7 planes originales para una primera cita 7 planes originales para una primera cita

Envato Elements

¿Todavía se puede ser original y no aburrir en una primera cita? Con estos 8 planes, sí

Ser original y sorprender organizando el plan de tu primera cita cada vez es más complicado, pero aún queda algún as bajo la manga. Y no, ninguno pasa por "quedar a tomar algo".

Por Susana Navas  |  20 Octubre 2021

"¿Vamos a tomar algo? ¿Te apetece dar una vuelta por el Retiro?" Seguro que vuestra cita Tinder (si es que os han dado match alguna vez) os ha propuesto más de una vez este tipo de planes que con el tiempo se hacen monótonos hasta decir basta. Ser original en los planes es cada vez más complicado, pero aún hay esperanza. Porque, ¿y si en vez de tomaros una cerveza con aceitunas de aperitivo decidís ir a volar, a jugar a algo (no a 'El juego del calamar', evidentemente) o a nadar entre peces en pleno centro de Madrid? Échale un vistazo a estas propuestas de planes con los que sorprenderás seguro en tu primera cita.

Volar en túneles de viento

Luego la cosa puede salir mal, pero siempre te recordará si le propones ir a volar en vuestra primera cita. Los túneles de viento te permiten experimentar esa sensación y pasar un gran rato. Y oye, si ves que no hay mucha conversación entre vosotros, al menos durante ese rato no tendréis que hablar. Madrid Fly es el más conocido de la capital, mientras que en Barcelona el primero fue Windoor Realfly.

¿Deportes de riesgo? ¿Por qué no?

Un poco de adrenalina para soltar los nervios de la primera cita nunca viene mal. Qué mejor forma de romper el hielo que subiendo rocas a tres metros de altura en un rocódromo. Si a tu cita le gusta esta sensación, puedes probar con el arborismo, que además es al aire libre y tiene tirolinas. Seguro que no te veías escalando paredes o árboles con la persona que acabas de conocer, pero eso crea un vínculo especial. No hay mayor factoría de rocódromos que en Barcelona, y en Cercedilla (Madrid) podréis disfrutar del arborismo en todo su esplendor.

Minigolf

Pasemos a la sección 'juegos'. Jugar a los bolos es una buena idea para tu primera cita, pero ya está más utilizado. Si quieres buscar una alternativa menos frecuentada, quizás el minigolf sea una buena idea. Servirá para pasar un buen rato mientras os picáis y empezáis el tonteo. En Madrid, opciones como el CityPlay es de las mejor valoradas, mientras que en Littlegolf (Barcelona) disfrutarás además de unas espectaculares vistas.

Bar de recreativos

Olvídate de los bares tradicionales. Si tenéis en común la cultura gamer, lleva a tu cita a un bar de recreativos, para disfrutar de unos nachos (¿por qué en todos los bares de recreativos siempre hay nachos?) mientras echáis una partida a los juegos arcade más famosos. Jugad a 'Tekken' y al pinball mientras os conocéis. En Madrid, una buena opción es el NEXT LEVEL Arcade BAR. En Barcelona, sin duda, Afterlife Bar.

Centro de realidad virtual

Como habéis comprobado, hemos ofrecido dos planes en función de tu relación con los juegos: deportista ocasional (minigolf) y gamer nostálgico (bar de arcade). El tercer y último nivel es el de gamer pro. En ese caso, qué mejor que pasar una primera cita en un centro de realidad virtual. Es también el más caro de los tres, pero no os arrepentiréis. Oasis VR Experience o Virtual Arena en Madrid, y VIRTUA o Red Helmet Experience en Barcelona, son muy recomendables.

Submarinismo

Si el mundo deportes de riesgo y juegos no te agrada, ¿qué te parece el mundo marítimo? Bucear viviendo en la meseta o junto a playas masificadas no solo es especial, sino que sirve para cumplir dos de las claves si no hay mucho feeling: no tenéis que hablar, y al menos te recordará (o mejor dicho, recordará tu plan) con el paso de los años.

Eso sí, avisa antes de tiempo a tu cita, por si se había preparado un vestuario especial. Que lo reserve para la segunda quedada, porque tras esto, seguro que la habrá. En Madrid tenemos Marepolis. En Barcelona, Buceo Hispania (y muchos más).

Cines de lujo

Entenderé si buscas algo tranquilo. Nada de alturas, realidad virtual y submarinismo. Solo quieres estar relajado y hacer algo clásico. En ese caso, apuesta por el cine... pero de forma diferente.

Los cines de lujo son la mejor forma de emocionarte con una película en un entorno que hasta podríamos catalogar de romántico, desde luego mucho más que una sala de cine tradicional. Amplios sillones o incluso sofás donde tumbarte, servicio de comida... El lugar perfecto para una primera cita. En Madrid tenemos los Yelmo Luxury. De ellos, el más recomendable es el Yelmo Luxury Palafox.

Artículos recomendados