Sexo en cuarentena: problemas y cómo afrontarlo en las diferentes relaciones y situaciones

Shutterstock

Los problemas del sexo en cuarentena: cómo afrontarlos en las diferentes relaciones y qué hacer cuando todo vuelva a la normalidad

Vivas con tu pareja o no, la cuarentena ha alterado nuestras rutinas sexuales, generando otras situaciones y problemas. Los desgranamos con ayuda de expertos y tratamos de poner solución, así como ayudaros a afrontar el sexo cuando todo vuelva a la normalidad después de muchas semanas.

Por Guillermo Galindo  |  21 Abril 2020

Parece que empezamos a ver la luz al final del túnel, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Primero, porque no tenemos la certeza de que esa luz no vuelva a alejarse con el más mínimo contratiempo. Segundo, porque, una vez salgamos del túnel, nos costará recuperar el ritmo de vida y la esencia de antes. Pero hasta entonces, hay que seguir avanzando en el túnel.

Un túnel que nos está dejando secuelas. Estamos hartos de la cuarentena y del confinamiento, y cada vez nos cuesta más mantener el buen humor o no pagar la frustración con nuestra pareja o seres queridos. Desde siempre, ¿cuál ha sido el mejor remedio para recuperar el buen humor? Tener sexo o masturbarse libera endorfinas que nos cambian nuestro estado de ánimo. Pero en plena pandemia no es tan fácil, como vamos a comprobar con ayuda de unos expertos. Hoy os hablamos de la extraña relación entre sexo y cuarentena.

Podemos tener menos apetito sexual durante el confinamiento, y no pasa nada

Como decíamos, lo más recurrente es acudir al sexo o a todo lo relacionado con él para solventar esta situación. Hasta el Gobierno de Argentina lo ha recomendado oficialmente como medida para pasar el confinamiento de la mejor manera. Países que lo promueven, Pornhub ofreciendo contenido premium gratis, mucho más tiempo libre... Parece el momento ideal para estar todo el día en la cama, en caso de estar viviendo con tu pareja, o en el ordenador si vivís separados o estás soltero.

Los estímulos sexuales no nos están faltando esta cuarentena.
Los estímulos sexuales no nos están faltando esta cuarentena. Shutterstock

Estímulos hay de sobra, pero... ¿y si, simplemente, no tienes ganas o no te apetece? No pasa absolutamente nada. No es un problema, de hecho, es lo más normal del mundo. Así lo asegura Marta Pilar Roldán, psicóloga especialista en sexualidad y género de la clínica de salud sexual masculina The Test: "Esto no son unas vacaciones ni tiempo libre, es una crisis sanitaria y no podemos exigirnos lo mismo que si no la hubiera. Aunque nos digan que el porno es gratis, también estamos expuestos a la cruda realidad que está sucediendo en el exterior. Cuando nos sentimos asustados o tristes, nuestro cuerpo no reacciona sexualmente, es un hecho evolutivo, se está guardando fuerzas para la protección o para la adaptación a la nueva situación. Por tanto, no querer tener sexo en esta situación es de lo más humano que nos puede estar pasando".

Los problemas del sexo en cuarentena al vivir con tu pareja

La falta de apetito sexual por la crisis del coronavirus puede afectar especialmente al hombre, sobre todo si convives con tu pareja en el confinamiento. Para explicar el porqué, la psicóloga hace hincapié en una carga social que se les atribuye a los chicos: tener siempre la libido por las nubes y ganas de tener sexo. Si no cumple con esos requisitos, la moral de ellos empieza a bajar, porque la sociedad les ha obligado a estar al 100% siempre. Es fundamental dejar esos pensamientos atrás, como apunta Marta Pilar Roldán: "Es momento de ser capaces de decirnos que no nos sentimos bien para tener sexo. Puede ser algo muy complicado de reconocer, y por ello, muy valiente el hacerlo". Pero para reforzar esa valentía y sinceridad, la pareja debe respetarte, y tú debes respetarle a él o a ella si estás en la otra posición.

Rebrote de coronavirus en LaLiga: ¿por qué hay tantos futbolistas afectados?
Destapamos por qué tantos futbolistas de LaLiga han dado positivo por Covid-19 en la vuelta a los entrenamientos.
Existen más contratiempos a la hora de afrontar el sexo con tu pareja conviviendo juntos en cuarentena. En una circunstancia como la actual, en la que es obligatorio guardar la distancia con cualquiera al salir a la calle o si tienes el más mínimo síntoma, y donde nos han metido el miedo en el cuerpo a un posible contagio, ¿esto puede afectarnos a la hora de querer acercarse y tocar a nuestra pareja?

La psicóloga Roldán responde: "Muchas parejas viven juntas y están manteniendo el aislamiento entre ellos por miedo al contagio. Evitar el contacto físico está relacionado con el miedo, miedo a contagiarnos o a contagiar a otra persona. Si tenemos miedo a tocarnos por el contagio, no nos vamos a sentir cómodos para tener relaciones sexuales, pues el miedo es una emoción que impide tener sexo. Cuando estamos en situaciones que consideramos amenazantes se activa el sistema simpático. Este sistema nos hace alterarnos, que estemos en tensión, y prepara nuestro cuerpo para huir, atacar o quedarnos paralizados. Esta es la función del miedo, nos advierte de que hay un peligro y hace reaccionar a nuestro cuerpo para enfrentarlo. Con este escenario, es complicado tener ganas de tener una relación sexual o una erección".

Muchas parejas viven juntas, pero apenas tienen contacto por miedo.
Muchas parejas viven juntas, pero apenas tienen contacto por miedo. Shutterstock

Como señala la especialista, es una situación que se puede asemejar a otras de excesivo estrés, como cuando hemos tenido algún problema familiar o una situación crítica en nuestro trabajo. En esos momentos, era muy complicado alejar nuestra cabeza de esos pensamientos y estar activos sexualmente. El miedo por el contagio puede paralizarnos de la misma manera.

Es algo natural y que debemos respetar si le sucede a la otra persona, pero ante lo que hay que estar atento y no dejar pasar de largo, asegura el director médico de la clínica The Test, el doctor Antonio Santos. Para él, existen dos grupos de personas diferentes: aquellos que sufren síntomas de COVID-19 y donde existe un riesgo real de contagiar a la pareja, o quienes simplemente se han obsesionado con el virus y con "evitar cualquier mínimo contacto físico sin tener una situación de riesgo real". En un caso extremo, y dado el miedo al coronavirus que existe en la sociedad actual, el doctor Antonio Santos señala que esa persona podría desarrollar un TOC (trastorno obsesivo compulsivo) o misofobia (el pánico a contaminarse por algún germen).

Cambiemos de escenario. El hecho de estar pasando más horas que nunca con tu pareja en casa tiene muchos aspectos positivos, como el permitir hacer cosas que antes, por la falta de tiempo, era prácticamente imposible, pero también otros negativos. Puede ser que hubiera problemas a la hora de practicar sexo desde antes de la cuarentena, pero que achacabais al poco tiempo libre. Superada esa barrera, y viendo que los problemas persisten, quizás el confinamiento suponga un punto de inflexión para reflexionar sobre lo que está pasando en vuestra relación y ponerle remedio, en vez de tirar para adelante sin afrontarlo, como estabais haciendo hasta ahora. Quizás la cuarentena salve vuestra relación.

El sexting, la gran solución para las parejas que no viven juntas

Con los salarios y la situación laboral de la gente joven, la mayoría todavía no se ha independizado, por lo que está pasando la cuarentena con su familia y no con su pareja. La relación ha pasado a ser una relación a distancia, y como tal debes afrontarla.

Samsung Galaxy Watch 3: precio, especificaciones y ficha técnica
Repasa las características, precio y ficha técnica del smartwatch Samsung Galaxy Watch 3.

Centrándonos en el tema sexual, para el doctor Manuel Hernández, la principal solución para superar la distancia y pasar un buen rato con tu pareja es el sexting, acción que "ayudaría a mejorar la sensación de ansiedad y de estrés al que estamos sometidos por el confinamiento". La psicóloga Roldán camina en la misma dirección, pero añade la importancia de ser conscientes de los riesgos de Internet en materia de privacidad, y sobre todo la necesidad de estar seguros de que la otra persona no grabará ni difundirá nada sin tu permiso.

El sexting podría convertirse en la solución para muchas parejas en el confinamiento.
El sexting podría convertirse en la solución para muchas parejas en el confinamiento. Shutterstock

Sentirse cómodo es lo más importante a la hora de hacer sexting. Por tanto, aunque tu nivel de confianza con la otra persona sea total, puede que tú no te sientas a gusto con el sexo a distancia, o no te veas preparado. De nuevo, estamos ante una situación normal que debe ser respetada. "Esto es algo mu personal y solo tú eres quien tiene que decidir sobre ello. El sexo está para disfrutarlo, no para obligarnos a hacer cosas que no queremos", sentencia María Pilar Roldán.

Y cuando todo vuelva a ser como antes, ¿qué?

Durante todo el artículo hemos hablado de la importancia de dar normalidad a diferentes comportamientos o actitudes. En el último de los puntos que tratamos, de nuevo lo más importante es dar normalidad a la situación que está por venir, y esperemos que pronto: volver a ver a nuestras parejas y regresar a la vida que teníamos antes del confinamiento.

El primer encuentro será apasionado, pero hay que ir sin altas expectativas.
El primer encuentro será apasionado, pero hay que ir sin altas expectativas. Shutterstock

Lo más probable es que durante estos días os hayáis repetido una y otra vez las ganas que os tenéis, lo que genera una expectativas muy altas para el esperado reencuentro. Esto puede jugarnos una mala pasada, como apuntan el doctor Hernández y la psicóloga Roldán, ya sea porque la presión generada nos impida tener una erección o porque la excesiva emoción nos pase factura y se produzca una eyaculación precoz, dos casos muy comunes a las parejas que vuelven a verse tras una relación a distancia.

"Estas reacciones causan frustración y suelen deberse a los nervios del reencuentro", aclara María Pilar Roldán. "El mejor consejo para afrontar este momento es vivirlo como algo normal. Si terminas rápido, hay tiempo para más. Si no consigues la erección esperada, haz otras cosas que no tengan que ver con tu pene. Es normal tener muchas ilusiones y expectativas puestas en el reencuentro, pero es aconsejable ir con la intención de disfrutar, sin exigirse demasiado".

Artículos recomendados