Los hombres no reciclan para no parecer gays, según un estudio

Shutterstock

Los hombres no reciclan para no parecer gays, según un estudio. ¿Desde cuándo la masculinidad está reñida con el medio ambiente?

Un nuevo estudio afirma que los hombres no reciclan por temor a que los consideren gays. ¿Desde cuándo la masculinidad o la sexualidad está reñida con el medio ambiente?

Por Celia Varona  |  27 Agosto 2019

No es la primera vez que hablamos del concepto de masculinidad frágil y de todo lo que ello conlleva, así como de los marcados roles de género en la sociedad que, aunque parecen enterrados, de vez en cuando salen a la luz de forma explícita para recordarnos que siguen ahí. Y ha vuelto a suceder en forma de estudio. En concreto, un trabajo de 23 páginas publicado en la revista Sex Roles. El artículo se centraba en los comportamientos y actitudes en torno al medio ambiente, es decir, en las buenas prácticas como reciclaje, la vida sostenible y la dieta ecológica, todo ello relacionado con el género.

Las autoras son las profesoras universitarias Janet K. Swim, Ashley J. Gillis, de la Universidad de Park, en Pensilvania (Estados Unidos), y Kaitlynn J. Hamaty, de la Universidad de Groningen (Holanda). Su punto de partida es la idea de que son las mujeres las que tienden a llevar un nivel de vida eco-friendly, ya que los hombres temen que se pueda llegar a cuestionar su heterosexualidad si realizan estas prácticas. Habéis leído bien. Reciclen o no, resulta que los hombres no se sienten orgullosos de decirlo.

Resulta que, para muchos hombres, este chico es
Resulta que, para muchos hombres, este chico es "femenino" por llevar ese cartel. Shutterstock

En el estudio participaron 960 personas, a las que pidieron evaluar qué nivel de heterosexualidad u homosexualidad del 1 al 10 suponía para ellos realizar diferentes tareas denominadas eco-friendly, desde apagar el aire acondicionado a reciclar o rechazar las bolsas de plástico. Pues bien, resulta que las investigadoras han llegado a la conclusión, con base en las respuestas recibidas, que muchos hombres ven peligrar su posición de hombre heterosexual tradicional si realizan este tipo de actividades. Temen que otras personas les asocien a ellas y piensen que no son lo suficientemente tíos por, recordemos, aportar su granito de arena para salvar el planeta.

Dentro del estudio hay varios supuestos que no hacen más que reforzar esta teoría: así como los participantes consideran que usar bolsas de tela es algo "femenino" y una gran parte de ellos no lleva a cabo esa acción, hay otras opciones que creen más masculinas, como la carpintería ecológica. La elección de pasar de un coche gasolina o diesel a uno híbrido o eléctrico es otro ejemplo de lo que los participantes consideran algo "masculino". Vamos, que al final es lo mismo de siempre: si compras un coche o utilizas herramientas de construcción, eres más hombre. Si reciclas o llevas una bolsa de tela al supermercado, menos. Las tradiciones patriarcales se mantienen, por mucho que estén envueltas en un verde ecológico o no.

¡Cuidado! Si tiras eso y reciclas te volverás gay al instante.
¡Cuidado! Si tiras eso y reciclas te volverás gay al instante. Shutterstock

Una demostración más de todo lo que queda por hacer

Estudios como este que aparece reflejan varios problemas: por una parte, muestra cómo ciertos sectores de la sociedad continúan teniendo prejuicios tan antiguos como pensar que ir a la compra o reciclar es cosa de mujeres. A esto se le añade el miedo que sienten ciertos hombres heterosexuales a que se les reconozca como gays. Y claro, de ahí vienen otra serie de estereotipos que hablan del 'radar gay' o la pluma. Y así seguimos en pleno 2019.

Jornada 4 LaLiga: 10 reflexiones de la cuarta jornada de LaLiga
La cuarta jornada de LaLiga nos ha dejado momentos destacados y reflexiones interesantes. Ahí van 10: Sevilla, Real Madrid, Gerard Moreno, el talón de Aquiles...
Frente a esto, no queda otra que reflexionar sobre todo lo que nos queda por mejorar y hacer autocrítica, así como reconsiderar los parámetros de la sociedad y los roles de género para conseguir que los hombres puedan reciclar sin pensar en que eso les hace más o menos hombre. Porque el vincular la masculinidad con diferentes patrones no deja de ser una construcción social de la que debemos escapar cuanto antes, y más si cometemos el error de asociarlo a algo relativo al ecologismo. Solo así podremos ayudar al medio ambiente sin ningún tipo de reparos. Todos saldremos ganando.

Artículos recomendados