Ligar por LinkedIn está de moda (pero tú no lo hagas)

Freepik

A falta de discotecas, bueno es LinkedIn: la red social está de moda para encontrar trabajo... y amor

LinkedIn está degenerando en Instagram o Tinder, y si ya no nos gustaba antes, podéis imaginaros ahora. ¿Es posible ligar en LinkedIn? Parece que sí, pero mejor que no lo intentes.

Por Guillermo Galindo  |  02 Octubre 2020

Vivimos tiempos difíciles para encontrar el amor. A pesar de las nuevas herramientas que existen, la mayoría seguía conociéndose a través de los métodos tradicionales de toda la vida. Bares, discotecas o cualquier zona de ocio servían para ligar a aquellos que podían o sabían. Ahora, entre la pandemia y tantos confinamientos y restricciones, ni esa gente termina una noche feliz.

Ante la desesperación y el dejarse llevar por los instintos primitivos, cada vez son más los que buscan como sea una forma alternativa de ligar. Pero no hablamos de las apps de citas, sino la alternativa a la alternativa. Ya vimos que Tinder en tiempos de coronavirus se ha vuelto más interesante y menos directo, pero parece que hay personas que no tienen suficiente con esta app, suponemos que por falta de likes o por exceso de ambición, y tratan de experimentar la misma sensación en otras aplicaciones que no tienen nada que ver. Hoy os hablamos de la tinderización de LinkedIn, y por qué no deberías caer en ella.

Tirar fichas por LinkedIn, lo que nos faltaba por ver.
Tirar fichas por LinkedIn, lo que nos faltaba por ver. Freepik

¿En qué se ha convertido LinkedIn?

No hay red social más ególatra que LinkedIn. Lo que iba a ser la mejor herramienta para conectar a profesionales se ha convertido en un grupo de 'yos' que llenan su perfil de cualidades y más cualidades, la mayoría exageradas, y que publican y comparten mensajes profundos con el único objetivo de parecer un tipo impecable y fácilmente contratable.

Como la fórmula está muy quemada, algunas mentes lúcidas han optado por diferenciarse mostrando partes de su vida privada u opinando sobre asuntos políticos. El problema es que Facebook ya tenemos uno, y además no nos gusta. ¿Por qué iba a convencernos su 'clean version'?

Por no hablar de los supuestos influencers de LinkedIn (que los hay), que te dan consejos para lograr lo que te propongas con frases cargadas de anglicismos y tan interesantes como un libro de un influencer tradicional.

LeBron James le cede el '23' a Anthony Davis
LeBron James cede su dorsal '23' a Anthony Davis en Los Angeles Lakers, y volverá al 6 que lució en Miami Heat.
Toda red social va actualizándose en función del comportamiento, pero ¿hacia dónde va LinkedIn? ¿es mejor quedarse como estaba y mostrar una imagen todavía más irreal de nosotros que en Instagram, o degenerar en una mezcla de RRSS que no convenza ni a profesionales ni a usuarios? Mientras unos se hacen esta pregunta, otros aprovechan el descontrol para lograr algo más placentero que un trabajo de community manager.

LinkedIn se parece cada vez más a otras redes sociales.
LinkedIn se parece cada vez más a otras redes sociales. Unsplash

¿Es posible encontrar el amor en LinkedIn? Sí, pero lo más probable es que salgas escaldado

El perfil de LinkedIn es el que más te permite tirarte el pisto de toda red social. Ni siquiera en Tinder puedes poner tanta información sobre lo espectacular que eres. Y sí, vale que se supone que es para encontrar trabajo, pero, ¿a quién no le gusta recibir la notificación de que una persona lo ha visitado? Es ahí cuando decides si enorgullecerte de tu trabajo o buscar algo más, es decir, devolverle la visita a esa persona y ver qué sucede. Los likes de Instagram versión profesional.

Al margen de bromas, es así cómo están empezando los contactos por LinkedIn, los mensajes cruzados y finalmente la chispa inesperada. Porque sí, también se puede ligar por LinkedIn, aunque no fuera nuestro objetivo. Es lo que tiene conocer gente nueva, que puede gustarte. Tampoco creo que nadie entre a un trabajo con la intención de tener novio o novia, y conocemos decenas de historias en nuestro círculo más cercano sobre amores, líos o quebraderos de cabeza en un entorno profesional. ¿Por qué no en LinkedIn?

Pero una cosa debe quedar clara. No es lo mismo que notes un feeling mutuo a que utilices LinkedIn para intentar ligar. Conocer a tu pareja o a un lío de una noche en una red social para encontrar trabajo puede suceder, porque hay casos y porque a estas alturas de la vida ya nos creemos todo, pero lo más probable es que, si vas con alguna intención de ese tipo, no salgas muy bien parado.

Algunos quieren
Algunos quieren 'conectar' del todo en LinkedIn. Freepik

Más que nada, porque es muy poco profesional y hasta puede perjudicarte gravemente en tu vida laboral. Es verdad que nadie es tan profesional, ni siquiera en su profesión, como se muestra en LinkedIn, y que aligerar un poco el tono y el ambiente puede ser hasta positivo. Pero de ahí a dejar caer tu soltería en las publicaciones (esto existe, aunque parezca mentira) o enviar mensajes privados algo turbios (también existe) hay un mundo. Si ya suena triste y desesperado en Insta, imagínate en LinkedIn. En esa red se habla de trabajo y de posibilidades laborales, no de amor. Y menos si se te ven las intenciones a la legua. El 99,99% de las personas que te agreguen o miren tu perfil lo harán por si les interesas profesionalmente, no personalmente. Si te sales del tiesto, no te van a pasar ni una, porque es el lugar inapropiado.

Conocer a alguien por LinkedIn e iniciar una relación es una trama ideal para una película romántica y habrá podido pasar alguna vez, pero mejor que no tú no lo intentes, porque para la otra persona parecerás el protagonista de otro tipo de películas: las del fin de semana en Antena 3.

Artículos recomendados