La normatividad de género, cuestionada por los famosos

GTRES

El binomio masculino/femenino, cada vez más cuestionado por los famosos: ¿qué repercusiones puede tener esto?

Los cánones estéticos se resquebrajan día a día y los famosos pueden ser una buena manera de visibilizar todos estos cambios. Sin embargo, ¿tienen ciertos privilegios?

Por Celia Varona  |  14 Mayo 2019

La dicotomía de los géneros masculino y femenino nunca había estado tan discutida. Con la nueva ola del feminismo, de los movimientos de reivindicación LGTBI y la inmersión en una sociedad que lucha por deconstruir día a día los cánones y condicionamientos sociales, cada vez la línea entre 'lo masculino' y 'lo femenino' es más ambigua.

La famosa Gala Met en Estados Unidos ha supuesto un fenómeno de masas donde hemos podido comprobar lo anterior, materializado en las celebrities del momento. Como pudimos observar en "los Oscar de la moda", los vestidos ya no los llevan solo mujeres y el maquillaje también es cosa de hombres.

Y, por mucho que no estén obligados a cambiar el mundo, al igual que sucede en todos los aspectos de la sociedad, los famosos tienen una influencia brutal en la audiencia que los ve y a la que se dirigen. Es por ello que los comportamientos no normativos en lo que a vestimenta, maquillaje y estética física de los famosos pueden servir para dar cierta visibilidad a las situaciones y al sentir de una comunidad cada vez más constituida. Sin embargo, no podemos olvidar que, por su condición de famosos, hay ciertos 'privilegios' que les eximen de la discriminación que podríamos tener cualquiera de nosotros en nuestro entorno día a día.

Vestidos y complementos en la Gala Met

Personalidades como Jared Leto, Ezra Miller o Harry Styles rompieron los clichés de vestuario en esta gala que, como tampoco podemos olvidar, tiene como objetivo el hacer destacar. En el caso de este último, el uso de los volantes y de las transparencias ceñidas rompían los cánones. Y, en cuanto a los dos primeros, la excentricidad era más que notoria. Jared Leto, con un vestido rojo de cola, se convirtió en uno de los protagonistas de la noche. Lo que más llamó la atención era su cabeza clon, de la que no se despegó en todo el evento.

A su altura, Ezra Miller, con un maquillaje de lo más estrafalario: sus propios ojos estaban copiados por toda la cara y, para evitar la 'sobreestimulación', llevaba una máscara carnavalesca bajo la que ocultarse. A todo esto, no hay que olvidar las declaraciones de Miller sobre su género no binario el año pasado y la visibilidad de las opciones fuera de la normatividad.

20 años de 'Matrix': aniversario de la película 'trans' más filosófica de la historia
Las hermanas Wachowski estrenaron 'Matrix' en 1999. Aquella película dejó una huella imborrable en la cultura moderna, y dio pie a numerosas interpretaciones.
Por su parte, Darren Criss destacó por su maquillaje de colorido turquesa a juego con el esmalte de uñas. Aunque repetimos que uno de los objetivos de esta gala era destacar, es un ejemplo más de cómo los cánones parecen ir resquebrajándose, al menos para los famosos, poco a poco. Pero, ¿tiene alguna repercusión en la forma de vestir que tenemos en nuestros círculos?

¿Qué pasa con nosotros, seres mundanos?

Posiblemente, la discriminación y el acoso que sufrirán los niños que quieran llevar las uñas o los labios pintados o las niñas que no sigan los cánones estéticos seguirán siendo los mismos a pesar de estos eventos. Sin embargo, no podemos dejar pasar la oportunidad de ir visibilizando, poco a poco, nuevas formas de expresión que no tienen, necesariamente, que ir unidas al género de cada persona.

Algunos pensarán que es la cualidad de famosos la que hace que se libren del cumplimiento de esos cánones. Otros verán el incipiente cambio que esto supone, el empezar a romper el statu quo para que llegue un día en el que el maquillaje o los vestidos no tengan género. Hay opiniones más y menos optimistas. Lo que sí que está claro es que cada día la barrera de la normatividad y el binomio heterosexual/homosexual, hombre/mujer o masculino/femenino están cada vez más en duda.

Artículos recomendados