Los 5 récord Guinness más raros de la historia Los 5 récord Guinness más raros de la historia

5 récord Guinness que no sabías ni que existían

Abrimos el libro de los Guinness World Records para mostrar 5 de los premios más raros, hardcore y extravagantes de la historia. Algunos parecen sacados de una película de ciencia ficción.

Por Juan Pérez  |  30 Junio 2021

Actualmente hay muchas formas diferentes de lograr que te dediquen una página de un libro sin necesidad de ser un líder mundial. Con tener repercusión en redes o hacerte viral ya tendrás al menos un archivo histórico dedicado exclusivamente a ti que podrás enseñar a tus nietos.

Pero hay quien no quiere aparecer en un artículo de periódico random o en un libro en general, sino que entrena durante años para formar parte de EL LIBRO. Por supuesto, nos referimos al Libro Guinness de los récords, el monográfico que nos recuerda que las capacidades humanas no tienen límites y que, a pesar de ello, siempre consigue sorprendernos año tras año. Prueba de ello es este artículo, en el que te mostramos cinco de los récords más raros y sorprendentes del Libro Guinness.

Más de 30.000 Big Mac a lo largo de una vida

Si te crees el mayor adicto a los Big Mac de McDonald's, eso es porque no conoces a Don Gorske, un hombre norteamericano que posee el récord de consumir más Big Mac a lo largo de una vida. ¿Queréis saber el número con el que estableció el récord? 28.788.

Este señor estuvo 42 años de su vida comiendo Big Mac y guardando cada ticket y factura hasta llamar a Guinness World Records para certificar su hito. Por si fuera poco, Gorske parece empeñado en dejar el récord en una cifra imposible de superar. En 2020 logró alcanzar las 30.000 hamburguesas en el mismo local donde consumió la primera en 1972, a modo de homenaje. Además, está convencido de que llegará a las 40.000. Un personaje incansable.

Y a todo esto, pesa 86 kilos y su colesterol no está por las nubes. El cuerpo humano nunca dejará de sorprendernos...

La plancha abdominal más duradera de la historia

Cambiamos totalmente de tercio para hablar de uno de los ejercicios más duros del gimnasio, la plancha abdominal o plank. Todos los que la hacemos sabemos lo difícil que es pasar de los dos minutos, cuando ya el cuerpo te empieza a bailar mientras tú comienzas a sudar inconscientemente. Pero, ¿y si te dijéramos que existe un hombre, y no precisamente joven, que aguanta más de ocho horas con la plancha abdominal?

George Hood, exmarine estadounidense, logró a sus 62 años de edad batir un récord de resistencia, con 8 horas, 15 minutos y 15 segundos seguidos haciendo plancha abdominal, una barbaridad inalcanzable incluso para los más fitness. Y si ya era nuestro héroe, el bueno de George alcanza una nueva dimensión al saber que los beneficios recaudados durante el evento en el que consolidó su marca imbatible, así como el premio que otorga Guinness, fueron a parar a una ONG de personas con enfermedades mentales.

Hood contrató a una banda de música para tocar sin descanso durante esas 8 horas, lo que le ayudó a no pensar exclusivamente en el cansancio y aguantar más. De todos modos, el exmarine aclara que esta no fue, ni de lejos, su mejor marca, y que otras veces había superado la barrera de las 10 horas. Sea cierto o no, sin los jueces para acreditarlo, no vale.

'El Diablo Alemán', el hombre con más piercings y modificaciones corporales del mundo

Con ese apodo, podemos intuir que Rolf Buchholz esconde algo. Solo con mirarle descubrimos el qué: tener el ¿honor? de ser la persona con más modificaciones corporales y más piercings del mundo según el Libro Guinness, con hasta 450 pendientes repartidos por todo el cuerpo. Lo más curioso (y doloroso) de todo es que la mitad de ellos se encuentran... en su pene.

'El Diablo Alemán' lleva años en la escena pública, desde que se hiciera famoso en una convención de tatuajes y piercings en Bruselas, donde mostró los insólitos y recónditos lugares en los que se había perforado la piel. Sus posteriores declaraciones en medios sensacionalistas, donde contaba todas las aventuras que había vivido debido a los piercings (en Dubái le impidieron entrar al país al ser calificado de 'brujo' por su aspecto y sus dos extraños cuernos en la frente, le granjearon todavía una mayor fama y reconocimiento. Aun así, él se encuentra muy tranquilo en la empresa de telecomunicaciones en la que trabaja desde hace años sin que su look haya sido un problema. Nos alegramos por 'El Diablo'.

Llevar tus ojos unos 12 milímetros fuera de las cuencas

¿Cómo de lejos puedes hacer que tus ojos se salgan de las órbitas oculares? La estadounidense (sí, de nuevo EEUU protagonizando las cosas bizarras) Kim Goodman, del condado de Illinois, descubrió que tenía un talento tras sufrir un traumatismo craneal que le provocó exoftalmia o proptosis. La proptosis o exoftalmia es una condición médica que impulsa a los ojos fuera de las órbitas, normalmente ligada a alguna patología. En el caso de Kim Goodman, podía hacer salir sus ojos fuera de las cuencas oculares nada más y nada menos que unos 12 milímetros (1,2 centímetros), valor que fue certificado por oftalmólogos y que le permitió alzarse con un récord Guinness. Eso que se llevó al menos.

El hombre imán

Otro vacunado de la COVID al que empiezan a pegársele cosas al cuerpo... Bromas y conspiraciones aparte, el bosnio Nermin Halilagic sí que ha demostrado con hechos ser un auténtico imán humano, capaz de atraer hacia su cuerpo todo tipo de objetos. Según cuenta el propio Nermin, este posee una energía especial que irradia su cuerpo, atrayendo desde cucharas, platos y cuchillos, hasta teléfonos móviles. Una capacidad magnética que roza lo paranormal.

Muchas hipótesis apuntan que esta sorprendente capacidad podría deberse a algún tipo de radiación capaz de transformar sus capacidades. Otras señalan que en el mundo existen personas con cargas magnéticas muy altas y que desprenden ese magnetismo allá por donde van. El magnetismo o energía magnética es un fenómeno natural por el cual los objetos ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros materiales, algo que Nermin lleva integrado en su ADN.

Artículos recomendados