJ.

Si nuestros padres vibraban con Mike Jagger, nosotros lo hacemos con Calvin Harris. En un mundo en el que cada vez cuesta más innovar, la música electrónica en sus diferentes facetas (house, EDM, dance y un largo etcétera) sigue sin notar el desgaste del paso del tiempo, algo que no pueden decir el resto de categorías musicales.

Los DJ gustan a la gente. Son guapos (al menos la mayoría), ricos y tienen una legión de seguidores que lo dan todo en cada uno de sus shows. Han sabido gestarse la imagen de triunfadores, y parece que no les va mal. ¿Quién no ha querido ser como ellos alguna vez?

Conseguir una entrada para ver a los mejores DJ de la actualidad es prácticamente misión imposible.
Conseguir una entrada para ver a los mejores DJ de la actualidad es prácticamente misión imposible. GTRES

Harris lidera una lista marcada por la brecha generacional

He ahí una de las razones de su éxito. Los jóvenes compramos el producto que nos venden, nos tienen ganados y lo saben. Pero qué le vamos a hacer, a nuestros oídos les gusta el sonido que producen sus mesas de mezclas. El resultado, un negocio que genera millones y millones de dólares. En concreto, 260 tan solo en el último año contando exclusivamente a los diez DJ más populares, según Forbes.

Os dejamos aquí la lista:

La marihuana, de droga ilegal a oportunidad de negocio para las grandes empresas
Con la progresiva legalización de la marihuana, las grandes empresas empiezan a fijarse en este producto para aumentar sus ganancias.
  1. Calvin Harris (48 millones de dólares)
  2. The Chainsmokers (45,5)
  3. Tiësto (33)
  4. Steve Aoki (28)
  5. Marshmello (23)
  6. Zedd (22)
  7. Diplo (20)
  8. David Guetta (15)
  9. Kaskade (13,5)
  10. Martin Garrix (13)

El año de los DJ no es como el del resto de humanos. Para ellos el curso va de junio a junio. Durante estos doce meses Calvin Harris se ha alzado por sexto año consecutivo como el DJ mejor pagado con 48 millones de dólares. Sus conciertos semanales en Las Vegas y las actuaciones estelares desde Japón a Croacia engrosan la cuenta bancaria del escocés hasta niveles insospechados. No es de extrañar que en el último lustro se haya comprado hasta tres mansiones diferentes en California, la última a su amigo y compañero de profesión Steve Angello.

El liderazgo de Harris se ve esta vez ensombrecido por The Chainsmokers, que continúa escalando posiciones sin oposición gracias al ritmo diferente de sus composiciones. Del resto de la lista podemos destacar la consolidación de algunos artistas como Marshmello, que sigue amasando una fortuna mientras el resto continuamos preguntándonos quién se esconde tras ese extraño casco. Marshmello encarna como nadie esa nueva generación de DJ multifacéticos, pues tan pronto arrasa las listas de éxitos con 'Friends' como sube un vídeo semanal a YouTube cocinando con famosos.

Son jóvenes que ven más este trabajo como un hobby que como una profesión en sí. Algo similar ocurre con Zedd, que en una entrevista para Forbes admitió que no se veía como un DJ, sino como "un artista que presenta un show". Showman o DJ, la vida le sonríe. Tener una casa en Beverly Hills valorada en 16 millones de dólares ayuda.

El último en llegar ha sido Martin Garrix, que con solo 22 años se ha colado en la lista y aspira a convertirse en la gran promesa del mundo de la electrónica. Participó en más de 90 actuaciones durante el período junio 2017-junio 2018, incluida la fiesta de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno.

La brecha generacional también afecta al mundo DJ. Garrix realizó unos 60 shows menos que Tiësto, de 49 años. Por no hablar de Steve Aoki, que a punto de cumplir 41 realiza más de 200 actuaciones al año, algunas veces hasta dos por día (muy recomendable su documental de Netflix 'I'll sleep when I'm dead', que explica el porqué de su excesiva carga de trabajo). Los más veteranos de la industria llenan su agenda y focalizan sus esfuerzos en este empleo mucho más que sus futuros sucesores.

El dinero no lo es todo

La ropa navideña más ingeniosa y divertida
La Navidad es una época para arriesgar y vestir algunas prendas cuyos elementos vayan más allá del clásico estampado de Santa Claus.
Quizás la trágica muerte de Avicii haya tenido algo que ver en ese cambio de mentalidad. Mantener el ritmo de un DJ tradicional deja secuelas. Para Avicii, la única forma de mantenerse activo y cumplir con sus compromisos era apoyándose en la bebida (de nuevo recomendamos un documental de Netflix, esta vez 'True Stories', protagonizado por el artista sueco), lo que le generó una serie de complicaciones que terminaron con su vida.

La muerte de Avicii dejó muy tocados a sus amigos y compañeros de profesión.
La muerte de Avicii dejó muy tocados a sus amigos y compañeros de profesión. GTRES

Porque, más allá de la imagen que quieran dar al exterior, la profesión de DJ tiene muchas sombras. Existe una crítica general contra este mundillo por la ausencia generalizada de mujeres, y contra los propios DJ por producir las canciones en vez de componerlas. Por si fuera poco, a muchos se les ha acusado de aprovecharse de los demás para alcanzar una relevancia internacional que nunca podrían haber obtenido sin ayuda.

No sabemos si por la proliferación de voces críticas o por una mala racha de la industria, pero en 2018 la gallina de los huevos de oro ha empezado a ponerlos de plata. Como comentábamos antes, los diez DJ que más dinero ingresaron en este último curso sumaron un total de 260 millones de dólares, lejos de los 298 del pasado año. Calvin Harris, que en 2018 lidera la lista con 48 millones de beneficio, en 2014 ganó 66.

Un futuro tan prometedor como ellos quieran

¿Ha comenzado a estancarse la música electrónica? En realidad, el bajón de 2018 no parece significativo en una temporada en la que un artista como Skrillex, siempre en el top10, se ha dado un descanso. Además, en el caso de Calvin Harris, el escocés acaba de firmar una prolongación de su contrato con el casino OMNIA del Caesar's Palace de Las Vegas hasta 2020. Por estos dos años, en los que pinchará semanalmente en el lujoso hotel, cobrará más de 200 millones de dólares, lo que significa que se hará con casi un millón por cada viernes que aparezca en la sala.

Hubo un tiempo en el que los focos se centraban en los cantantes, no en los que pinchaban la música, que pasaban desapercibidos para el gran público. Pero la independencia y prestigio individual que han logrado de forma progresiva los han catapultado a la primera línea. Se han convertido en iconos pop, cada vez más alejados de las luces de los conciertos y más próximos a los focos de la cámara. Las marcas se los rifan para sus campañas, y ellos aumentan su caché con cada marquesina en la que aparecen.

Tommy Hilfiger se fijó en The Chainsmokers para su colección de 2017.
Tommy Hilfiger se fijó en The Chainsmokers para su colección de 2017. Tommy Hilfiger
Calvin Harris protagonizó la campaña de Emporio Armani en 2014 y 2015.
Calvin Harris protagonizó la campaña de Emporio Armani en 2014 y 2015. Emporio Armani

Por tanto, todo parece indicar que este paso atrás en las ganancias ha sido solamente para coger impulso. Porque los niños ya no quieren ser Elvis Presley, sino Martin Garrix. De los DJ depende ahora que la rueda de los géneros musicales que se ponen de moda deje de girar definitivamente o que en unas décadas no sean más que los peones de un estilo de música olvidado que se popularizó en un período concreto de tiempo.

Lo más leído