5 lecciones de 'Friends' sobre la amistad y la vida

NBC

5 lecciones de 'Friends' sobre la amistad y la vida que no deberías olvidar

No se llama 'Friends' de casualidad. La mítica serie nos ofreció durante una década una serie de valores y claves sobre la amistad (y la vida, dicho sea de paso), que hemos querido recopilar.

Por Celia Varona  |  24 Enero 2020

Hay series que te marcan, que son un antes y un después en tu vida. El listado es reducido, sí, pero muy especial. Y 'Friends' forma parte de ellas. Puede ser al principio la típica serie que no te termina de enganchar. No te culpamos, es difícil hacerse a las risas enlatadas. Puede parecernos humor un poco absurdo o incluso no encontrar la gracia. Tampoco está bien que nos obliguemos a ver episodios porque le gusten a todo el mundo, así que lo terminamos dejando. Pero un día, de zapping, no tenemos nada mejor que ver en la tele y, bueno, lo ponemos en X canal o le damos una segunda oportunidad en la plataforma de streaming de turno.

Y de repente, zas. Todo cambia y 'Friends' nos encanta y nos parece una maravilla. Nos reímos y, a la vez, nos sentimos identificados con situaciones y ciertos comportamientos de personajes. De ahí, pasamos a hablar de 'Friends' en nuestros grupos de amigos cuando uno de ellos hace una cosa que vimos en un episodio, o sea cae la tarta igual que en otro episodio... En definitiva, que ya no podemos sacar 'Friends' de nuestras vidas. Y ni os cuento si llegamos al episodio final. Una explosión de emoción y llanto que siempre recordaremos.

Es la magia de esta primera sitcom y que pocas otras series han podido imitar. Estrenada por primera vez en 1994, ha servido de inspiración para otras sitcom televisivas muy similares, como 'Cómo conocí a vuestra madre', 'Big Bang Theory' o 'Modern Family', cada una de ellas con sus particularidades y todas ellas con algo en común: nos recuerdan a 'Friends'. Con diferencias de guion, localización y temática, vemos similitudes que nunca fallan y se repiten continuamente.

Tras ver más de una vez cada capítulo de esta serie tengo que reconocer que hay pequeñas moralejas que se van quedando grabadas y que, de aplicarlas en nuestra vida diaria, podrían ahorrarnos problemas como los que vemos que les suceden a Joey, Rachel, Chandler, Mónica, Phoebe y Ross. Aquí van algunos de ellos:

1 No mentir a los amigos (a nadie, pero menos a los amigos)

¿Cuántas veces se enfadan entre ellos porque se mienten? ¿Qué hubiera pasado si Chandler le confiesa a Joey que estaba enamorado de su novia (de 5 capítulos, no asustarse)? ¿Si Rachel le hubiera dicho a Phoebe que detesta su forma de correr? ¿Si Mónica y Chandler hubieran confesado que ninguno tenía regalo de San Valentín para el otro? Pues, posiblemente y en primer lugar, que no habría serie. Vale, hasta ahí entendible, pero también muchos males se hubieran evitado. Y es que NO SE MIENTE A LOS AMIGOS. Nunca, está mal. Solo trae una bola enorme de mentiras que, o acaban haciéndote sentir mal o te explotan en la cara. La amistad está más allá de eso (como vemos en la serie cada vez que se reconcilian), y con comunicación se solucionan las cosas.

Sed sinceros y conservareis las amistades.
Sed sinceros y conservareis las amistades. NBC

Semana del Arte de Madrid 2020 y ARCO 2020: qué no te puedes perder
La Semana del Arte de Madrid y ARCO 2020 abren sus puertas: te contamos lo más importante, las joyas que se esconden entre tanta oferta artística y cultural.
Las mentiras suelen ser pequeñas excusas que usamos en todos los ámbitos de nuestra vida pero, ¿de verdad son necesarias? Eso lo dejo a la reflexión de cada uno, pero 'Friends' siempre enseña.

2 No se puede vivir sin trabajar ni tomar tanto café

Seamos realistas: el café por la noche no es bueno (a no ser que tengamos un examen importante o algo así). Y es imposible, también, gastarse todo lo que los protagonistas de la serie se gastan en el bar. ¡Es que están ahí todo el día! Que, por cierto, ¿cuándo trabajan? Porque sí que es verdad que a Mónica la hemos visto desaliñada gritando a sus compañeros que trabajen y la respeten en el restaurante, y a Chandler intentar no liarla en su trabajo (el cual nunca sabremos cuál es), pero, seamos sinceros... ¡no hay tiempo para todo! Es imposible (y menos en una ciudad como Nueva York) ir a trabajar con calma, desayunar antes, tener tiempo durante el día...

¿Pero cuánto café tomaba esta gente?
¿Pero cuánto café tomaba esta gente? NBC

Así que, en ese sentido, no nos alejemos de la cruda realidad y sigamos haciendo fantásticos malabares para mantener nuestra vida social, nuestro trabajo y nuestra salud física y mental (suerte con esto).

3 Los cuidados son importantes y sí hay que tomar partido

En la amistad (y en general, en todas las relaciones) los cuidados son clave: escuchar, atender, aconsejar, ayudar a relajar... y también, por muy duro que resulte, posicionarse. Posicionarse cuando te quieres declarar a alguien justo antes de su boda, como hicieron Phoebe y Mónica con Rachel, y posicionarse cuando te la juegan haciendo una lista de defectos como Ross.

Los cuidados van más allá de pasar tiempo con los demás. Es dedicar atención y olvidar nuestros problemas momentáneamente. Y, si hay que hacer un hechizo contra los tíos o tías que nos han tratado mal, como hacen Rachel, Mónica y Phoebe cuando tienen que pasar un 14 de febrero solas, ¡pues se hace!

4 Respetar las relaciones de los demás

Siempre y cuando, por supuesto, estas sean sanas y seguras. Lo que no podemos hacer es traernos los vaivenes que se traen Ross y Rachel durante todas las temporadas, ni que uno se enfade porque el otro tenga citas. Por cierto, Ross, no debiste meterte en la relación entre Rachel y Joey (de la que siempre he sido muy fan).

LG V60 ThinQ 5G: características, precio y ficha técnica
LG V60 Thinq 5G, el móvil de gama alta de LG para 2020, viene con el mejor procesador y la una doble pantalla: repasa sus características y precio.
Se necesita constancia y trabajo como Mónica y Chandler; ir lentos para poder consolidar algo bonito, como Phoebe y Mike (con sus más y con sus menos). Así que por favor, que la amistad esté por encima de esas cosas, porque protagonizar una tensión como la que hay entre Rachel y Ross no beneficiará nada nuestra relación con la gente del grupo.

5 No es bueno comer tanta pizza como Joey

Joey Triviani es una de esas personas que mantienen el tipo por mucho que coman... ¡no significa que estén sanos! No me voy a poner aquí a dar una lección de nutrición y dietética, pero, por favor, normalicemos el comer sano cuando estemos entre amigos. Es bonito cuidarse juntos y no es normal comerse una pizza al día (ni tirar los espaguettis al suelo, por supuesto). Tampoco hay que dejar que una persona sola se encargue de todo, que luego pasa como con Mónica el Día de Acción de Gracias.

Estos son algunos de los trucos que nos han enseñado los personajes de 'Friends', ¿tenéis vosotros alguno más?

Artículos recomendados