Liverpool, Selección francesa, Antetokounmpo... el físico se convierte en el aspecto determinante para ganar

GTRES

Hay un cambio de tendencia en el deporte: el físico se convierte en la nueva clave para ser el mejor

En el mundo del deporte, y más concretamente en fútbol y baloncesto, existe una nueva tendencia que está ayudando a vencer a algunos equipos. El físico siempre ha sido una parte primordial, pero está cobrando cada vez más importancia a la hora de superar a los rivales.

Por Miguel Arjona  |  10 Mayo 2019

El deporte ha dado un salto evolutivo considerable en este último año. Los ejemplos más tangibles se perciben en el mundo del fútbol y del baloncesto. Las nuevas estrellas presentan un físico privilegiado que uno no podía imaginarse hasta hace pocos meses. Jugadores y equipos están enfocando su juego cada vez más hacia este aspecto. Y les está funcionando.

La selección francesa y su mundial

En el pasado 2018 hubo un nuevo campeón en el mundial de Rusia, donde se impusieron la juventud y el talento por encima de selecciones mucho más experimentadas y, a priori, mucho más preparadas para vencer en la gran cita del deporte rey.

La selección francesa estaba compuesta por una plantilla que presentaba una de las medias de edad más jóvenes de todo el campeonato. Sus líderes, Antoine Griezmann (Atlético de Madrid), Paul Pogba (Manchester United) y Kyllian Mbappé (Paris Saint-Germain), quedaban lejos de la treintena, con 27, 25 y 19 años respectivamente. No obstante, la clave estuvo en un sistema de juego que le venía como anillo al dedo a aquel grupo alocado (futbolísticamente hablando) de jóvenes. El físico de Kanté y la experiencia de Matuidi, junto a la fortaleza de los cuatro de atrás, crearon un equipo rocoso e insuperable.

La Selección francesa arrolló físicamente a sus rivales.
La Selección francesa arrolló físicamente a sus rivales. GTRES

Ejercían la presión sobre el rival cuando correspondía y salían como una estampida en busca del gol al instante en el que robaban el balón al contrario. Este estilo de juego nos ha regalado auténticas exhibiciones ofensivas de Mbappé (como sus dos goles contra Argentina), pero también defensivas. Sus dos torres llamadas Raphael Varane (Real Madrid C.F.) y Samuel Umtiti (F.C. Barcelona) fueron uno de los principales pilares sobre los que se sostuvo la selección francesa.

Replegaban la línea defensiva a una velocidad de vértigo, además de ser dos centrales altos y fuertes para poder repeler los centros de los rivales sin apenas dificultades. Por no decir que también aprovechaban este recurso para hacer daño en el área contraria sumándose a rematar los córners (fueron decisivos en la semifinal y en la final).

El milagro del Liverpool

Fernando Alonso y McLaren: una relación unida por el fracaso (y el dinero)
Cuesta creer que Alonso siga confiando en McLaren para competir, cuando está demostrado que esa relación no funciona, ni ha funcionado nunca.
Las gestas de los dos conjuntos ingleses en la Champions 18/19 son ya historia de la Champions. Tanto el Liverpool como el Tottenham han conseguido dar la vuelta en sus eliminatorias de la Champions League de manera heroica pasando por encima de sus rivales, sobre todo en el caso del equipo 'red'.

Los chicos comandados por Jurgen Klopp remontaron un 3-0 al Barça, algo que se antojaba imposible. Pero los jugadores del equipo de la ciudad de The Beatles no pararon de correr y marcar goles hasta conseguir su objetivo: hacer historia.

Virgil Van Dijk, uno de los líderes del conjunto inglés.
Virgil Van Dijk, uno de los líderes del conjunto inglés. GTRES

Los cuatro tantos fueron consecuencia de la presión asfixiante de los jugadores locales, que llegaron a recorrer más de 112 kilómetros entre todos ellos, superando en casi siete kilómetros a los jugadores azulgranas (105,5 kilómetros). Uno de los ejemplos de este apartado fue Sadio Mané. El jugador senegalés se echó el equipo a la espalda y estuvo presente en todos los rincones del campo. Corría la banda, se desmarcaba, cerraba en defensa... Hacía todo. Mientras que los jugadores del Barça, aun corriendo menos, daban la sensación de estar agotados incluso antes de terminar los 90 minutos, como se vio en el tramo final.

La NBA también es pionera en esto

El físico se ha impuesto en el fútbol, pero es que ya venía siendo muy importante en la NBA. Algunas de las últimas estrellas del baloncesto mundial ya presentaban una evolución en este aspecto con la llegada de jugadores como Kevin Durant, Russell Westbrook, y, sobre todo, Giannis Antetokounmpo. E incluso también se ha visto este nuevo tipo de jugadores con la nueva oleada de pívots como Karl Anthony-Towns o Clint Capela (acostumbrados a ser más torpes que el resto y con más problemas de aguante, ahora son mucho más versátiles). Pero todo esto puede centrarse en cuatro figuras por encima del resto.

Giannis Antetokounmpo, el gigante griego

El jugador griego ha sido de las sorpresas más importantes de las últimas temporadas en el panorama baloncestístico. El alero de los Milwaukee Bucks se ha convertido en el líder indiscutible de su equipo y ha mejorado su rendimiento a tal nivel que ahora se encuentra como favorito para ganar el premio MVP de la NBA.

El griego puede liderar la liga durante la próxima década.
El griego puede liderar la liga durante la próxima década. GTRES

Su estatura llega a los 2,13 centímetros, una altura propia de un pívot, pero su agilidad, su manejo de balón y su velocidad están mucho más cercanas a las de un base. Esta combinación le permite machacar la defensa rival de todas las formas imaginables. Se trata de un jugador prácticamente indefendible.

Kawhi Leonard, un robot disfrazado de humano

Huawei Y9 Prime 2019: características y precio
El nuevo Huawei Y9 Prime 2019 confirma la tendencia por la cámara retráctil y mejora al Huawei P Smart Z con una tercera cámara trasera.
El jugador de los Toronto Raptors siempre ha sido uno de los mejor valorados dentro del mundo de la NBA. Después de una larga lesión, ha vuelto a rendir a su máximo nivel en la franquicia canadiense, liderando a su equipo sin ningún tipo de discusión.

Ahora mismo se encuentra a un nivel de rendimiento ofensivo por encima de los mejores jugadores de la historia (aunque también ha demostrado ser uno de los mejores defensores de la NBA). La dependencia de su equipo es máxima, y gracias a eso, Kawhi Leonard está demostrando que es capaz de aguantar la presión y destacar jornada tras jornada.

Kawhi Leonard ha convertido a Toronto Raptors en un serio candidato al campeonato.
Kawhi Leonard ha convertido a Toronto Raptors en un serio candidato al campeonato. GTRES

Con todo este despliegue de talento, solo podía faltarle una cosa: el físico. Pero el alero siempre ha demostrado estar preparado para afrontar las largas temporadas del baloncesto estadounidense, incluyendo unos Playoffs donde podría alcanzar su segundo campeonato de la NBA.

Kevin Durant, masacre anotadora

Este es otro ejemplo claro de cómo el físico ha conseguido evolucionar en los últimos años. Su caso es muy similar al de Giannis Antetokounmpo, pero es más anterior, ya que su llegada a la NBA se remonta al año 2007. Desde entonces, es uno de los jugadores más dominantes de toda la liga.

Kevin Durant ya es reconocido como uno de los mejores anotadores de la historia.
Kevin Durant ya es reconocido como uno de los mejores anotadores de la historia. GTRES

Sus brazos tienen una envergadura de 2,25 centímetros. Esto le ha proporcionado una grandísima ventaja a la hora de acometer sus acciones tanto defensivas como ofensivas. Además, uno de sus apodos, 'Durantula' (aunque ha confesado que no le gusta), proviene de su capacidad monstruosa para la anotación.

LeBron James, el 'rey' indiscutible

Con LeBron James se puede hablar de uno de los deportistas con mejor físico del planeta. Aquí no solamente se alude a sus capacidades físicas que le permitan hacer más o menos cosas sobre una cancha de baloncesto. El jugador de los Lakers ha sido uno de los deportistas que más cuidado han puesto sobre su cuerpo, y esto le ha ayudado enormemente a la hora de mejorar su rendimiento.

Muchos minutos acumulados, pero el mismo rendimiento de siempre.
Muchos minutos acumulados, pero el mismo rendimiento de siempre. GTRES

El jugador nacido en Akron dice conocer su cuerpo a la perfección, y sabe cuándo puede extralimitarse durante un partido y cuando tiene que guardar las pilas para no forzar una lesión. Lleva un total de 16 temporadas, y en todas y cada una de ellas ha estado entre los mejores jugadores la liga sin discusión. A sus 34 años todavía no se preve cuándo dejará las pistas, y eso es una muy buena señal del estado físico del 'Rey'.

Simone Biles, la revolución de la gimnasia

No todo son hombres en esta nueva tendencia, y no todos los deportistas forman parte del fútbol o el baloncesto (aunque sí son deportes donde se ha hecho más visible). La gimnasta estadounidense, Simone Biles, fue una de las protagonistas por su propio derecho de los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Sus 1,44 centímetros de estatura no son ningún inconveniente para sus actuaciones, todo lo contrario. Le otorga una mayor agilidad para ejecutar sus movimientos vertiginosos con un físico portentoso.

La atleta estadounidense fue la gran triunfadora del evento, cosechando un total de 4 medallas de oro y una medalla de bronce. Con tan solo 22 años, es una de las deportistas más relevantes a nivel mundial.

Artículos recomendados