Daddy Yankee: 5 momentos que marcaron la carrera del rey del reggaeton Daddy Yankee: 5 momentos que marcaron la carrera del rey del reggaeton

Homenaje a Daddy Yankee: 5 momentos que marcaron la carrera del rey del reggaeton

Con el anuncio de la retirada de Daddy Yankee, repasamos los 5 momentos que le convirtieron en el gran rey del reggaeton.

Por Guille Galindo  |  21 Marzo 2022

Treinta y dos (32) años han pasado desde que Ramón Luis Ayala Rodríguez se embarcara en un largo viaje que le ha coronado como el rey del reggaeton, y no solo por haber sido (presumiblemente) el creador del término que hoy arrasa en todo el mundo, sino por su influencia en que así sea, por un impacto en la música solo comparable al de unos pocos a lo largo de la historia. Hablamos, por si queda todavía algún despistado, de Daddy Yankee.

En la jerga puertorriqueña, el término 'yankee' hace referencia a ser el mejor en algo. No pudo escoger un nombre artístico más acertado el cantante que puso la primera piedra en la universalización de la música latina. Ahora, más de tres décadas después, Daddy Yankee ha anunciado su retirada en un emotivo vídeo de agradecimiento en el que promete irse por todo lo alto, con su gira 'Última Vuelta World Tour' y un último álbum, 'LegenDaddy', que albergará todo lo que ha sido DY a lo largo de la carrera, y las influencias que le han convertido en leyenda.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Daddy Yankee (@daddyyankee)

Al igual que él, en Menzig hemos querido echar la vista atrás y repasar los cinco momentos claves en la carrera de Daddy Yankee, cinco situaciones que explican por qué ha sido, como él mismo se autodenomina, El Mejor de Todos los Tiempos.

Cuando los disparos terminaron con su sueño y forjaron la leyenda

Daddy Yankee ha dejado en su vídeo de despedida una frase que ha pasado más desapercibida de lo que debería, y que resume su importancia no solo como artista, sino como eje de un cambio social: "En los barrios donde nosotros crecimos la mayoría queríamos ser narcotraficantes. Hoy por hoy yo bajo para los barrios, para los caseríos, y la mayoría quieren ser cantantes".

Que Daddy haya contribuido a eso habla de su dimensión social, de ser el referente que nunca tuvo. Porque el San Juan (Puerto Rico) que le tocó vivir a él fue muy diferente. El ambiente conflictivo de su barrio, Río Piedras, le terminó absorbiendo, como a tantos adolescentes, impidiéndole realizar su sueño, ser jugador de béisbol. Un tiroteo en el que se vio involucrado fortuitamente acabó con sus esperanzas de ser profesional, al sufrir una herida de bala en el fémur de la que hoy todavía mantiene secuelas, entre ellas una leve cojera.

Aquel disparo truncó sus planes, pero fue fundamental para todo lo que sucedió después. Por aquel entonces, Ramón ya había demostrado que encajaba a la perfección con el nuevo estilo underground que estaba sonando por las calles de Puerto Rico, pero la violencia de su alrededor y su interés por el beisbol situaban a la música como un simple hobby alejado de sus prioridades, a pesar de haber crecido rodeado de artistas (su padre era percusionista y en la familia de su madre había varios músicos). El tiroteo prácticamente coincidió con la época en la que realizó sus primeros trabajos, una serie de cintas grabadas por el productor DJ Playero en sus sesiones, al más puro estilo Bizarrap.

Yankee debutó en 'Playero 34', y se convirtieron en un tándem durante buena parte de la década de los 90. En aquella grabación de 'Playero 34', el puertorriqueño rapea una frase que pasó sin pena ni gloria en aquel momento: "Toda la gente tiene que mirar y acercarse, para el reggaeton". Era principios de los 90, y nadie había usado la palabra 'reggaeton' para referirse a esa música underground con claras influencias en el reggae jamaicano que había traído Vico C a Puerto Rico y que empezaba a ponerse de moda. Daddy Yankee creó el término, y DJ Nelson lo terminó de popularizar en 1996 con su álbum 'DJ Nelson Presenta Reggaeton Live'.

Los Cangris, la dupla que catapultó a Daddy Yankee a la fama

Tras las sesiones con DJ Playero vino su primer EP 'No Mercy', y colaboraciones con artistas en numerosos proyectos para hacerse un hueco en la incipiente industria de la música urbana. Fue en ese tiempo y gracias a DJ Playero donde conoció a un Nicky Jam que, a pesar de no tener siquiera la mayoría de edad, había lanzado ya varios hits. Nicky tenía a Daddy en alta estima, y Daddy se interesó por lo que era capaz de hacer Nicky a su edad. Ambos forjaron una amistad fraternal de hermano mayor-hermano pequeño que funcionó excepcionalmente bien... al principio. Habían nacido Los Cangris.

'Cangri' viene a significar líder o boss en Puerto Rico. Y durante casi un lustro, Los Cangris se sintieron como tal. Con éxitos como 'Dónde están las gatas', Nicky Jam y Daddy Yankee habían alcanzado una fama inimaginable años atrás. Pero, como diría Rosalía, es mal amante la fama, y a Nicky Jam le sobrepasó. Para 2003, sus problemas con el alcohol y las drogas habían dinamitado la relación con un DY que trató de ayudarle sin éxito. "No tenía la disciplina que tenía Daddy Yankee en aquel momento. Eso nos llevó a discusión y a separarnos como dúo", admitió Nicky Jam en una entrevista con Caracol en 2014.

El enfrentamiento tuvo su punto más álgido en la 'tiraera' que Nicky Jam le lanzó a DY en 2004. Comenzó así el descenso a los infiernos de un Nicky Jam que tardó años en salir del pozo. Recuperado de sus adicciones y tras un paso por la cárcel, Nicky Jam quiso resurgir en la música ocho años después. Allí estaba su hermano mayor, Daddy Yankee, para echarle una mano con la canción 'El party que me llama', que suponía la vuelta de Los Cangris y la reconciliación de los artistas.

'Barrio Fino', la 'Gasolina' para prenderlo todo

Volvamos a 2004. Nicky Jam tuvo la mala suerte de buscar beef con Daddy Yankee cuando él estaba a punto de cambiar el rumbo del reggaeton y la historia de la música latina con 'Barrio Fino'. El álbum, que comenzó a grabarse en 2003, contó con numerosos problemas de producción: muchos artistas que iban a salir en él, entre ellos Nicky Jam, se cayeron del proyecto, y Daddy Yankee se rodeó de un nuevo equipo de productores para realizar algo realmente grande.

'Barrio Fino' supuso el traspaso definitivo de un reggaeton inspirado en los ritmos caribeños a un reggaeton más gangsta rap, rap de conciencia social y hip-hop puro, influencias muy marcadas por los gustos del artista. No obstante, a lo largo de sus 21 canciones el puertorriqueño recorre todo tipo de estilos y rangos vocales, incluida una respuesta a Nicky Jam en 'Santifica tus Estupularios'. Pero, sin duda, la canción que le llevó al estrellato fue el primer single del álbum, 'Gasolina'.

Considerada la 50ª mejor canción de la historia según la revista Rolling Stone, 'Gasolina' llevaba escrita desde 2002, cuando el cantante escuchó en San Juan gritar a un hombre: "¡Echa, mija, cómo te gusta la gasolina!", bromeando sobre cómo a las mujeres les gusta salir de fiesta y beber. La frase se convirtió en un fenómeno global gracias a una canción fuerte, pegadiza y con mucho ritmo gracias a la producción de Luny Tunes.

Con 'Gasolina', el reggaeton salió de Puerto Rico y llegó a Estados Unidos y España. Daddy Yankee rompía las fuertes barreras que cercaban el género en su país de origen, sin importar el idioma o la distancia. El reggaeton hoy no sería uno de los tres géneros más escuchados sin 'Gasolina' ni 'Barrio Fino'.

Las millones de copias vendidas y el reconocimiento internacional llevaron a Daddy Yankee a ser tan popular en la MTV como Eminem, o a lograr hitos como el ser el primer artista de música urbana latina en pisar el Madison Square Garden o el Festival de Viña del Mar. La de Daddy en el Viña fue para muchos la mejor actuación nunca vista en el Festival, con una puesta en escena épica al comienzo del concierto con la que se consagraba como el rey del reggaeton.

Daddy Yankee vs. Don Omar, la rivalidad que hizo crecer a ambos

No daba puntada sin hilo el bueno de DY. Aquella entrada en el Festival de Viña del Mar se producía solo tres meses antes de que viera la luz el álbum de Don Omar 'King of Kings', su segundo álbum de estudio tras 'The Last Don' en 2003, y la confirmación de que Daddy tenía un rival a la altura.

Como Biggie y Pac, la de Daddy Yankee y Don Omar fue una relación de amistad que, por productores, intereses (muchas veces los suyos propios) y egos se tornó en una rivalidad histórica entre los dos mejores reggaetoneros. Tras colaborar juntos en 'Gata Gangster', del álbum de Daddy 'Los Homerun-es' (2003), todo parecía indicar que las dos estrellas emergente del panorama de la música urbana latina podían convivir juntos sin problemas.

Sin embargo, una guerra entre los productores Luny Tunes y Eliel hizo que Luny se separara de Don Omar y comenzara a trabajar con Daddy Yankee. Don Omar, para defender a Eliel en su enfrentamiento con Luny Tunes, no acudió a grabar su parte de la canción 'Money Makers' del álbum 'Barrio Fino' (2004) de Daddy Yankee, producido por Luny. Tampoco lo hizo un año después con el álbum recopilatorio de Luny Tunes 'Más Flow 2', en el que iba a participar en las canciones 'Mírame' y 'Mayor Que Yo'. En ambas, fue sustituido por DY.

Daddy Yankee, molesto desde lo sucedido en las grabaciones de 'Money Makers', le dedicó versos en las canciones 'King Daddy' y 'Golpe de Estado' de su álbum 'Barrio Fino', y se dice que trató de torpedear la carrera de su rival contratando a gente para sabotear sus shows, aunque esto no está confirmado.

Fuese cierto o no, el duelo estaba servido. Don Omar contraatacó con una dura 'tiraera' a Daddy Yankee, 'Yo no me dejo' (2006). En 2007, en el punto álgido de sus carreras y del beef, fueron invitados a resolver sus diferencias en el Shea Stadium de Nueva York en una batalla final, pero Daddy no pudo acudir por problemas de salud. Don Omar aprovechó la incomparecencia de su rival para autoproclamarse campeón, acusando a DY de renunciar al evento por haberse asustado.

Tras múltiples declaraciones, en 2008 hicieron las paces en público durante un concierto de Wisin & Yandel en el que ambos participaban. Sin embargo, la situación no mejoró demasiado, aunque el hecho de que la carrera de Don Omar se apagara antes que la de DY calmó las aguas.

En 2015, para quitarse la espina clavada del concierto en el Shea Stadium de Nueva York que no pudo ser, y para de paso sacar rédito económico, Daddy Yankee y Don Omar anunciaron la gira conjunta The Kingdom Tour, con 60 conciertos que determinarían quién es el verdadero rey del reggaeton. Por motivos que no quedaron claros, los 60 shows programados se quedaron en 9, divididos en dos vueltas: la primera, cuatro conciertos en la ciudad de San Juan (Puerto Rico). La segunda, cinco conciertos en cinco ciudades estadounidenses.

Despacito a por los récord Guinness

Daddy Yankee siempre ha tenido la capacidad para oler el éxito, para elegir bien en qué cesta poner los huevos. Pero esta vez fue más allá. Terminada abruptamente la gira The Kingdom Tour, Daddy Yankee consolidó su posición como el artista urbano latino más importante de todos los tiempos al colaborar con Luis Fonsi en 'Despacito', la canción que puso definitivamente la música latina en lo alto de la cúspide tras construir los cimientos 13 años antes con 'Gasolina'.

El impacto global de la canción, número 1 en 44 países, desde Estados Unidos hasta Suecia, pasando por Filipinas, le valió hasta seis récord Guinness que todavía hoy mantiene:

  • Canción más escuchada en el mundo
  • Videoclip con más likes en YouTube
  • Videoclip de música de un dueto más visto en YouTube
  • Primer vídeo de YouTube en recibir 5.000 millones de vistas
  • Sencillo con mayor cantidad de semanas consecutivas en el número 1 de Estados Unidos
  • Mayor cantidad de semanas en el nº1 de Billboard Hot Latin Songs

Y a todo esto podemos añadirle un acontecimiento más: que Justin Bieber hiciera el remix.

La relación entre Daddy Yankee y los récord Guinness no se limita a 'Despacito'. El artista posee cuatro récords más en solitario:

  • Primer artista latino en alcanzar el número 1 en reproducciones en Spotify
  • Primer artista latino en superar las 1.000 millones de reproducciones en Spotify con tres canciones ('Despacito', 'Despacito (Remix)' y 'Con Calma')
  • Mayor cantidad de canciones en las listas de Billboard Latin Latin Rhythm Airplay
  • Mayor cantidad de nº1 en las listas de Billboard Latin Rhythm Airplay

Gracias por tanto, DY.

Artículos recomendados