El otoño, la mejor estación para tener sexo El otoño, la mejor estación para tener sexo

Unsplash

El otoño es la mejor estación para tener sexo

Las razones que da la ciencia por las cuales el otoño es la mejor estación para tener sexo.

Por Irene Melgosa  |  24 Octubre 2022

No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Como ya hemos visto, los hombres también tienen ciclos hormonales y en su variante anual, el otoño es la estación estrella. Según afirman los investigadores de la canadiense Simon Fraser University, está comprobado que los niveles de testosterona aumentan en otoño con respecto al resto del año. Pero, ¿por qué sucede esto?

Una razón biológica

Una razón de peso para explicar este fenómeno responde a un primitivo instinto de reproducción. Al concebir en septiembre u octubre, los bebés nacerán en una estación de luz, en la cual sus sistemas inmunológicos empezarán a producir vitamina D desde su nacimiento. Esto fortalecerá su sistema inmune y sus huesos.

Con la evolución, los humanos perdimos ese rasgo tan animal como es tener una época de apareamiento pero parece que, puedas o quieras (o no) concebir hijos con tu pareja, algunos de estos instintos permanecen.

Seguro que este niño nació en verano Seguro que este niño nació en verano, imagen de sustitución
Seguro que este niño nació en verano Unsplash

A esto podemos sumar el hecho de que, en otoño, el nivel de riego sanguíneo hacia el pene se incrementa en un 20% y la concentración de espermatozoides es más alta que en los meses de verano, según afirma la Division of Reproductive Health Center.

La influencia del cambio estacional: los efectos del plan 'peli, sofá y manta'

Una de las razones que explican este aumento de testosterona es algo tan humano como la búsqueda de amor. Ante un clima que se va recrudeciendo lentamente, queremos pasar más tiempo en casa con alguien que nos brinde apoyo emocional y que nos dé mimos. Ver películas por la tarde con una manta y una buena taza de chocolate se convierte en el plan ideal.

Es por este sentimiento reconfortante que las estaciones frías no solo son las mejores para tener sexo, sino también para enamorarse.

¿Qué consecuencias tiene?

A mayor nivel de testosterona, mejor resultado en las tareas espaciales. Así lo corroboró la psicóloga canadiense Doreen Kimura para el estudio de la Simon Fraser University. La psicóloga examinó para su estudio a 70 hombres y 70 mujeres, una vez en otoño y otra en primavera. Para ello, usó unos test de habilidad espacial a la vez que medía los niveles de testosterona de los participantes en su sangre y orina.

Estas habilidades espaciales se definen como uno de los componentes de la inteligencia, ligadas a la capacidad de formar una representación geométrica mental del mundo. Se puede medir en pruebas como la interpretación de un mapa o aparcar un coche.

Mientras que las mujeres no mostraron diferencias estadísticamente significativas con el cambio estacional, en el caso de los hombres esta variable sí fue relevante. Sus pruebas tuvieron más respuestas correctas en las pruebas realizadas durante el otoño que durante la primavera.

De otra parte, un seguimiento similar realizado en jóvenes que han pasado la pubertad estableció que un nivel hormonal bajo puede significar una diferencia de hasta 50 puntos en una prueba de matemáticas. En resumen, que además de tener mejor sexo y ser más enamoradizos, también somos más inteligentes en otoño. Normal que esté considerada por muchos la mejor estación del año.

Artículos recomendados