Los 7 balones de fútbol más míticos de la historia

Shutterstock

Los 7 balones de fútbol más míticos de la historia: ¿con cuál te quedas?

Adidas Etrusco, Tango España, Nike Total 90... Balones históricos ha habido muchos. Dejamos aquí nuestro top 7 y te contamos qué significó cada uno de ellos para su época.

Por Álex García  |  11 Octubre 2019

Pelé como 'O Rey' de Brasil en los 60; Maradona, el 'D10S' campeón del mundo en el 86 o el 'pack' Messi-Cristiano Ronaldo como la mejor rivalidad de la historia del fútbol. Cada época ha tenido sus jugadores míticos, los considerados astros del balompié en sus respectivos años. De igual manera sucede con los equipos, como el imparable Real Madrid de las cinco Copas de Europa con Di Stefano a la cabeza, la 'Naranja Mecánica' de Cruyff con su concepto de 'fútbol total' o el mítico Milan de Sacchi de finales de los 80.

Pero no todo son escudos y jugadores. En el fútbol, el elemento principal, nuestro gran amigo, es el balón, aunque de vez en cuando lo olvidemos. Por eso, estamos aquí para recordar aquellos más icónicos, aquellos que marcaron una época, aquellos que, ya sea por su diseño, por sus mejoras tecnológicas o simplemente por haberse quedado en nuestra mente por años, merecen un reconocimiento especial. Estos son 7 de los balones más míticos de la historia del fútbol, ordenados de manera cronológica.

1 Adidas Tango España, 'made in Spain'.

En el Mundial de Argentina 78 se usó uno muy similar, prácticamente idéntico. No obstante, el Tango se hizo realmente conocido, al menos en nuestro lado del charco, al convertirse en el balón oficial de la Copa del Mundo del año 82, el primer y, por ahora, único Mundial que ha albergado España. Por este motivo, este balón tuvo un significado especial, prácticamente lo sentimos como nuestro y por eso no tardó en hacerse popular en los patios de colegio de aquel entonces.

Tango España, uno de los clásicos de Adidas.
Tango España, uno de los clásicos de Adidas. Adidas

Para este modelo del año 82, Adidas añadió unas costuras impermeables que hicieron el balón mucho más liviano en condiciones de lluvia. Por lo demás, el Tango mantenía sus característicos parches blancos con forma hexagonal y pentagonal con triadas negras que formaban 12 círculos alrededor de toda la esfera. Este diseño fue todo un éxito y, salvo pequeñas variaciones, se siguió usando durante varias generaciones más.

2 Adidas Azteca, el primer balón completamente sintético

Este modelo de Adidas fue el esférico usado durante el Mundial de México 86. Con un Azteca, en un estadio con el mismo nombre, un tal Diego Armando Maradona marcó un gol con la mano ante Inglaterra que se recuerda como 'La mano de Dios'. Ya solo por eso, estamos ante una leyenda de los balones.

Adidas Azteca, tocado por 'La mano De Dios'.
Adidas Azteca, tocado por 'La mano De Dios'. Adidas

Los mejores disfraces de Halloween según tus gustos
Para amantes del cine o las series, baratos, mainstream, originales... Los mejores disfraces de Halloween según tus gustos, personalidad y presupuesto.
No todo fueron goles míticos con la mano. El Adidas Azteca también fue el primer balón puramente sintético, por lo que se redujo considerablemente la absorción de agua. Se podría decir que esta bola supuso un antes y un después en los partidos que se jugaban en terreno mojado. Su diseño, inspirado en la arquitectura y en los murales aztecas de México, siempre será recordado con orgullo por los aficionados de este país. Nosotros tampoco lo olvidamos.

3 Adidas Etrusco, toda una obra de arte

Si los 90 tuvieron a Oasis o a Nirvana como grupos icónicos de la época, el mundo de fútbol tuvo al Etrusco como el balón de referencia. Su éxito fue tal, que después de ser balón oficial de la Copa del Mundo de Italia 1990, se usó también en la Eurocopa de Suecia 1992 y en los Juegos Olímpicos de Barcelona de ese mismo año. Y por si fuera poco, el Etrusco también estuvo en nuestra liga durante cuatro años (1990-1994).

Adidas Etrusco, el balón que consiguió la impermeabilización total.
Adidas Etrusco, el balón que consiguió la impermeabilización total. Adidas

En su momento, este balón fue catalogado casi una obra de arte. Primero en su diseño, con tres cabezas de león en cada triada propias del arte de los etruscos, y varios motivos inspirados en la longeva historia artística italiana. En segundo lugar, se le introduce una capa de espuma de poliuretano con la que consigue la impermeabilización total y menor peso. El Etrusco era sin duda mejor balón que se había hecho hasta el momento.

4 Adidas Finale 1, el balón que cambió la Champions League

Hasta que apareció el Adidas Finale 1 en la semifinal de la Champions 2000-2001 entre el Real Madrid y el Bayern de Múnich, los balones de la máxima competición europea corrían a cargo de Nike desde hacía varios años. Este balón fue el de las míticas atajadas de Oliver Kahn en la final del Giuseppe Meazza por las que el Valencia perdía por segunda vez consecutiva una final y nos dejaba aquella imagen tan recordada de Cañizares entre lagrimas.

Adidas Finale 1, el primer balón con estrellas de la Champions.
Adidas Finale 1, el primer balón con estrellas de la Champions. Football-balls.com

El Adidas Finale 1 y todos sus sucesores son probablemente los primeros balones con los que empezaron a jugar los últimos milennials, aquellos nacidos a mediados y finales de los años 90. ¿Quién no tuvo el mítico 'balón de las estrellas' cuando era pequeño? No sabíamos ni de qué marca era, ni de qué estaba compuesto; solo sabíamos que era el balón de la Champions y, por ende, todos queríamos uno.

5 Adidas Fevernova, una revolución en diseño

Así es. Este llamativo balón fue el de la mítica selección brasileña del 2002 que nos enamoró con su 'jogo bonito'. El Fevernova fue el instrumento con el que vimos a los Ronaldo, Ronaldinho y Kaka hacer magia durante el Mundial de Corea y Japón. Con este balón también celebramos ese gol anulado a Morientes del que seguro más de uno se acuerda todavía.

Adidas Fevernova, un balón que nos trae duros recuerdos.
Adidas Fevernova, un balón que nos trae duros recuerdos. Adidas

'El Fin' de Fortnite: qué pasó, easter egg, temporada 11...
'Fortnite' está sumido en un agujero negro del que no sabemos cómo salir. Esto fue lo que pasó, el easter egg que hay y el futuro del juego.
El Adidas Fevernova presentó un diseño inspirado en la cultura de los países anfitriones y dijo adiós a aquellas formas geométricas tan cuadriculadas y regulares. En su lugar, teníamos una especie de espiral con una forma que nos recordaba un poco a las estrellas ninja que usaba Jackie Chan en sus películas. A pesar de las críticas que recibió por ser 'demasiado liviano' y ser uno de los símbolos de ese fatídico episodio de la Selección Española en el Mundial, el Fevernova es un balón del que difícilmente nos podemos olvidar.

6 Nike Total 90 Aerow, una explosión de colores

Con varios modelos, y hasta con una versión de invierno, podemos decir que el Nike Total 90 supuso el inicio de la remodelación de los balones de los últimos años. Con el Nike NK 350 GEO, Nike empezó sus andaduras en la Liga Española, pero nunca podíamos prever que aquel balón completamente blanco en el que solo destacaba el logo de la marca, acabaría convirtiéndose en lo que tenemos actualmente.

Nike Total 90 Aerow, los balones insignia de Nike
Nike Total 90 Aerow, los balones insignia de Nike Foootball-balls.com/Adidas

Podríamos atrevernos a decir que este modelo es, sin duda, el balón de la infancia de todos aquellos de veinteañeros que abandonamos la niñez hace relativamente poco. Unos antes que otros. El Nike Total 90 inicial, con sus dos líneas azules que formaban dos círculos, rompieron con todo lo establecido. Las versiones posteriores, como la de invierno, supusieron la revolución de los colores en el mundo de los balones de fútbol: naranja, amarillo, morado. Todo color era válido en una época en la que por fin aceptábamos que el fútbol y no era solo en blanco y negro.

7 Adidas Jabulani y la gloria del fútbol español

Si nos centramos en momentos históricos para definir como mítico un balón de fútbol, en España no tendríamos ninguna duda. El Adidas Jabulani, cuyo nombre significa 'celebrar' en idioma zulú, supuso, precisamente, la mayor celebración en la historia del fútbol español. Este fue el balón con el que Andrés Iniesta marcó aquel gol en Johannesburgo contra Holanda que coronaba a la Selección Española como campeona del mundo por primera vez en su historia. ¡Cómo olvidarlo!

Adidas Jabulani, el balón que llevó a la gloria a la Selección Española.
Adidas Jabulani, el balón que llevó a la gloria a la Selección Española. Adidas

Su diseño, bastante llamativo, se compone de 11 colores, símbolo de los 11 jugadores con los que salta al campo cada equipo, además de los 11 idiomas oficiales de Sudáfrica y de las 11 comunidades del país que dieron la bienvenida al primer Campeonato del Mundo que se celebrara en África. Tras tres años de preparación, Adidas presentó un Jabulani que fue un antes y un después en la estabilidad y el agarre de los balones de fútbol, aunque tuvo muchas críticas por el efecto que hacían los balones.

Mención especial: Mikasa FT-5, el rey de la dureza

"Duele más que un balonazo con un Mikasa" es una frase que todos hemos escuchado alguna vez. El Mikasa FT-5 es esa pelota difícil de olvidar, ya sea porque todos hemos jugado con ella o porque alguna vez recibimos un impacto que todavía hoy sigue doliendo. El Mikasa es ese balón del que el portero no quería saber nada o para el que había que tener muchas agallas si se quería rematar de cabeza. El FT5 fue un balón que no estaba pensado para mundiales, ni grandes competiciones, pero que no nos podíamos permitir dejar fuera de esta lista.

El Mikasa FT-5 era un balón demasiado duro, qué decir, pero también uno de los más exitosos de la historia. Su resistencia era clave cuando los terrenos de juego no eran como los de ahora. Los balones de las grandes marcas del momento con los que se jugaban los campeonatos mundiales no aguantaban más de dos semanas en aquellos campos de tierra irregulares. Tampoco eran muy aconsejables si jugábamos en el descampado al frente de casa o en el duro pavimento.

El Mikasa sí, el Mikasa aguantaba lo que fuera. Su secreto estaba en el interior, compuesto por un devanado de fibras de nylon que le aportaban esa ya icónica dureza. Su exterior, de cuero, no tenía almohadillas, sino remiendos de tela; en cambio, para sus acabados se usaba una técnica de termisellado que lo hacía todavía más compacto.

Mikasa FT-5, un balón duro que lo aguantaba todo.
Mikasa FT-5, un balón duro que lo aguantaba todo. Amazon

Comprar por 32,95

Sin duda, el Mikasa FT-5 estaba pensado para terrenos difíciles. Por eso mismo, tampoco era un balón precisamente liviano. El golpeo se hacía complicado. Olvidémonos ya de darle efecto a la bola, o de intentar hacer una 'folha seca' como Cristiano. El cometido del Mikasa no era ese y por eso, es cada día más complicado verlo el algún terreno amateur hoy en día, al menos en Europa. El Mikasa FT-5 siempre quedará en nuestra memoria y será ese balón del que hablemos a nuestros hijos cuando se quejen de que el suyo está demasiado duro.

Artículos recomendados