La camiseta de Dinamarca en Qatar 2022, una oda a los derechos humanos La camiseta de Dinamarca en Qatar 2022, una oda a los derechos humanos

El fútbol sí es política: Dinamarca y Hummel lanzan un mensaje directo a Qatar en su camiseta

"No queremos ser visibles durante un torneo que ha costado la vida a miles de personas". Hummel y Dinamarca apuntan a Qatar por los miles de obreros fallecidos durante las construcciones del Mundial y rompen el silencio impuesto por la FIFA.

Por Guille Galindo  |  28 Septiembre 2022

Tras clasificarse en octubre de 2021, la Federación de Fútbol Danesa anunció a un año vista de Qatar 2022 que estaban trabajando en una indumentaria crítica con el país anfitrión del Mundial por su probada ausencia de derechos humanos durante la rápida e incontrolada construcción de las infraestructuras para organizar el evento, lo que costó la muerte de miles de trabajadores en el proceso. Casi doce meses después, y con el Mundial a la vuelta de la esquina, Dinamarca ha cumplido su promesa.

Lo ha hecho de la mano de Hummel, la marca también danesa que viste a la selección, con una camiseta que, si bien rinde homenaje a aquella indumentaria que lució Dinamarca en la Eurocopa de 1992, destaca por otro motivo muy diferente: difuminar todos los símbolos que aparecen en la camiseta como protesta por llevar el Mundial a un país como Qatar. Y por todos los símbolos, nos referimos tanto al escudo de la Federación de Fútbol Danesa como al logo de Hummel o el chevrón decorativo clásico en sus equipaciones. Un gesto que se repite en las tres indumentarias que lucirán en el Mundial, dando la sensación visual de estar jugando con unas camisetas totalmente lisas.

Dinamarca ya ha utilizado su nueva camiseta en la última jornada de la Nations League Dinamarca ya ha utilizado su nueva camiseta en la última jornada de la Nations League, imagen de sustitución
Dinamarca ya ha utilizado su nueva camiseta en la última jornada de la Nations League UEFA

Cabe recordar que la FIFA prohíbe llevar mensajes políticos en las camisetas, por lo que el difuminado era la única forma que tenía Hummel de poder dar su punto de vista sin que las equipaciones fueran rechazadas por el máximo estamento del fútbol. Donde sí hay libertad para escribir es en redes, y ahí la firma danesa se ha desahogado de lo lindo. En Twitter, ha dejado un mensaje tan conciso como efectivo: "No queremos ser visibles durante un torneo que ha costado la vida a miles de personas. Apoyamos a la selección danesa en todo momento, pero eso no es lo mismo que apoyar a Qatar como el país anfitrión".

En Instagram, además de estas dos frases, que más bien son dos misiles teledirigidos a la FIFA y a Qatar, han explicado en mayor medida los detalles de las indumentarias y el motivo de su iniciativa:

"Con las nuevas camisetas de la selección danesa queríamos enviar un doble mensaje. No solo están inspiradas en la Eurocopa '92, rindiendo homenaje al mayor éxito futbolístico de Dinamarca, sino que también son una protesta contra Qatar y su historial contra los derechos humanos. Es por eso que hemos atenuado todos los detalles de las equipaciones, incluido nuestro logotipo y los icónicos chevrones (...). Creemos que el deporte debe unir a las personas, y cuando no es así, queremos denunciarlo."

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de hummel Sport (@hummelsport)

La tercera equipación, de luto negro por los obreros fallecidos

La mayoría de las selecciones llevarán al Mundial dos indumentarias, pero Hummel, además de la roja y la blanca tradicionales, ha diseñado una tercera camiseta para Dinamarca. Negra, en homenaje a los trabajadores extranjeros que han perdido la vida durante las obras del Mundial. Sobre esta camiseta también ha querido pronunciarse Hummel, en un nuevo dardo a Qatar: "Negro. El color del luto. El color perfecto para la tercera camiseta de Dinamarca en este Mundial. Queremos recalcar el historia de derechos humanos de Qatar y su trato a los trabajadores migrantes que han construido los estadios".

Según una investigación llevada a cabo por el diario The Guardian, 6.500 trabajadores han fallecido desde que Qatar comenzó las obras, todos ellos pertenecientes a países extranjeros: India, Bangladesh, Nepal, Sri Lanka y Pakistán. Dicha investigación no recoge los datos de otros países como Filipinas o Kenia, con mucha mano de obra trabajadora en Qatar, ni los accidentes a partir de la segunda mitad de 2020, por lo que probablemente la cifra sea significativamente más elevada.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de hummel Sport (@hummelsport)

Artículos recomendados