Twitch, YouTube y el nuevo periodismo en Internet

YouTube

Twitch, YouTube y la nueva forma de hacer periodismo en Internet sin pretenderlo

Las nuevas plataformas de entretenimiento han ido un paso más allá gracias a los creadores de contenido, quienes han comenzado a utilizar Twitch, YouTube o Clubhouse como herramienta periodística y no solo como entretenimiento.

Por Roberto Méndez  |  16 Febrero 2021

El periodismo no ha parado de evolucionar y se ha adaptado a los diferentes medios de comunicación a lo largo de su historia. Pero con Internet, este cambio es constante, con nuevas técnicas y formas de comunicar cada año a las que hacer frente.

El último de ellos, el universo del streaming. Los creadores de contenido consolidados en Twitch y YouTube cuentan con un espacio masivo en el que hacer lo que les dé la gana (dentro de las normativas establecidas, obviamente). La tendencia actual de muchos de ellos ha sido la de lanzarse a la aventura para hacer sus propias entrevistas, con una repercusión en ocasiones mucho mayor a la de los grandes medios tradicionales, y de paso romper el estereotipo de que Twitch, YouTube o Clubhouse solo sirven para entretener. Precisamente de la fusión de entretenimiento e interés por la actualidad surge la clave del éxito de esta nueva forma de entrevistar, donde podemos conocer a fondo a una persona que generalmente interesa a los jóvenes, mientras nos divertimos con ella sin necesidad de sacar a hormigas ni chistes rancios.

¿Es posible un periodismo sin periodistas?

Muchos periodistas se han echado las manos a la cabeza por el hecho de abrir las puertas de una técnica periodística a personas que no lo son. Pero lo que más les molesta es que esas entrevistas, alejadas de los medios y profesionales tradicionales, tengan un éxito rotundo, atrayendo a personalidades que rehúsan acudir a las emisoras y canales de radio, prensa o TV de toda la vida.

Que Marc Gasol anuncie su fichaje por Los Angeles Lakers con Ibai, o que Gerard Piqué decida darle una entrevista a DjMariio (entrevista que le puede costar partidos de sanción), habla muy bien de la situación actual, y de cómo los creadores de contenido, de manera inintencionada seguramente, se han convertido en los grandes entrevistadores del panorama actual, los encargados de sacar las exclusivas con las que los medios tradicionales debaten durante toda la semana.

F1 2021: los coches de las 10 escuderías, en imágenes
Repasamos el diseño de los 10 monoplazas de la F1 para la temporada 2021, incluido el Alpine de Fernando Alonso.
Más allá de las entrevistas, otros streamers y youtubers han optado por crear podcasts y programas al más puro estilo de la radio o la televisión, solo que comandados por ellos. Algunos de estos, como 'Yo, Interneto' o 'The Wild Project', gusten más o menos, son una muestra de que con una cámara y micrófono se puede entretener hablando sobre temas actuales a un sector de la población que prefiere esta alternativa a los programas clásicos de actualidad y debate.

Los tiempos cambian, y los streamers han demostrado ser capaces de generar entretenimiento e información de una forma más interesante para muchos, ya que prefieren este contenido antes que el de las cadenas o medios dedicados explícitamente al periodismo. Ante esa situación, los medios tienen tres vías de escape: atacar o infravalorar el contenido de estas figuras no periodísticas, incluirlas en su espacio o sumarse ellos al suyo.

Poco futuro les espera a quienes opten por lo primero, así que vayamos con las otras dos soluciones. La televisión y la radio están buscando desesperadamente acercarse a estos creadores de contenido, a los que probablemente ni siquiera comprendan. Lo que sí comprenden es la situación crítica en la que se verían sometidos de cara al futuro en caso de ir a la guerra contra ellos. De este modo, cada vez vemos más entrevistas a líderes de Internet en programas alejados de esa actualidad. Al incluirlos en la gran pantalla o en la radio y darles un espacio, tratas de hacer ver al público que lo sigue que no estás tan fuera de la realidad como piensan.

La otra alternativa de los periodistas, si no quieren verse relegados a un segundo plano, reside en sumarse a los nuevos medios de comunicación, principalmente Twitch (sin olvidar YouTube). ¿Supone esto dar más visibilidad a la plataforma que está hundiendo los medios tradicionales en los que ellos trabajan? Sí. ¿Es mejor saltar del Titanic cuando se empieza a hundir que quedarse a tocar una canción? También. Ante el auge de los nuevos comunicadores, todos aquellos a los que llevamos viendo años y años en el periodismo deportivo, político o económico, han tenido que sumarse a esta actualización del sector para no quedarse atrás. Y a los que les dé igual tocar la trompeta mientras el barco se hunde será porque tienen de sobra para poder vivir de las rentas sin necesidad de dar ningún salto, no por amor al arte.

En definitiva, una nueva forma de periodismo está creciendo a pasos agigantados en Twitch, YouTube o Clubhouse. Mientras los medios y los periodistas deciden si confrontarlo o sumarse a él, los creadores de contenido continúan marcando el nuevo rumbo de la profesión.

Artículos recomendados