Invertir en bolsa: productos financieros en los que invertir

Freepik

Invertir en bolsa: productos financieros para invertir

Si quieres sacarle rentabilidad a tu dinero es probable que te hayas planteado invertir en bolsa. La bolsa son mucho más que las acciones y es un mercado con múltiples productos financieros para invertir con cabeza. En MENzig.es te explicamos cómo invertir en bolsa.

Por MENzig  |  25 Agosto 2020

¿Cuántas veces has pensado qué hacer con tu dinero para sacarle mayor rentabilidad? Invertir en bolsa es una alternativa muy recomendada para conseguir incrementar tu capital. Hay muchos productos financieros en los que invertir y podrás dar con el más adecuado con información y prudencia.

Invertir en Bolsa es una alternativa al alcance de todos para buscar rentabilidad a los ahorros. Sin necesidad de tener un conocimiento de experto pero sí actuando de una forma sensata y prudente, informándote de los productos en los que invertir, la inversión en Bolsa puede reportar una buena renta a largo plazo. La oferta de productos en el Mercado de Valores es amplia y variada. En MENzig.es te contamos los más comunes y que son más utilizados.

¿Qué es la Bolsa?

La Bolsa es un mercado regulado en el que se lleva a cabo la compra y venta de valores como acciones, bonos u otro tipo de productos financieros. En la bolsa o mercado de valores hay dos figuras fundamentales: las empresas que deciden salir a bolsa para captar recursos para financiarse y las personas dispuestas a invertir para sacar rendimiento a sus ahorros.

En definitiva, la Bolsa es un mercado en el que se negocian productos poniendo en contacto a vendedores y compradores. Y como tal tiene un peso específico en el desarrollo de la economía pues contribuye a que las empresas tengan financiación y que los ahorradores lleven su dinero hacia una inversión productiva. Las operaciones bursátiles se realizan a través de intermediarios.

Quiero invertir en Bolsa, ¿cómo lo hago?

Invertir en Bolsa no es tan complicado como se piensa aunque, es cierto que una inversión en valores tiene sus riesgos. Por eso es importante que la decisión la tomes de una forma meditada y con conocimiento. Centrarse en información oficial sobre el producto a invertir, diversificar la inversión no dejando todo en un único valor, definir el plazo de vigencia de la inversión o tener en cuenta los costes del intermediario y los efectos fiscales son algunas de las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de invertir.

Existen muchas formas de invertir en bolsa y hay más productos que las acciones.
Existen muchas formas de invertir en bolsa y hay más productos que las acciones. Freepik
Camisetas de fútbol 20/21 con publicidad de casas de apuestas
¿Cuántas camisetas de fútbol tienen como patrocinador principal a una casa de apuestas en LaLiga, Premier League y Serie A?
Además, debes ser consciente de que no todos los valores ofrecen la misma liquidez y que cuanto mayor sea la rentabilidad a buscar mayor nivel de riesgo suele conllevar la inversión.

Productos financieros en los que invertir

En el mercado es posible encontrar gran variedad de productos y valores lo que facilita dar con opciones que se ajusten a las expectativas de inversión que tenga cada cual. Como ya hemos dicho, a la hora de invertir en Bolsa una opción más que recomendable es apostar por la diversificación y tener muy claro el nivel de riesgo que se está dispuesto a asumir.

Entre los productos más populares que se pueden negociar en Bolsa se encuentran:

  • Las acciones. También conocidas como títulos o valores, las acciones representan el producto estrella a la hora de invertir en Bolsa. Se trata de unidades de empresas que salen a la venta para su adquisición por parte de los inversionistas. Es decir, estarías comprando parte de una empresa. El valor de las acciones estará condicionado por el valor total de la empresa y fluctúan en función de la oferta y la demanda. Las acciones son de los productos más sencillos en los que se puede invertir en Bolsa y permiten obtener beneficios a través de los dividendos y las plusvalías. La tendencia del inversionista que escoge acciones suele ser esperar a que estas suban para poder venderlas y así ganar dinero.
  • Los ETFs (Exchange-Traded Fund). Son fondos de inversión cotizados en Bolsa que están a medio camino entre los fondos de inversión tradicionales y las acciones. Se pueden comprar y vender como se hace con las acciones y tienen la ventaja de que ofrecen la diversificación de los Fondos y la liquidez de las acciones
  • Los CFDs o Contratos por Diferencia. Son productos que permiten obtener beneficios participando en el movimiento de los precios de los valores. Con ellos se puede negociar cualquier activo (acciones, índices, divisas, materias primas...) sin necesidad de tener que comprar el activo. Los CFDs permiten operar con apalancamiento y dan la opción de invertir a la baja o al alza.
  • Los Futuros. Son derivados financieros que consisten en una operación de compra-venta que se lleva a cabo mediante un acuerdo entre las partes. Ambas se comprometen a intercambiar activos en una fecha concreta y con un precio preestablecido.
  • Los Bonos. Son títulos de renta fija (en el momento de comprarlos ya eres conocedor de la rentabilidad que vas a obtener) emitidos por entidades públicas o privadas. Implican el pago de una cantidad de dinero de forma periódica y, llegado el plazo de vencimiento, el emisor devuelve la cantidad invertida y los intereses.

Ya has comprobado que invertir en Bolsa es mucho más que comprar o vender acciones. Elige el producto financiero que mejor se ajuste, infórmate y realiza seguimiento de tu inversión.

Artículos recomendados