Qué debemos hacer los hombres en la huelga feminista del 8 de marzo

Shutterstock

¿Qué hacemos los hombres en la huelga feminista del 8 de marzo?

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer y se ha convocado en España una huelga feminista, la segunda consecutiva. Las mujeres están llamadas a "pararlo todo" y demostrar su importancia en nuestra sociedad. Sin embargo, ¿qué podemos hacer los hombres ese día?

Por Javier Fernández  |  07 Marzo 2019

Si escribimos "feminist strike", huelga feminista en inglés, en el buscador de Google, los primeros resultados que encontramos hacen referencia a las masivas manifestaciones y protestas del pasado 8 de marzo de 2018 en nuestro país, jornada en la que se celebró la Huelga Internacional Feminista.

A lo largo de estos últimos años, la altísima tasa de feminicidios, que asciende a 983 desde 2003 según cifras oficiales, unida a la falta de una respuesta judicial proporcional para casos como el del asesinato de Nagore Laffage en 2008 o el de La Manada recientemente, han provocado un torrente de indignación social que ha desembocado en una fuerte organización por parte de las mujeres que ha situado a España como referencia del movimiento feminista internacional.

Esta semana vuelve a ser 8 de marzo y se esperan movilizaciones masivas como las del año pasado e incluso superiores. En medio de toda esta vorágine de reivindicaciones, actos y manifestaciones surge una pregunta que no ha terminado de quedar clara: ¿qué hacemos los hombres con la huelga? Es preciso prestar atención, pues no hay una única respuesta para esta cuestión.

Una huelga diferente

Una de las acepciones de la RAE para la huelga es "la interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta". El derecho a realizarla se sitúa, además, en el artículo 28 de la Constitución Española, y no hace distinción de sexos. Es decir, la huelga laboral, legalmente, siempre es mixta.

La huelga feminista del 8 de marzo tiene cuatro ejes: el ámbito laboral, el de consumo, el de educación y el de los cuidados.
La huelga feminista del 8 de marzo tiene cuatro ejes: el ámbito laboral, el de consumo, el de educación y el de los cuidados. Shutterstock

Pero esta no es una huelga tradicional. Victoria García, portavoz de la Comisión 8-M de Madrid, explica que la huelga feminista consta de cuatro ejes: "Es una huelga laboral, en el terreno productivo; es una huelga de cuidados, en el terreno reproductivo; pero también es una huelga de consumo y una huelga estudiantil". Con el concepto de huelga feminista, continúa, se pretende "desbordar el concepto clásico de huelga", que hace referencia solamente al ámbito laboral.

Fernando Alonso y McLaren: una relación unida por el fracaso (y el dinero)
Cuesta creer que Alonso siga confiando en McLaren para competir, cuando está demostrado que esa relación no funciona, ni ha funcionado nunca.
Uno de los elementos más importantes de esta cuádruple huelga es el correspondiente a los cuidados. Las mujeres, solo por el hecho de serlo, han cargado sobre sus hombros las tareas domésticas del hogar y los cuidados de las personas dependientes del mismo, pues ese era su rol de género (el del hombre era "traer el dinero a casa") impuesto por el patriarcado.

Victoria considera que "sin los cuidados, el mundo se para, porque la gente tiene que ser cuidada, alimentada y se necesita de ese soporte vital para poder ir a un puesto de trabajo", y aclara que esa tarea "tiene que seguir haciéndose y nosotras no vamos a hacerla, nosotras estamos de huelga".

¿Quién debe realizar esas tareas entonces? El hombre.

Soy hombre, ¿puedo secundar la huelga?

No existe unanimidad entre las organizaciones convocantes de la huelga feminista sobre si el hombre debe secundar o no la huelga laboral. Hay consenso sobre la ausencia de mujeres en las tareas domésticas y de cuidados, confiriéndole a esta huelga de cuidados un carácter no mixto, pero divergencia con respecto al resto de huelgas. Victoria, por ejemplo, señala que "nosotras no llamamos a los hombres a hacer una huelga laboral, otra cosa es que se vean obligados a no acudir a su puesto de trabajo porque tengan que cumplir con esa tarea tan invisibilizada que hacen las mujeres en la cuestión de los cuidados".

Huawei Y9 Prime 2019: características y precio
El nuevo Huawei Y9 Prime 2019 confirma la tendencia por la cámara retráctil y mejora al Huawei P Smart Z con una tercera cámara trasera.
Sin embargo, existen otras posturas, como la de la Asamblea Feminista 8M de Valladolid, que señala que "la huelga es mixta en lo laboral, estudiantil y consumo. Es decir, para pararlo todo es necesario que los hombres luchéis a nuestro lado haciendo huelga laboral, estudiantil y de consumo, y así podáis ocuparos de los trabajos no reconocidos de cuidados (...) para que vuestras compañeras (...) puedan hacer la huelga de cuidados".

Además, la Comisión 8 de Marzo de León también aclara que la huelga en los planos laboral, estudiantil y de consumo es mixta, excepto en el de cuidados, que es no mixta.

En la misma línea se sitúan algunos sindicatos que han convocado huelga general mixta para el 8 de marzo. Es el caso de CCOO, UGT, CGT y CNT, aunque las dos primeras organizaciones han llamado a paros parciales de 2 horas, dejando a sus diversas secciones la decisión de ampliarlos a 24 horas, mientras que las otras dos formaciones han llamado a secundar los paros durante todo el día.

Los puntos de cuidados

Las tareas de cuidados son el elemento clave de esta jornada reivindicativa. Victoria señala que las mujeres van a "parar en todo, pero como los cuidados no se pueden parar, pues los hombres tendrán que cubrir las tareas de cuidados. Entonces no vayas a trabajar y ponte en casa a limpiar, ponte a cuidar de los niños, ponte a cuidar de nuestros mayores. ¿Que no tienen a nadie a quien cuidar? Les animamos a ir a los puntos de cuidados".

Como las mujeres están llamadas a hacer huelga de cuidados, los hombres tendrán que realizar ese tipo de tareas tradicionalmente impuestas sobre ellas.
Como las mujeres están llamadas a hacer huelga de cuidados, los hombres tendrán que realizar ese tipo de tareas tradicionalmente impuestas sobre ellas. GTRES

Estos puntos de cuidados son espacios habilitados en los barrios y los pueblos donde las mujeres pueden dejar a las personas dependientes, que suelen ser cuidadas por ellas, para que reciban la atención de hombres voluntarios. Se trata de una manera mediante la cual el hombre puede contribuir activa y positivamente a la huelga feminista del 8M.

La manifestación

Recordémoslo de nuevo. El 8 de marzo es el Día de la Mujer, por lo que, lógicamente, las protagonistas de esa jornada son ellas. Las manifestaciones feministas constituyen un punto donde, a veces, hay algunas dudas. La más común suele ser la que plantea si el hombre debe acudir a ellas. La respuesta, en esta cuestión, es afirmativa.

Sin embargo, es preciso conocer algunos detalles de estas movilizaciones. El principal, y más obvio, es que las mujeres encabezarán las manifestaciones. Detrás de ellas, habrá un bloque no mixto formado también por mujeres y, a continuación, se situará una batucada tras la cual estará el bloque mixto, donde se ubicarán los partidos políticos, sindicatos y cualquier persona que quiera sumarse a la manifestación.

Mano a mano

Según la RAE, el feminismo es el "principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre", un "movimiento que lucha por la realización efectiva" de esa igualdad en la sociedad. El machismo, por otra parte, es el nombre que reciben el conjunto de creencias, actitudes y acciones que defienden una supuesta superioridad del hombre sobre la mujer, sometiéndola y oprimiéndola. Por lo tanto, el feminismo no es el antónimo del machismo, sino la lucha contra él.

El problema del machismo es que es inherente al sistema económico y social, por lo que existen un gran abanico de actitudes que se encuentran socialmente aceptadas y que contribuyen a esa opresión de las mujeres. Su máximo grado de exposición son los feminicidios, casi 1000 en los últimos 15 años, pero puede aparecer de cualquier manera y de forma inconsciente: a través de la tradición, de sentencias judiciales, del vocabulario...

Por lo tanto, son necesarias la comprensión de la magnitud del problema y el análisis adecuado para cambiar las cosas. Clara Zetkin, icono de la lucha feminista, dijo una vez que la mujer trabajadora luchaba "mano a mano" con el hombre trabajador contra el sistema capitalista, sistema que tiene en sus más profundas raíces el patriarcado, origen del machismo. No estaría de más cambiar el orden de los factores de esa cita para conseguir, como dice el Diccionario Académico, "la realización efectiva" de la igualdad entre todas las personas de la sociedad.

Artículos recomendados