6 consejos para mantener una relación a distancia

Shutterstock

Las relaciones a distancia son difíciles de mantener, por eso os damos 6 consejos para que no acaben con un trágico final

Tener una relación a distancia no es nada fácil, y se requieren muchos factores para que todo siga adelante. Os proponemos 6 consejos para evitar que vuestra relación acabe en ruptura.

Por Patricia Badajoz  |  11 Octubre 2019

Las relaciones a distancia tienen mala reputación. Tener a tu pareja en otra ciudad lejana y con un ritmo de vida tan diferente, y pasarte más tiempo en aeropuertos o estaciones de tren que viéndola, con viajes eternos y gastos superiores al de una pareja normal, terminan haciendo mella incluso en la relación más fuerte. Por eso, cuando se habla de relaciones a distancia, el primer pensamiento que se nos viene a la cabeza es que la cosa no terminará bien, y que alguna de las dos partes pondrá punto final y rehará su vida en el lugar donde reside. Sin embargo, aunque sabemos que no es fácil, una relación a distancia no tiene por qué terminar mal.

Las relaciones a distancia implican pasar mucho tiempo viajando.
Las relaciones a distancia implican pasar mucho tiempo viajando. 123RF

¿Cómo es tu relación a distancia?

Para empezar, debemos analizar que tipo de relación tenemos. La distancia no siempre viene de forma inesperada o por situaciones puntuales como cambios de trabajo o Erasmus. Puede ser elegida, con las parejas 'LAT' como buen ejemplo. Hay otras, la mayoría, cuya distancia ha sido impuesta, en lo general por trabajos o estudios. Puede ser por una temporada limitada o por tiempo indefinido, donde en ese caso la decisión que hay que tomar será mayor y más trascendente. Por último, encontramos un tipo de pareja donde la distancia ya forma parte de su idiosincrasia desde el principio, al conocerla gracias a las redes sociales, las aplicaciones para encontrar pareja y todo este universo 2.0 que te permite localizar a tu media naranja a 1.000 kilómetros de distancia del sofá de tu casa. Hay parejas (muy invisibilizadas en la sociedad, por cierto) que ni siquiera se han llegado a ver, por lo que es una relación que ya ha nacido con esta distancia y que tendrán que aprender a solucionar. Pero puede que, por este mismo hecho, lo tengan más fácil que las parejas que viven en la misma ciudad, pueblo o barrio y tengan que separarse de repente.

Otra de las factores clave es el tiempo que llevéis de relación. Las parejas consolidadas tendrán más posibilidades de mantener esa relación que los 'amores de verano', o si llevas apenas unos meses y los cimientos no son del todo estables. Sin embargo, lo más importante es la calidad de la relación, no la cantidad. Si esa unión es fuerte y profunda, basada en la confianza, no habrá distancia que pueda separarla.

Consejos para las parejas a distancia

  • Aceptar los cambios. Esta es la parte más importante. Da igual los motivos que os han llevado a estar separados, lo primero que hay que hacer es aceptar la nueva realidad que tenéis. Es la circunstancia más complicada. Te puedes consolar al principio con que el tiempo pasa rápido, que en dos días estaréis de nuevo juntos... pero poco a poco te das cuenta de que no es así, y lo mejor es asumirlo y trabajar con ello. En un día pasan muchas cosas donde vas a echar de menos ese apoyo que tenías antes tan cercano, por lo que si no tienes claro esta nueva situación, será muy difícil que salga bien. También hay que tener en cuenta que muy posiblemente la nueva vida de la otra persona puede cambiarle o cambiarte, y hay que estar abierto a ese cambio.
  • Tener una cotidianidad. Aunque no estéis juntos físicamente, es importante cuidar la relación, mantener un día a día de pareja, preguntando qué tal le ha ido en el trabajo o en la universidad de su nuevo destino y mostrar interés. Estas rutinas te harán fortalecer la relación y hacer un poco más llevadera la lejanía. Las nuevas tecnologías ayudan a que podamos mantenernos conectados desde cualquier lugar, ayudando a mantener esta comunicación.
  • Las nuevas tecnologías hacen más fácil la comunicación.
    Las nuevas tecnologías hacen más fácil la comunicación. Shutterstock
  • Decir lo que te molesta. La comunicación es la base de las parejas a distancia, y de todas en general. Si no hay buena comunicación la relación acabará hundiéndose. Tendemos a contar solo lo bueno y a no decir las cosas que nos molestan, a guardarlas debajo de la alfombra, más aún si estamos lejos. Pero esto solo sirve para que, tarde o temprano, la situación explote.

  • Confiar en tu pareja. La confianza es el otro gran pilar de cualquier relación. No es necesario saber lo que la otra persona está haciendo en cada momento, por mucho que, inconscientemente, nos interese conocer cuando estamos meses sin poder ver a nuestra pareja. Hay que confiar en ella, y no dejarnos llevar por celos u otras actitudes tóxicas.
  • Organización. Hay personas adictas a la organización, que viven con una agenda debajo del brazo, y el calendario del móvil les recuerda hasta los minutos que tienen para lavarse los dientes. No es necesaria una organización tan exagerada, pero, sobre todo si vivís en países con diferente franja horaria, puede ser que cuando tu pareja se levante, tú ya estes cenando. En este caso conviene no ser un desastre y tener clara la hora que es en el país donde reside, y decidir cuándo es el mejor momento para poder hablar con tranquilidad. Si ponéis los dos de vuestra parte, lo conseguiréis.

    La diferencia horaria es uno de los grandes problemas de las relaciones a distancia.
    La diferencia horaria es uno de los grandes problemas de las relaciones a distancia. Shutterstock
  • Haz planes por tu cuenta. Quedarte en casa esperando a que vuelva no hará que llegue más rápido. Hay que salir con tus amigos o por tu cuenta, sigue haciendo las cosas que te gustan y no te dejes llevar por la melancolía. Mantener la mente lo más ocupada posible hará que el tiempo se te pase más rápido y pienses menos en la situación que te ha tocado vivir.

Artículos recomendados