De George Russell a Lando Norris, una nueva hornada de pilotos llega a la Fórmula 1

Instagram/GTRES

Llega una nueva generación de pilotos a la Fórmula 1 dispuesta a cambiarlo todo

Antonio Giovinazzi, George Russell, Lando Norris y Alexander Albon disputarán en 2019 su primera temporada en la Fórmula 1. Son jóvenes, tienen talento y su intención es seguir en la parrilla cuando el acné abandone sus rostros.

Por Guillermo Córdoba  |  11 Marzo 2019

La Fórmula 1 vive un período de renovación. Con la vista puesta en el deseado cambio de reglamento de 2021, los equipos buscan aire fresco en sus parejas de pilotos. Cuatro escuderías (Alfa Romeo, Toro Rosso, Williams y McLaren) han abierto sus puertas para que otros tantos jóvenes e imberbes pilotos inicien su camino en la Fórmula 1. La nueva hornada llega con el talento suficiente para quedarse, dejar atrás su cara de niño y, con trabajo y suerte, luchar algún día por proclamarse campeones del mundo.

Son Antonio Giovinazzi, Alexander Albon, George Russell y Lando Norris. Sus nombres, ahora, nos suenan de poco. Todos ellos vienen de despuntar en categorías soporte, de triunfar, de ganar. Y no quieren pasar desapercibidos. Quieren dejar su huella para que, en un futuro no muy lejano, puedan acompañar a Max Verstappen o a Charles Leclerc en la lucha por el título. Pero, antes de eso, toca conocer a estos cuatro debutantes que recordarán para siempre la temporada 2019 de Fórmula 1. Porque, como diría mi padre, son jóvenes y prometen.

Antonio Giovinazzi (1993, Alfa Romeo)

El piloto más experimentado de esta nueva hornada de jóvenes talentos. En 2016 peleó con Pierre Gasly por el título de la GP2 (la actual Fórmula 2) hasta la última carrera pero no pudo vencer al piloto francés. Giovinazzi logró la victoria en cinco ocasiones, siendo la de Italia su victoria más especial. El italiano se hizo con el triunfo partiendo desde la 21ª posición, ayudado por una acertada elección de neumáticos y la oportuna salida del Safety Car en las últimas vueltas. Tercero a siete vueltas para el final, Giovinazzi superó al líder de la prueba en la última vuelta para conseguir la victoria en casa.

Después de su segundo puesto en la GP2, el italiano debutó en la Fórmula 1 con Sauber en 2017 sustituyendo en dos carreras al olvidado Pascal Wehrlein. En 2018 fue el tercer piloto de Ferrari, y esta temporada espera demostrar su talento desde la primera carrera. Lo hará en Alfa Romeo (el Sauber de antaño) compartiendo garaje con Kimi Räikkönen, un fantástico contraste que puede dar a los italianos magníficos resultados. De menos a más en 2018, la ayuda de Ferrari puede colocar a la distinguida marca italiana como líderes de la apretada zona media de la parrilla.

Alexander Albon (1996, Toro Rosso)

Nació en Londres, pero ahora lleva la bandera tailandesa por el mundo: Alexander Albon debutará en la Fórmula 1 con Toro Rosso. Sus primeros éxitos llegaron en el año 2010, cuando fue campeón de karting y empezó a formar parte de la academia de Red Bull. En 2016 dejó muy buenas sensaciones en su primera temporada en la GP3 y un bonito duelo hasta la última carrera con Charles Leclerc. El monegasco se llevó ese título y el de la Fórmula 2 de la temporada siguiente. Aun así, ambos nos regalaron una intensa batalla en la carrera de Hungría que acabó llevándose el monegasco.

20 años de 'Matrix': aniversario de la película 'trans' más filosófica de la historia
Las hermanas Wachowski estrenaron 'Matrix' en 1999. Aquella película dejó una huella imborrable en la cultura moderna, y dio pie a numerosas interpretaciones.
Después de dos temporadas en la Fórmula 2, Albon será el segundo piloto tailandés de la historia que llega a la Fórmula 1. El primero fue Birabongse Bhanudej Bhanubandh ("ese", que diría Camacho), más conocido como Príncipe Bira, que disputó 19 Grandes Premios entre 1950 y 1954. Su mejor resultado fue un cuarto puesto, algo que será difícil de superar para Albon con un Toro Rosso que debería situarse en la zona media de la parrilla. Su compañero será el hasta hace no mucho desterrado Daniil Kvyat, que iniciará en 2019 su tercera etapa en el equipo italiano.

George Russell (1998, Williams)

Campeón de la GP3 en 2017 y campeón de la Fórmula 2 en 2018, George Russell busca continuar demostrando su potencial en la Fórmula 1. Lo hará, eso sí, con el peor equipo de la parrilla, Williams. Protegido de Mercedes, podría sustituir en dicha escudería a un Valtteri Bottas que afronta en 2019 una temporada crucial para su carrera. Si Russell lo hace bien y el finlandés no está a la altura de las expectativas, el británico podría ser su sustituto aunque Esteban Ocon, sin asiento esta temporada, también tiene opciones. Y además, debutará en la Fórmula 1 compartiendo garaje con Robert Kubica, que regresa a la categoría tras muchos kilómetros de pruebas.

Russell, que podría encontrar un segundo trabajo como suplente de Eva Hache, triunfó la temporada pasada en la Fórmula 2. En su primer año, logró siete victorias y nos dejó bonitos duelos con Nyck de Vries y con su máximo rival, Lando Norris. A pesar de sumar un doble abandono en Mónaco, el piloto británico supo mantener a raya al nuevo piloto de McLaren para hacerse con el título en Abu Dabi. Hay muchas expectativas puestas en este joven que, si mantiene su magnífico nivel, luchará por ser campeón de Fórmula 1 antes de dejar atrás su cara de niño travieso.

Lando Norris (1999, McLaren)

El piloto más joven de la parrilla inicia su carrera en la Fórmula 1 en su casa, McLaren. Esta joven promesa ganó en 2017 la Fórmula 3 Europea con apenas 17 años, compartió experiencia con Fernando Alonso en las 24 Horas de Daytona al año siguiente y fue segundo en la Fórmula 2 la temporada pasada. A pesar de lograr solo una victoria, el británico dejó muy buenos momentos en esta categoría soporte. Además, Norris se puso al volante del McLaren en varios entrenamientos libres.

Carlos Sainz y Lando Norris por Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne. La apuesta clara de McLaren por renovar su proyecto ha llevado a ambos pilotos al equipo británico con la esperanza de que el coche ofrezca, por fin, el rendimiento deseado. Los dos jóvenes se enfrentan a una temporada decisiva, que puede hacer que su ilusión por aspirar a un asiento competitivo en otro equipo cobre forma o desaparezca. Pero ambos tendrán una difícil misión: hacer olvidar a Fernando Alonso en su primer año fuera de la Fórmula 1.

Artículos recomendados