Pinturillo 2 y los juegos online se disparan durante la cuarentena por coronavirus Pinturillo 2 y los juegos online se disparan durante la cuarentena por coronavirus

Pinturillo 2

El tercer auge de Pinturillo (y otros juegos online) a causa de las nuevas restricciones

¿Te han propuesto tus amigos jugar al Pinturillo en estos días de aislamiento y no sabes qué es? Te explicamos cómo se juega, y analizamos el auge de los juegos online en plena cuarentena de Coronavirus.

Por Juan Ángel Asensio  |  14 Marzo 2020

Decía Blaise Pascal, filósofo y matemático (entre otras muchas cosas) francés, que "todas las desgracias del hombre se derivan del hecho de no ser capaz de estar tranquilamente sentado y solo en una habitación". Quizá esta afirmación cobra en estos días, donde la responsabilidad social debería mantenernos confinados en casa, más importancia que nunca. Parece que la vida monástica, conventual, no casa con el estilo de vida frenético de los tiempos modernos. En un mundo donde es imposible no recibir estímulos constantes, donde la 'fast life' se prácticamente un signo ineludible, recluirnos en casa es una misión imposible.

El aburrimiento es una de las mayores enfermedades de los seres humanos. No sabemos entretenernos a menos que interactuemos con algo externo. En el 'Decamerón' de Bocaccio, un grupo de diez jóvenes se refugian en una villa a las afueras de Florencia para escapar de la peste bubónica. Para distraerse durante su cuarentena deciden recurrir al entretenimiento más antiguo del mundo: el relato. Cada noche, los personajes narran cuentos y es allí, en la narración oral, donde se refugian para pasar las largas horas de aburrimiento.

Juegos online para pasar la cuarentena

La extensa mayoría de nosotros hemos perdido ese gusto por sentarnos a escuchar historias. Como mucho, lo más parecido a ello, es sentarnos en el sofá alrededor de la televisión con nuestros seres cercanos, siendo ella la que actúa de narradora y nosotros de oyentes pasivos.

Nuestra diversión es plenamente digital, algo que ya teníamos claro pero que se hace aún más palpable en estos encierros que estamos viviendo. Nos vimos todo el catálogo de HBO, Netflix y Amazon en primavera, y en este otoño/invierno vamos por el mismo camino. Otros encuentran otra forma de relacionarse a través de Skype y los diversos servicios de videollamada, una forma de sentir a los demás más cercanos y alejar, por un rato, el infierno que para muchos supone estar con ellos mismos encerrados en una casa.

Sin embargo, uno de los mayores pasatiempos a los que la gente se dedica para pasar el rato y olvidarse de esta cuarentena son los juegos online. Y es que durante estos días muchas personas los están usando para sentirse conectada con los demás durante el aislamiento. Uno de los más utilizados durante la (primera) cuarentena fue el Pinturillo, un juego que ya estuvo de moda en su versión clásica durante mucho tiempo, y ahora encontró en el confinamiento una puerta abierta para llegar a las nuevas generaciones. Con las restricciones otra vez en nuestro día a día, el Pinturillo resurge por tercera vez.

Para aquellos que estuvieran encerrados dentro del encierro y no se enteraran de las tendencias de marzo a mayo de 2020, Pinturillo es un juego multijugador online en el que uno dibuja y el resto de competidores tienen que adivinar qué es lo que el otro está dibujando. Por supuesto, como en todos los juegos existentes, tiene que haber un ganador al final de la partida, y ese es el que obtenga más puntos. Simple, ¿verdad? Entonces ¿por qué está teniendo tanto éxito actualmente?

Lo primero es que, como ya hemos dicho, puedes conectarte con gente conocida. Ante los bares que cierran a las 23:00 y las discotecas clausuradas, ¿qué mejor manera de 'estar' con tus amigos que jugando y pasando un buen rato? Pero no es solo eso, si no que Pinturillo cuenta con otro factor que explica este 'boom', y es la facilidad con la que uno puede acceder a él. Nos gusta que nos den todo hecho, lo que para nosotros significa que tiene que estar a dos clicks, tal y como lo está Pinturillo. Y, por supuesto, lo más importante, es que es divertido, muy divertido, y provoca una adicción bastante seria. Y si no, que le pregunten a todos esos grupos de amigos que llevan todos estos días enganchados, una partida después de otra, y sin síntomas de aburrimiento.

Quizá este sea el entretenimiento moderno: donde los personajes del Decamerón se dedicaban a contar historias, nosotros aspiramos a algo dinámico, digital, rápido y que nos permita estar conectados de alguna forma a nuestros amigos o familia. Pero, realmente, cualquier cosa nos vale en estos momentos con tal de matar el tiempo muerto y las horas infinitas de mirar el techo y no hacer nada, después de ver todo el catálogo de Netflix o de leer los libros pendientes que ya se acumulaban en la mesilla de noche.

Artículos recomendados