Los mejores rocódromos de España (y las mejores montañas para escalar) Los mejores rocódromos de España (y las mejores montañas para escalar)

Envato Elements

Los mejores rocódromos de España para continuar tu pasión por la escalada

¿Quieres disfrutar de la mejor experiencia en la escalada? Estos son los rocódromos y montañas en España con los que más vas a disfrutar.

Por Susana Navas  |  10 Enero 2022

Aunque la escalada es una práctica que suele pasar desapercibida cuando pensamos en deportes, en los últimos años ha ido creciendo su popularidad entre gente de todas las edades, hasta que el oro olímpico de Alberto Ginés desató un boom por los rocódromos, convertidos ahora en un lugar de ocio de primer orden. Es normal que se hayan popularizado, tanto por el trabajo físico que se realiza involucrando a diversos músculos, como por el ambiente social y de comunidad tan bueno que existe en torno a este deporte.

Si tú también has sucumbido a la fiebre por los rocódromos, o si quieres ir más allá y probar la escalada en montañas o paredes verticales naturales, os dejamos una lista con los mejores rocódromos y montañas de escalada que hay en España.

Rocódromos

Sharma Climbing (Madrid y Barcelona)

Sharma Climbing se encuentra en Madrid y Barcelona, y el de la capital cuenta con el honor de ser el más grande de España, con más de 120 vías y 150 bloques de rocódromo, alguno de ellos de hasta 18 metros. Con tantas opciones disponibles, está adaptado desde niños de 4 años hasta adultos.

Sharma Climbing cuenta con el exclusivo Kilter Board, un muro inclinado con presas iluminadas con led según la dificultad y los pasos capaces que pueda dar la persona que vaya a practicar.

Rocópolis (Navarra)

El nombre lo dice todo: es una auténtica ciudad de rocódromos. Situado en el pueblo de Berrioplano, es todo un referente en el mundo de los rocódromos, siendo uno de los más grandes de toda Europa. El propio Alberto Ginés eligió este lugar para practicar de cara a los JJOO de Tokio porque posee un muro vertical de velocidad perfecto para mejorar o desarrollar esta capacidad. Además de esta pared, tiene 180 itinerarios diferentes y adaptados para todo tipo de niveles y de edades.

Rock & Wall Climbing (Sevilla)

650 metros cuadrados con 70 vías repletos de zonas de cuerda para todo tipo de público, ya sea iniciación o expertos escaladores. Un sitio abierto para todos los niveles de dificultad, incluyendo salas de boulder y muros en los que se realizan competiciones.

La gran ventaja de este rocódromo es que está repartido en dos salas con bloques nuevos cada semana, de esta manera crean una dinámica mucho más atractiva y dinámica que su competencia, que normalmente no hace estos cambios.

El Roko (Asturias)

Este rocódromo situado en Oviedo abrió sus puertas en 2021. A pesar de llevar tan poco tiempo en activo, se ha convertido en una gran opción para los amantes de la escalada gracias a sus 754 metros cuadrados repletos con 95 bloques para escalar, incluido un área para los más pequeños.

Monkey Rock (Córdoba)

"Iniciación, perfeccionamiento y entrenamiento" es lo que te ofrecen en este rocódromo de Córdoba. Sus instalaciones y entorno permiten disfrutar de todos los niveles, desde el más sencillo al más avanzado. No obstante, se trata de un sitio más que adecuado si estás dando tus primeros pasos.

Montañas o puntos de escalada naturales

Oliana (Lleida)

El encanto de este pueblo reside en su proximidad al Prepirineo, lo que hace que además de buen sitio para escalar tenga unas vistas envidiables. Cierto es que su paisaje espectacular atrae a los escaladores más exigentes.

Oliana es un sitio perfecto para los escaladores de nivel 1, un primer contacto con la escalada más profesional y al aire libre. Este lugar es uno de los más famosos porque está equipado por uno de los mejores escaladores, Chris Sharma, además de poseer algunas de las vías más difíciles y sufridas de todo el mundo.

Albarracín (Teruel)

Albarracín es un auténtico paraíso para los aficionados a la escalada, especialmente para la modalidad del boulder climbing o bouldering. Consiste en escalar paredes de máximo 8 metros de altura sin protección, únicamente con una colchoneta en el suelo por si se sufre alguna caída.

El éxito de este lugar reside en la forma peculiar de las rocas y de los materiales que las forman: arenisca y rodeno. Cientos de bloques y vías es lo que te espera en Albarracín con un ambiente social insuperable. Un aspecto a tener en cuenta es que es una zona protegida, por lo que antes de ir hay que informarse sobre la normativa del gobierno de Aragón.

Cala Varques (Mallorca)

Esta isla es la cuna de la modalidad 'psicobloc', técnica consistente en escalar rocas o paredes de poca altura sobre el agua. En este caso, el mar es el que amortigua la caída.

La Cala Varques es ideal para practicar este tipo de escalada, tanto por su entorno como por sus vistas hacia el Mediterráneo. Pero esto tiene truco: solo se conseguirá disfrutar de esas vistas si subes toda la pared rocosa.

Chulilla (Valencia)

Es uno de los lugares de escalada más simbólicos y representativos de toda España, y por tanto, uno de los más visitados. Se encuentra solo a 60 kilómetros de la ciudad de Valencia, lo que provoca que esté tan concurrido de escaladores. El clima, suave durante todo el año, también influye. Si consigues sitio es un must.

Villanueva del Rosario (Málaga)

En este pueblo de Andalucía residen las rutas de escalada más difíciles. Hay que tener ya un cierto nivel y unas técnicas de escalada más avanzadas para ir a Villanueva del Rosario. De hecho, aquí se encuentra la Chilam Balamb, la ruta de escalada más difícil del mundo con 82 metros de longitud.

Resulta ser un sitio muy completo, porque posee tanto escalada clásica, como de bloque pero también artificial, lo que permite ir alternando al gusto del escalador las distintas superficies.

Artículos recomendados