Parejas 'LAT' ('Living Apart Together'), o cómo compartir vida sin compartir casa

Shutterstock

Las parejas 'LAT', personas que mantienen una relación a largo plazo pero que nunca viven juntas, son cada vez más comunes: explicamos este fenómeno

Los nuevos tiempos se adecuan a las necesidades de las personas y, por lo visto, formar una familia y adquirir una casa ya no son las prioridades ni de los jóvenes, ni de los adultos. A continuación mostramos las claves para entender las relaciones 'LAT', desde sus sujetos potenciales hasta las ventajas e inconvenientes que presenta.

Por Víctor Manuel Gil  |  22 Marzo 2019

La relación de pareja tiene como objetivo compartir el mismo techo. O al menos, ese era uno de los dogmas de las relaciones tradicionales, a las que cada vez les están saliendo más competidores. Hoy venimos a hablaros de uno de ellos, las conocidas como parejas 'LAT', personas que tienen una relación larga y duradera y sin embargo conviven bajo techos separados, manteniendo su privacidad y rutinas.

¿Qué hacen entonces? Verse a lo largo de la semana, dormir algunas veces en la casa de uno u otro, pero hasta ahí. Es decir, mantener la típica relación de adolescente toda la vida. Forman parte del amplio abanico de nuevas formas de expresión de amor que generan un debate en la sociedad por cambiar las formas y estructuras de la relación. Te explicamos un poco más sobre esta práctica.

¿Qué es una relación LAT?

'LAT' es el acrónimo de 'Living Apart Together', que en castellano significa 'Vivir juntos pero separados'. Se denomina así a la relación sentimental que mantienen dos personas sin necesidad de compartir techo, gastos y rutinas del día a día. Las parejas que deciden vivir así suelen pensar que cuando la rutina entra por la puerta el amor sale por la ventana. Como, tradicionalmente, el fin último de una relación amorosa ha sido formar una familia y una casa en la que poder vivir juntos, estas nuevas formas de amor chocan mucho con la concepción general de la sociedad.

Perfiles recomendados para esto

De la misma forma que hay parejas que necesitan una relación de pareja más clásica para poder disfrutar al 100% de ella, también hay ciertos tipos de personas para las que sería más recomendable un tipo de noviazgo 'LAT', por sus circunstancias, gustos o experiencias. Podemos englobar a estas últimas en tres grupos distintos:

  • Gente joven, que empiezan en la vida laboral, necesitan centrarse en su trabajo porque es su pasión y no tienen aspiraciones para formar una familia en un espacio corto de tiempo. Gente en etapa de desarrollo, ya sea en trabajo, estudios, pasiones, aficiones... Prefieren no vivir juntos para así evolucionar en su autorrealización.
  • Parejas que, independientemente de la edad que tengan, tienen muy claro que no van a tener hijos ni formar una familia al uso de ninguna de las formas. También tienen claro que no necesitan compartir gastos. Son personas altamente independientes.
  • Personas que ya han convivido durante mucho tiempo en una relación bajo el mismo techo y que no desean volver a vivir la experiencia. Suelen ser personas maduras de 40 o 50 años y con hijos. Una relación 'LAT' es muy recomendable, tras un divorcio o una ruptura dramática.
Se puede convivir sin necesidad de cohabitar
Se puede convivir sin necesidad de cohabitar Shutterstock

Ventajas de mantener una relación 'LAT'

¿Qué ha ocurrido entre Maluma, Anuel AA y Bad Bunny?
"Nunca flow Maluma, siempre Real G", el nuevo beef entre Maluma y Anuel, con Bad Bunny y Ñengo de por medio, ha causado revuelo en las redes.

Las ventajas de mantener una relación 'LAT' son suculentas. A muchas parejas les gustaría dejar de escuchar los ronquidos de su cónyuge durante alguna noche o simplemente mantener sus armarios ordenados y alejados de 'manos usurpadoras'. Un tiempo 'juntos pero separados' puede beneficiar en muchas cosas:

  • Conserva la libertad de ambas personas, no tienen que compartir espacio o tiempo.
  • Como consecuencia de estar separados, cuando ambas personas se ven es una decisión de ambos, las casas compartidas obligan a la conviviencia. Además los momentos de separación mejoran la calidad del tiempo compartido entre la pareja.
  • Estas formas de mantener un relación se diferencian radicalmente de las tradicionales por un hecho, estas nuevas formas de relación no se imponen.
  • En un momento de crisis y agobio, puede salvar tu relación.
  • Al ocupar más tiempo de calidad a las obligaciones se es más eficiente y al final queda más para la pareja
Otra ventaja de las relaciones 'LAT' es que el amor no se estanca dentro de casa
Otra ventaja de las relaciones 'LAT' es que el amor no se estanca dentro de casa Shutterstock

Inconvenientes

Como todo en la vida, mantener una relación 'LAT' es costoso y tiene varios inconvenientes, sobre todo derivados de ser una relación atípica, socialmente hablando. Repasemos algunos de los más evidentes y comunes.

  • Presión social y familiar. Como esta nueva forma de relación es rompedora y va en contra de los estándares de comportamiento establecidos por la sociedad, esta misma presionará a las personas implicadas para que cesen. De la misma forma, amigos y familiares tampoco entenderán muy bien la situación.
  • Aunque seas independiente, si no estás acostumbrado a vivir solo, lo pasarás mal. Cuando uno no convive puede sentir libertad, pero es muy probable que en muchas ocasiones también pueda sentirse solo.
  • Si de verdad piensas que dos personas con unos ingresos comunes (es decir, bajos o muy bajos) pueden convivir por separado en dos casas distintas y aun así disfrutar de su amor, inténtalo en el centro de Madrid. Porque el resultado puede que sea plausible, pero será muy pero que muy austero.
  • El miedo por pensar que la otra persona es infiel. Aunque sea una ilusión, la paranoia está ahí, más aún si ya has vivido un episodio tan traumático como una infidelidad.
  • Querer reducir una relación sentimental a solo goce y disfrute. Las relaciones amorosas también incluyen apoyo en momentos difíciles en los que ninguna de las partes se divierte. Por lo que querer eliminar ciertos aspectos de la rutina es, a la larga, negativo y malacostumbra a las personas. El cuidado de una persona, y el cuidado en general, no es divertido, es una responsabilidad. Y es que no es ninguna experiencia entretenida barrer el suelo o consolar a tu pareja en un momento de bajón, pero forma parte de la relación.
  • Menor actividad sexual. Si eres un trabajador asalariado solo tienes un momento al día para tener sexo, y es al llegar a la cama por la noche. Si eliminas ese momento con tu pareja, lo más probable es que tu actividad sexual se reduzca a citas especiales, de la misma forma que en una relación de novios jóvenes o adolescentes. Que no tiene por qué ser negativo, solo os avisamos.
La soledad también puede hacer que la casa sea demasiado grande
La soledad también puede hacer que la casa sea demasiado grande Shutterstock

La infidelidad, punto clave

Dormir juntos siempre se ha interpretado como mantener relaciones sexuales, constituyendo casi una imposición social más que otra cosa. Entonces, para la mayoría de personas, pensar en que tu pareja duerme sola o puede invitar a dormir a quien quiera genera pensamientos muy malos y nada sanos para la relación en particular, y para la autoestima de ambas personas en general.

Pero para ser realmente consecuentes hay que reconocer y saber que una relación se forma con base en la comunicación y la confianza y si estas fallan no existe relación. También es verdad universal que una persona infiel pondrá los cuernos esté bajo el mismo techo o no. Y pensándolo bien, mejor sufrir una infidelidad fuera de casa que en la misma cama donde duermes todas la noches. Con las relaciones 'LAT' también se educa en que las personas no son propiedades, que todo hombre o mujer tiene derecho a ser libre y decidir independientemente. Aunque las infidelidades siempre duelen, apostamos que en una relación 'LAT' es más fácil de superar gracias a esa independencia no perdida que mantienen ambas personas.

Las relaciones 'LAT' ayudan a comprender que las personas tiene libertad, evitando así la paranoia de 'los cuernos'
Las relaciones 'LAT' ayudan a comprender que las personas tiene libertad, evitando así la paranoia de 'los cuernos' Shutterstock

Relación 'LAT' como recurso para salvar una relación

MacBook Pro de 16 pulgadas: características y precio
Todas las características del nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas, que promete ser el rey de la gama alta de portátiles.
Cuando la rutina ha quemado una relación, todavía hay esperanza. Puedes seguir manteniendo contacto con tu pareja, podéis seguir mostrando apoyo el uno al otro sin convivir bajo el mismo techo. A veces alejarse es acercarse.

Aunque estudios señalan que casi el 70% de parejas que vuelven a intentarlo vuelven a romper, esta es una de las formas mas interesantes de gestionar un mal momento. Primero, porque el shock no es tan impresionante, es bueno para ambas partes que, tras dejar de vivir juntos, siga existiendo comunicación. Segundo, porque volver a aprovechar el tiempo que antes se dedicaba a la pareja puede hacerte recuperar la autoestima y también esclarecer la mente para comprender que se disfrutaba mucho (o no) junto a la otra persona.

Por lo normal, los contratiempos personales se solucionan más rápida y fácilmente de forma individual, por lo que tras un tiempo 'separados pero juntos' resolviendo apuros es más sencillo percatarse de que el problema no era tu pareja, sino la situación de estrés a la que estabas sometido.

De toda crisis se puede salir, las relaciones 'LAT' pueden ser un buen recurso
De toda crisis se puede salir, las relaciones 'LAT' pueden ser un buen recurso Shutterstock

¿Una opción real, o es que no queda otra?

Una de las principales críticas hacia las relaciones 'LAT' es que son otra de esas palabras cool que esconden una realidad económica muy diferente: la de que a las parejas, especialmente las jóvenes, no tienen más remedio que adoptar este modelo porque no tienen dinero para independizarse. Aunque el término iba dirigido en su origen a parejas que viven solas en otras casas y no con sus padres, muchos lo están desvirtuando.

Tristemente, las posibilidades se reducen a un simple dilema ¿Tienes dinero o no?
Tristemente, las posibilidades se reducen a un simple dilema ¿Tienes dinero o no? Shutterstock

Si dos personas quieren vivir juntos bajo el mismo techo pero no pueden hacerlo por razones económicas, eso no es 'LAT', eso se denomina pobreza. Cualquier intento de llamar a esa relación como 'LAT' no es más que un eufemismo para ocultar la precariedad social, que impide la formación de hogares y familias.

Si tenéis dinero pero es decisión vuestra permanecer separados, bienvenidos al mundo del 'LAT'. Os criticarán, pero muchos de ellos realmente os tendrán envidia.

Artículos recomendados