¿Por qué me siento así cuando tengo resaca? ¿Por qué me siento así cuando tengo resaca?

Envato Elements

Resolvemos las dudas de un día de resaca: ¿Por qué me duele tanto la cabeza? ¿Por qué tengo tantas ganas de comida basura?

¿Por qué tenemos resaca? ¿Qué provoca en nuestro cuerpo el elevado consumo de alcohol la noche anterior? Despejamos las incógnitas y los secretos de este horrible día y proponemos soluciones para sobrellevarlo mejor.

Por Susana Navas  |  30 Septiembre 2021

Lo sufrimos y ya, pero, ¿os habéis parado a pensar por qué nos sentimos como nos sentimos cuando tenemos resaca? Sabemos que estamos mal por el impacto del alcohol en nuestro organismo, pero no tenemos ni idea de por qué nos duele la cabeza, ni por qué nos entra hambre, ni por qué a otros les sucede lo contrario. Para conocer mejor a uno de nuestros peores enemigos de los domingos, hemos creado este artículo para resolver todas vuestras dudas.

¿La resaca da hambre o te la quita? ¿Por qué queremos comida basura resacosos?

Esto es una realidad, cuando nos levantamos o cuando volvemos después de una buena fiesta con sus correspondientes cubatas, el hambre es una consecuencia directa e inevitable.

La ingesta de alcohol hace que disminuyan los glucógenos y carbohidratos; y el glucógeno es precisamente la mayor fuente de energía del organismo. Cuando no tenemos energía, necesitamos reponerla, por eso la primera reacción de nuestro cuerpo es tener un hambre terrible.

Pero... ¿nos apetece una ensalada? No, ¿verdad? Una buena ración de grasas saturadas es lo que entra mejor. Esto tiene una explicación. La ingesta de alcohol es la causa de la pérdida de agua, azúcar, sal y minerales, por eso nos decantamos por las comidas más potentes y que nos llenen más que las verduras, por ejemplo.

La comida rápida, como las hamburguesas, contiene más carbohidratos por eso nos decantamos por ellas La comida rápida, como las hamburguesas, contiene más carbohidratos por eso nos decantamos por ellas, imagen de sustitución
La comida rápida, como las hamburguesas, contiene más carbohidratos por eso nos decantamos por ellas Freepik

A pesar de que el alcohol es alto en calorías, varios estudios han demostrado que puede causar que nuestro cerebro sienta la necesidad de más comida (de la que en realidad necesitamos). ¿Solución perfecta? La comida basura, pesada y salada para quedar llenos al completo. Aun así, tampoco podemos dejar de lado nuestro estado de ánimo de resaca, que nos hace más proclives a la comida basura para darnos un alegrón.

A muchos la resaca les da hambre, pero también está demostrado que el alcohol puede influir negativamente en el apetito, al estar tan revueltos que ni siquiera tengamos cuerpo para probar lo que hay en el plato. Señal de que te pasaste demasiado anoche.

¿Por qué nos da tanta sed?

Como se ha comentado anteriormente, la deshidratación es uno de los efectos que provocará el alcohol ¿por qué? Fácil, porque inhibe la producción de la hormona antidiurética, encargada de mantener agua en los riñones. Orinamos más, y nos deshidratamos antes.

Bebed agua si tenéis la boca pastosa porque es también consecuencia de la deshidratación Bebed agua si tenéis la boca pastosa porque es también consecuencia de la deshidratación, imagen de sustitución
Bebed agua si tenéis la boca pastosa porque es también consecuencia de la deshidratación Freepik

Para paliar este efecto, la mejor medicina es el agua. Que no os engañen con otras bebidas, beber más alcohol solo aumentará la deshidratación.

¿Por qué nos duele tanto la cabeza?

Probablemente sea el síntoma más común después de una noche de fiesta. Dolor muy intenso, en toda la cabeza y especialmente en la zona frontal, muy similar a lo que provocan las famosas y nada queridas migrañas. Además este dolor se agrava con la exposición a la luz o con sonidos muy fuertes, llegando incluso a provocar provocar náuseas.

Una posible causa de este molestísimo dolor de cabeza es el efecto vasodilatador del alcohol. Los vasos sanguíneos aumentan, dejando que fluya más sangre por ellos. La consecuencia de esto es que sintamos más calor y tengamos más sensibilidad al estímulo.

¿Cómo puedo sobrevivir a un día de resaca?

Aunque estéis cansados, no abuséis de estimulantes como el café o las bebidas energéticas. Otro de los 'maravillosos' efectos del alcohol es deprimir el sistema nervioso central, y al estimularlo con este tipo de productos, lo único que vas a conseguir es retrasar la resaca. La estarás poniendo una máscara, nada más, porque luego volverá a llamar a la puerta. Sucede lo mismo con la cerveza, que únicamente retrasará la resaca, no la eliminará.

Además, el alcohol y el café son también diuréticos, así que si lo que queréis es reponer líquidos, no son buenos acompañantes. Sin embargo, hay otros productos y alimentos que os ayudarán a sobrellevar vuestro espléndido día resacoso:

  • Arroz/Pasta: como son cereales contienen mucha proteína, y sobre todo, hidratos de carbono, que es lo que se necesita.
  • Alcachofa/brócoli: para limpiar los tóxicos.
  • Frutos secos: su riqueza en vitamina B6 es lo que los hace especialmente buenos en esta situación. También funciona el aguacate o los espárragos.

Tanto la leche como sus derivados contienen cisteína y ralentizan la absorción de alcohol Tanto la leche como sus derivados contienen cisteína y ralentizan la absorción de alcohol, imagen de sustitución
Tanto la leche como sus derivados contienen cisteína y ralentizan la absorción de alcohol Freepik

Artículos recomendados