NBA: ¿en qué momento la Conferencia Este se convirtió en la buena? NBA: ¿en qué momento la Conferencia Este se convirtió en la buena?

GTRES

¿En qué momento la Conferencia Este se convirtió en la buena? Los principales candidatos al título NBA ya no están en el Oeste

El equilibrio de poderes en la NBA ha dado un vuelco, tras los casi 20 años de dominio de la Conferencia Oeste, ahora parece que los mejores equipos se están empezando a acumular en el otro lado, en el Este.

Por Adrián Tomé  |  11 Abril 2022

La temporada 21/22 ha sido peculiar en la NBA. Los equipos que eran favoritos a ganarlo todo, como Lakers y Nets, se la pegaron en regular season: unos están ya de vacaciones y los otros afrontan el play-in para jugar en primera ronda contra Boston o Miami. El gran triunfador fue Phoenix Suns, con el mejor récord de victorias de los 30 equipos. No obstante, aunque los Suns pertenecen a la Conferencia Oeste, la tendencia apunta hacia un cambio definitivo en el orden de poder. Una liga hasta ahora dominada por el Oeste en el siglo XXI ve cómo las estrellas y los superequipos parecen congregarse en el Este. Y casualmente, la primera piedra hacia este cambio fue lo que pensábamos que destruiría por completo el interés por el Este: la salida de LeBron de Cleveland en 2018.

Si hacemos un breve repaso histórico de la liga, desde el cambio de siglo, siempre se ha dado por hecho que la Conferencia Oeste era la más dura, donde se acumulaba más talento. En los All-Star, antes del nuevo formato en que los capitanes eligen el equipo, en el siglo XXI, el Oeste ganó 12 partidos, por los 6 del Este. Si bien este dato no es demasiado indicador, es curioso que la diferencia sea así de grande.

Pero esto forma parte del pasado. Los años de gloria de la Conferencia Este, al más puro estilo década de los 90 (pero con más brillo) podrían estar de vuelta. Ya no se puede decir que los playoffs son un paseo para un equipo que es claro favorito, como pasó todos los años de LeBron en Miami y su segunda etapa en Cleveland.

Lluvia de estrellas en el lado del Atlántico

Desde que 'King James' comenzara su aventura californiana, son muchas las estrellas que han pasado o permanecen en la Conferencia Este.

El primero y más sonado fue Kawhi Leonard, que aunque luego volvería al Oeste, fue el principal responsable del primer título en la historia de los Toronto Raptors.

En un caso similar al de Kawhi, Russell Westbrook también pasó una temporada en el Este con Washington Wizards, mostrando un nivel espectacular (al menos en cuanto a stats) antes de jugar en los Lakers y realizar la peor temporada de su carrera.

Kevin Durant también decidió cambiar de zona horaria y con ello provocó la desmantelación y el declive de los todopoderosos Warriors, muy castigados por las lesiones. Durant, MVP de 2014, puso rumbo en 2019 a los Brooklyn Nets, donde pasaría a formar parte de otro superequipo.

Otro jugador del Este con un gran despliegue mediático es Jimmy Butler, que tras una temporada en los Timberwolves volvió a esta Conferencia de los mano de los Sixers. Tampoco es que le fuera muy bien con Embiid, cambiando su destino a Miami, equipo al que conseguiría llevar a las Finales en 2020. Una de las personalidades más controvertidas de la NBA, que aseguró no querer jugar nunca en Miami, mantiene ahora el alto nivel de la Conferencia Este.

Otro que desembarcó en el Este cuando LeBron aterrizó en el Oeste fue Julius Randle. Tras un inicio algo decepcionante en Lakers y Pelicans, en el Este ha sido donde Randle ha mostrado todo su potencial, a pesar de que su equipo, los Knicks, no acompañen demasiado.

Seguimos con la interminable lista de estrellas del Este. James Harden, MVP y uno de los mejores jugadores ofensivos de la historia, abandonó Houston Rockets la pasada temporada tras muchos años en la franquicia texana para jugar con Kevin Durant y Kyrie Irving. El Big Three de Brooklyn Nets jugó tan solo 16 partidos juntos (de los que ganaron 13) antes de que Harden fuera traspasado a Philadelphia 76ers.

La última estrella en hacer las maletas rumbo a la Conferencia Este fue Demar DeRozan, que aunque había tenido un estancia bastante gris en San Antonio Spurs, volvió a la conferencia que le vio crecer, esta vez con Chicago Bulls, donde ha firmado la mejor temporada de su carrera.

Los superequipos están en el otro lado

Estos movimientos, sumados a las superestrellas que ya había en la conferencia, como Giannis Antetokounmpo, Joel Embiid, el ya mencionado Kyrie Irving, Trae Young, Jayson Tatum, Jaylen Brown, Bam Adebayo o Kyle Lowry, han desequilibrado la balanza hacia el Este. También unas muy buenas elecciones en el draft que suponen una verdadera explosión de talento joven con jugadores como Lamelo Ball, Darius Garland, Evan Mobley, Cade Cunningham o Tyrese Maxey.

El futuro de la NBA está en buenas manos El futuro de la NBA está en buenas manos, imagen de sustitución
El futuro de la NBA está en buenas manos GTRES

En definitiva, la Conferencia Este le ha ganado la partida a la Oeste este año, y muy probablemente en los años que están por venir.

Los datos así lo reflejan. Ahora, más allá del claro favorito de la Conferencia Oeste (que no para el Trofeo Larry O'Brien) que es Phoenix Suns, las comparativas entre conferencias son odiosas. El décimo clasificado en el Este es Charlotte Hornets con 43 victorias. En el Oeste, el décimo clasificado es San Antonio Spurs con 34 victorias.

El estado de forma también deja ver las carencias que sufre el Oeste. Muchos son los equipos lastrados por las lesiones. Golden State Warriors empezó la temporada dominando, pero las ausencias de Stephen Curry y Draymond Green han disipado las esperanzas en gran medida. Denver Nuggets no ha contado en toda la temporada con Jamal Murray y Michael Porter Jr, dejando a Jokic bastante solo pero con un buen argumento para otro MVP. Los Angeles Clippers no han visto debutar a Kawhi Leonard este año y Paul George se perdió 5 meses con una lesión a finales de diciembre.

La posible vuelta del base o de Kawhi Leonard pueden cambiar radicalmente estos playoffs La posible vuelta del base o de Kawhi Leonard pueden cambiar radicalmente estos playoffs, imagen de sustitución
La posible vuelta del base o de Kawhi Leonard pueden cambiar radicalmente estos playoffs GTRES

Esto que en algunos casos es signo de una conferencia bastante envejecida, se complementa con que los equipos que sí están sanos no llegan a tener el nivel necesario para ganar un anillo de campeón de la NBA. Utah Jazz tiene ya una tradición de decepcionar en playoffs, un equipo que apenas ha cambiado su plantilla y además ha perdido a un jugador clave como Joe Ingles. Difícil esperar un cambio radical por su parte.

Dallas Mavericks le dio finalmente la patada a Kristaps Porzingis esta temporada tras una larga cadena de decepciones. Esta situación deja a Luka Dončić sin ninguna otra estrella en el equipo, exigiéndole todavía más de cara a los playoffs. Para hundir más las esperanzas de Dallas, Luka se lesionó en el último partido de la temporada y podría estar en duda para la primera ronda.

Los jóvenes y agresivos Memphis Grizzlies han sido una de las sensaciones de regular season, pero de ahí a avanzar rondas eliminatorias hay un mundo, más todavía en un equipo tan dependiente de los contraataques, aspecto que en la postemporada se reduce considerablemente a la par que el ritmo de juego se vuelve más lento y táctico. Eso sí, pase lo que pase, han tenido una temporada memorable.

La última esperanza la tienen los Phoenix Suns, un equipo muy bien construido y entrenado, pero que ya nos mostró sus límites, perdiendo en las finales contra los Bucks la temporada pasada. Aun así, es el único equipo del Oeste en el que se podría confiar hoy en día.

Si hay que apostar, hazlo al Este

Si estás dudando qué partidos ver en estos playoffs y que equipos seguir en los próximos años, hay que abandonar el prejuicio de que la Conferencia Oeste es la más reñida. En el Este todos pueden dar la campanada y no solo ganar la conferencia, sino también el anillo. Equipos como los Nets llegando desde play-in o los Toronto Raptors en quinta posición te pueden eliminar a uno de los favoritos en primera ronda sin ningún tipo de problema.

El rango de sorpresa en el Oeste es mucho más limitado. Sería una auténtica locura pensar que los Suns no van a estar en las finales de conferencia y cuesta aún más imaginar a otro equipo del Oeste ganando las Finales. Si a esto le sumas la edad de las estrellas de algunos equipos de esta conferencia, como Chris Paul, Stephen Curry, LeBron James o incluso Kawhi si vuelve, no parece que la situación vaya a cambiar en un futuro cercano. Seguirán teniendo algún que otro equipo fuerte, de eso no cabe duda, pero la conferencia a seguir es ahora la del Este, tras 20 años de dominio del Oeste.

Artículos recomendados