¿Por qué el nuevo diseño de Sonic da tanta grima?

Paramount

Ahora en serio, ¿por qué el nuevo diseño de Sonic da tanta grima?

Sonic protagoniza su primera película, se ha apuntado al gimnasio y quiere ponerte cachondo.

Por Juan Sanguino  |  20 Diciembre 2018

Quién no quería tener un amigo como Sonic en los 90. Siempre de buen humor, siempre lleno de energía y siempre preparado para cuando quisieras jugar con él. Pues cuidado con lo que deseas, porque ahora Sonic se ha convertido en tu amigo: en concreto en ese al que habías perdido la pista hace años y ahora te lo encuentras exhibiéndose semidesnudo en Instagram ciclado del gimnasio, posando con cara de cabreo y con mucho más vello corporal. Y sigue queriendo jugar contigo, solo que quizá acabes con un poquito de dolor al acabar.

'Sonic, la película' se estrenará en noviembre de 2019 y todo apunta a que será un año duro para todos. Desde luego ya lo está siendo para el equipo de marketing: las tres grotescas imágenes promocionales publicadas en el último par de semanas le han dado ganas de ver la película a un total de cero personas, pero se han traducido en docenas de memes que la cuenta de Twitter oficial de la película retuitea intentando hacerse la guay.

Pregunta seria: ¿A alguien le ha gustado el cartel promocional de la película?
Pregunta seria: ¿A alguien le ha gustado el cartel promocional de la película? Paramount

En este poster vemos a Sonic rodeado por un halo que podría ser la velocidad de la luz, el vapor de la ducha porque Sonic se ha abierto un OnlyFans o el humo de un cigarrillo electrónico porque Sonic es tan moderno que vapea. Lo de "de los creadores de Fast & Furious" parece directamente una parodia: "siempre ha sido Fast, ¡pero ahora es más Furious que nunca!". Se intuye pelito, a diferencia del diseño original que era liso, y dos piernacas como dos secuoyas (siempre y cuando ESO sea una pierna, que a estas alturas no está tan claro). Que sí, tiene sentido que tenga esos muslos porque Sonic corre mucho, pero ¿por qué Sonic tiene que ser verosímil? Es un puercoespín azul supersónico, ¿ahora nos preocupa el realismo? Tal y como explica el diseñador original de Sonic, Naoto Ohshima, "Mickey no parece un ratón de verdad, ¿no? Sonic y él son criaturas mágicas que existen porque la gente cree en ellos".

Y hace un par de décadas el mundo creía en Sonic. Aunque hoy resulte difícil de creer, competía en popularidad con Super Mario porque la comunidad adolescente se dividía entre los de Sega y los de Nintendo (generalmente el bando lo elegía la consola que te hubieran regalado tus padres por Navidad) y ambos videojuegos funcionaban por su sencillez: había que saltar mucho, conseguir monedas y descubrir pantallas secretas. Sonic era un poco más estresante, pero Mario aguantó mejor el paso del tiempo gracias a su universo expandido de personajes (Luigi, Daisy, Bowzer, Toshi) y videojuegos (Super Mario Kart) y gracias a que su compañía no entró en bancarrota como le pasó a Sega. Lo que definía a Sonic es que, sin hablar, sentías que le conocías. Era un disfrutón, era simpático, era buena gente. Ahora parece el protagonista de un thriller cuya hija ha sido secuestrada y esos pringaos "le han tocado los cojones al puercoespín equivocado".

- Un momento, pero Sonic no tiene genitales.

Instagram, la censura y el temor a los desnudos
La exagerada censura de Instagram con los desnudos artísticos y todo lo relacionado con el sexo nos obliga a reflexionar sobre su política de actuación.
+ Sujétame la cerveza.

"Aquí, sufriendo". Paramount

Los que hayan diseñado esta aberración viven en el mismo mundo que nosotros y saben perfectamente que, en tiempos de redes sociales, esa postura solo significa una cosa: tengo los DMs más abiertos que estas piernas. Que haya un hilillo blanco saliéndole de la entrepierna (de verdad, es alucinante que esta película exista de verdad) no ayuda a dejar de ver esta imagen como una adaptación visual de "morbo, cerdeo, lapos" que esperemos que Tumblr ya esté censurando y a la que todos hemos reaccionado con cara de Clint Eastwood.

Con esta cara.
Con esta cara. 'Gran Torino'

El nuevo aspecto de Sonic es una nueva muestra de que hoy ya no se lleva la adorabilidad. Él era una mascota entrañable que iba de guay (pero inofensivo, en plan Fido Dido o el príncipe de Bel-Air) y era un poco pardillo. Ahora que hasta el amigo panoli con gafas en las series adolescentes tiene abdominales y pelazo, Sonic se ha convertido en un delincuente juvenil que huye de la justicia. Literalmente, ese es el argumento de la película. En plena moda de lo canallita, lo crack y lo políticamente incorrecto, 'Pokémon: Detective Pikachu' ha tenido mejor gusto y más visión comercial: Pikachu tiene la voz de Ryan Reynolds (Deadpool) pero sigue siendo cuqui.

Precisamente es el director de 'Deadpool', Tim Miller, quien produce 'Sonic, la película'. La dirige un debutante y la escriben los guionistas de 'Yo era el compañero de piso adolescente de Frankenstein', 'Hey, ¡deja de apuñalarme!', 'Cabeza de magma' y las dos secuelas de 'Team Hot Weels: el origen de la adrenalina'. Ambos tienen 40 años, lo que significa que jugaron de adolescentes al videojuego de Sonic, pero no parece que sepan lo que es un videojuego: la razón por la que la inmensa mayoría de adaptaciones al cine de videojuegos fracasan es porque sus responsables se empeñan en alejarse lo más posible del material original. Como si se tratase, en vez de una historia, de una marca registrada. Y la película realmente interesante de Sonic es la que está protagonizando el CM, que claramente es Poochie, ya que no sabe qué hacer para parecer gamberro.

Al menos el CM nos está amenizando el drama que está por venir.
Al menos el CM nos está amenizando el drama que está por venir. Paramount

Esta foto de Sonic pidiendo que le dejen ir al gimnasio en paz (¡por fin alguien lucha por las causas que realmente importan!) va acompañada en Twitter por el texto "esto no debería llamar la atención de internet, ¿verdad?" y cada palabra rezuma más desesperación que la anterior. Siguiendo la tradición de desvelar un nuevo engendro en cada imagen promocional, ahora resulta que Sonic tiene venas en las piernas. Venas. En las piernas. Este no es Sonic, es Maluma.

'Sonic, la película' parece algo que satirizarían en 'Los Simpson' o en 'Bojack Horseman' pero no, existe en el mundo real. Un lugar que cada vez parece más esperpéntico y en el que todo el mundo parece estar cachas de repente. Hasta Sonic. Da miedo imaginar lo que harían con Super Mario desatascando tuberías y pegándose un viaje de setas. Claro, que de él ya hicieron una película en 1993 que era la ¿comedia? de ¿aventuras? ¿familiar? más fea jamás rodada. Y por lo visto Hollywood no ha aprendido nada desde entonces.

Artículos recomendados