Por qué Casillas no debería haber bromeado con "ser gay" Por qué Casillas no debería haber bromeado con "ser gay"

Cuál es el problema del chiste homófobo de Casillas

Casillas y Puyol hacen el ridículo en Twitter con una broma homófoba en uno de los peores momentos posibles. Te explicamos cuál es el problema del chiste en todos los contextos.

Por Irene Melgosa  |  10 Octubre 2022

A solo un mes del Mundial de Qatar 2022, Casillas decidió sacar su lado más boomer con un tweet ya borrado en el que bromeaba sobre su sexualidad para salir al paso de sus continuos rumores de pareja.

"Espero que me respeten: soy gay #felizdomingo" puso el exportero de la Selección Española y del Real Madrid, a lo que respondió Carles Puyol con otro tweet con tintes cuñados: "Es el momento de contar lo nuestro, Iker").

Los tweets de Casillas y Puyol Los tweets de Casillas y Puyol, imagen de sustitución
Los tweets de Casillas y Puyol Twitter

El revuelo generado obligó primero a Iker a borrar el tweet, para más tarde culpar del mismo a un supuesto hacker. Puyol, más valiente en ese sentido, sí asumió la culpa y pidió perdón.

Lo cierto es que la broma como tal es bastante floja, una gracieta más cercana a los típicos chistes de cuñados que a un gag realmente cómico. El humor tiene mucho que ofrecer si se sabe utilizar bien y en el momento adecuado. Y es que el timing es muy importante.

No es lo mismo bromear sobre una desgracia de alguien el mismo día de su defunción que un tiempo más adelante. Tampoco es lo mismo hacer una broma de atentados a un amigo cualquiera que a una víctima de ETA. El momento, la confianza con la persona, el medio utilizado, todo ello influye a la hora de soltar un chascarrillo.

Si bien el humor no debería tener límites, uno debe ser consciente también de qué posición ocupa. A lo largo de los años, el mundo del fútbol masculino ha ido de la mano con la homofobia. En 2022, siguen siendo pocos los jugadores profesionales que se declaran abiertamente parte del colectivo LGTB. Uno de ellos es Joshua Cavallo, que no ha dudado en compartir su opinión en Twitter al respecto de la polémica, criticando duramente tanto a Casillas como a Puyol y diciendo sentirse decepcionado.

Una broma que vuelve a demostrar lo lejos que está el fútbol de erradicar la homofobia

Como era de esperar, el tweet de Casillas no pasó desapercibido para los usuarios, en concreto para Twitter Fútbol y los seguidores del fútbol en general, que en parte han dejado patente el largo camino que todavía queda por recorrer. Desde vender masivamente el cromo de Casillas en el FIFA 23 tras el anuncio, a las críticas a Puyol por disculparse.

Si bien es cierto que la broma no pasa de un comentario que podría hacer tu tío en la cena familiar de Navidad, no llega en un buen momento. Casillas fichó por TVE en septiembre como comentarista del Mundial de Qatar, un mundial que no ha estado exento de polémicas debido, entre otras cosas, a la fuerte represión que sufre el colectivo LGTB en dicho país.

Hace unos meses, el presidente del comité de la organización del Mundial, Nasser Al-Khater, 'recordó' que la homosexualidad no está permitida en el país, aunque aseguraba que los aficionados LGTB podrán asistir a los partidos siempre que no muestren muestras de afecto. Ni por supuesto, llevar la bandera LGTBIQ+.

Qatar es uno de los países que se rige por la Sharia, el sistema legal islámico. Se trata de un código de conducta que determina todos los aspectos de la vida de los musulmanes, en especial los considerados morales. Según un informe de Amnistía Internacional, el código penal qatarí seguía penando en 2021 las relaciones homosexuales entre hombres con hasta siete años de prisión. En concreto, su artículo 296 especificaba los delitos de "conducir, instigar o seducir a un varón de cualquier manera para que cometa sodomía o disipación" e "inducir o seducir a un varón o a una mujer de cualquier manera para que cometa acciones ilegales o inmorales".

Mientras las selecciones de otros países muestran su descontento con Qatar, como Dinamarca con su camiseta o Alemania con su capitán portando un brazalete con la bandera arcoiris, en España tenemos a Casillas atravesando la crisis de los 40 haciendo bromitas.

Artículos recomendados