4 cosas que convierten otoño en la mejor estación del año

Shutterstock

¿Cuáles son las mejores cosas que tiene el otoño?

Todo el mundo nos pregunta si preferimos el verano o el invierno, cuando en realidad la mejor estación es el otoño. Si no las tienes todas consigo, te vamos a convencer en este artículo.

Por Celia Varona  |  07 Octubre 2019

El mundo de Pinterest es impresionante. Sí, esa aplicación en la que escribes una palabra en el buscador y te salen todo tipo de cosas (pero, en serio, todo tipo de cosas) sobre lo que buscas. Si buscas 'verano', nos aparecen imágenes coloridas. Lo típico: playa, piscina, vacaciones... todo un ambiente de liberación asociada a la juventud, y que nos acerca (aunque sea a través de una pantalla) a esos veranos de cine y series con los que todos soñamos alguna vez.

Con el otoño pasa algo parecido. Tiene sus características, sus más y sus menos (como todo) y sus clichés. Como cada estación, tiene elementos que le dan magia, tiene una energía diferente y nos aporta y hace nacer en nosotros diferentes sensaciones. Puede que este artículo suene y sea un poco Tumblr, pero quizás también nos sirva para coger un poco de cariño a esa época que solemos odiar por estar entre el verano y las navidades (es decir, entre vacaciones y vacaciones).

Otoño es una estación que debe ser valorada como se merece.
Otoño es una estación que debe ser valorada como se merece. Shutterstock

A priori, como hemos dicho antes, el otoño no parece una época muy atractiva, sobre todo para aquellos a los que les gusta el verano y el calor. Según entra el otoño, los días van acortándose y las noches llegan antes. El frío mañanero se vuelve casi insoportable (sobre todo si hay que aguantar madrugones) y es época de ir estableciendo una rutina que nos haga productivos, quien no la tuviera de antes.

A todo esto, le sumamos que suele ser (y digo suele ser, porque últimamente el clima está tan revolucionado que es imposible asegurar nada) un tiempo en el que predominan las lluvias y los días nublados, algo no muy apetecible para muchos. Pero vamos a intentar darle una vuelta a la situación. Vamos a ver si, desde la perspectiva del postureo, le damos a esta estación el valor que se merece y la aprovechamos como es debido.

1 La vuelta del plan de sofá y manta

Todo un clásico de las stories de Instagram. Y es que no solo hay que sacar provecho a los días nublados y lluviosos, sino también disfrutarlos. Algo nos tienen que aportar. Por muy tópico que sea, el sonido y el olor de la lluvia y el suelo mojado (también os digo, ese olor si es en superficie no contaminada, mejor) son unas de las mejores cosas del universo. Pero quedarte en casa contemplando todo esto bien a gusto es otro nivel.

¿Hay algo mejor que esto?
¿Hay algo mejor que esto? Shutterstock

Los mejores disfraces de Halloween según tus gustos
Para amantes del cine o las series, baratos, mainstream, originales... Los mejores disfraces de Halloween según tus gustos, personalidad y presupuesto.
Un café caliente, de esos en los que la espuma saliera con un dibujo perfecto, o un chocolate ardiendo, y una manta cerca de la ventana (porque no, no todos tenemos chimenea y fuego chispeante) pueden ser los complementos perfectos a un buen libro. O, si no somos muy apasionados de la lectura, nos vale también alguna novedad de Netflix o un clasicazo para pasar toda la tarde, tipo 'El Señor de los Anillos'.

2 Un paisaje inigualable

Una ruta por las montañas y paisajes naturales en otoño es precioso. Igual tenemos que ir un poco abrigados e igual llueve, pero merece la pena con las vistas de las que vamos a disfrutar. Se supone que los ríos y cascadas deberían empezar a tener algo más de agua conforme avanzan los meses otoñales (no tanto como en febrero, pero podría valernos), y las vistas pueden ser preciosas.

Los paisajes de otoño son una auténtica maravilla.
Los paisajes de otoño son una auténtica maravilla. Shutterstock

Además, frente al hastío de la rutina, no hay nada más beneficioso para la salud que una escapadita para respirar aire puro. Andar, cansarse, hacerse fotos... Además, es temporada de setas, ¿y a quién no le gustan?

3 El repunte de la vida casera

De los productores del plan de sofá y manta llega "haz un bizcocho esa tarde que no tienes nada que hacer pero en la que hace demasiado frío para salir". Otoño puede ser la época perfecta para rehacer los lazos domésticos, ya sea con familia, compañeros de piso, amigos... lo que sea. Es el momento ideal para quedar una tarde en casa y no hacer nada, buscar otras formas de ocio y diversión y que nuestras tardes no consistan solamente en salir a tomar la cerveza a la terraza. Porque, y no nos vamos a engañar por mucho que queramos, eso tampoco es lo más beneficioso para nosotros a la larga.

Vuelve el otoño, y con él los planes caseros y los juegos de mesa.
Vuelve el otoño, y con él los planes caseros y los juegos de mesa. Shutterstock

Necesitamos pasar tiempo en casa, y hay muchísimas cosas que podemos hacer en ella: juegos de mesa, cocina creativa, buena música... además, después del atoramiento del verano, en el que no hemos dejado de ver a gente, tampoco viene mal un poco de tiempo para nosotros mismos, una tarde para cuidarse o, simplemente, pensar.

4 Tiempo de planes y proyectos

Otra de las ventajas del comienzo de una nueva estación es la posibilidad que nos da de cerrar un ciclo y comenzar otro. Y es que, si algo define a los veranos, es que tienden a ser un poco inestables emocionalmente. Ya sabéis, mucha fiesta y todo eso, al final algo nos desequilibra.

Otoño puede ser revitalizador, reparador...
Otoño puede ser revitalizador, reparador... Shutterstock

Fortnite Capítulo 2: mapas, novedades y mejoras
Fortnite Capítulo 2 viene con un nuevo mapa, con jugabilidad acuática y con una tienda renovada.
Otoño es la época perfecta para buscar nuevas formas de sentirnos realizados, nuevos proyectos personales que nos alejen de la rutina. Incluso nos permite volver a empezar de nuevo en ciertos aspectos, si no hemos tenido el mejor verano de nuestras vidas.

Así que, en definitiva, vamos a portarnos bien con el otoño, a recibirlo con los brazos abiertos porque, sea con más o menos postureo, tiene sus cosas muy buenas.

Artículos recomendados