Momentos históricos de los Brasil-Argentina Momentos históricos de los Brasil-Argentina

GTRES

Brasil-Argentina: 8 momentos históricos del Superclásico de América

Os traemos un especial con los momentos más destacados en la historia de una de las rivalidades más míticas del fútbol, los Brasil-Argentina.

Por Álex García  |  09 Julio 2021

El Superclásico de las Américas, que enfrenta a Brasil y Argentina, es uno de los enfrentamientos más históricos y esperados, entre otras cosas, por ser las dos selecciones más potentes de América y por la pasión con la que sus aficionados viven estos partidos. ¿Quién no se acuerda del "Brasil, decime qué se siente tener en casa a tu papá..."? Se dice que el también llamado Clásico del Atlántico se empezó a considerar un clásico 'a vida o muerte' en la época de Maradona, aunque la rivalidad como tal se remonta a los primeros años de la profesionalización del fútbol en el continente americano. El primer partido tuvo lugar un 2 de septiembre de 1908 en Sao Paulo y acabó en tablas: 2-2. Sería el primero de los 25 empates que ha habido en los 107 enfrentamientos que reconoce la FIFA. Por lo demás, máxima igualdad, con 42 victorias para la 'Canarinha' y 41 para la albiceleste. En finales de Copa América, la cosa está 2-2 tras el 0-1 de Argentina en Maracaná. Este es uno de los 8 momentos más importantes que hemos recopilado del Superclásico de las Américas.

La patada de Jair a Salomón que desencadenó una batalla campal (Buenos Aires, 1946)

Corría el año 1946. Brasil y Argentina llegaban a la fase final del Campeonato Sudamericano con hambre. El ambiente estaba caldeado y el partido muy brusco. Tan brusco, que en el minuto 28, Jair le hizo una dura entrada a Salomón que mandó al segundo a la enfermería con la pierna aparentemente rota. En ese momento, se produjo una pelea multitudinaria entre los jugadores de ambos equipos, con banquillos y cuerpo técnico incluidos. Según cuenta la leyenda, la policía argentina, lejos de parar la batalla campal, se unió a ella apoyando a los suyos. Ante el miedo de los brasileños de reanudar el partido, la policía tuvo que garantizar por escrito que no volvería a saltar al campo. El encuentro se alargó más de 4 horas y finalizó 2-0 para Argentina.

La batalla campal de aquel Argentina-Brasil. La batalla campal de aquel Argentina-Brasil., imagen de sustitución
La batalla campal de aquel Argentina-Brasil. Reddit

El debut de 'O Rei' Pelé (Río de Janeiro, 1957)

Sí, casualidad o no, el debut del considerado mejor jugador de la historia de Brasil con su selección se produjo en un partido contra Argentina. Aquel 7 de julio el estadio de Maracaná estaba a rebosar para acoger el encuentro entre ambas selecciones con motivo de la Copa Roca, un torneo amistoso que tenía una finalidad más diplomática que deportiva. Ese día, con 16 años, 8 meses y 17 días, un joven Pelé que aún no era rey (tal vez no era ni príncipe) iniciaría su leyenda con un gol en el minuto 77 en su primer partido con la 'Canarinha'. Por desgracia para los brasileños, Argentina se acabó llevando el partido, pero nadie puede negar que ese partido supuso un antes y un después en al historia del fútbol.

El debut y el primer gol de Pelé en la selección fueron ante Argentina El debut y el primer gol de Pelé en la selección fueron ante Argentina, imagen de sustitución
El debut y el primer gol de Pelé en la selección fueron ante Argentina Reddit

Primer partido en una Copa del Mundo (Hannover, 1974)

Si bien la rivalidad de ambas selecciones ya era conocida en el conteniente, no fue hasta el Mundial de Alemania en 1974 cuando Brasil y Argentina tendrían su primer enfrentamiento en la máxima cita internacional. La selección carioca venía de arrasar en el Mundial del 70 coronándose campeona del mundo. En esta ocasión, Pelé viajó con la selección, pero no como jugador, sino como comentarista, y esta ausencia se notó. Argentina también llegaba fuerte con jugadores consolidados como 'El ratón' Ayala, y otros no tanto, como un tal Mario Alberto Kempes. El partido correspondía a una segunda fase de grupos que en aquel entonces hacía las veces de cuartos de final y semifinales, llevándose Brasil la victoria 2-1 tras un cabezazo de Jairzinho. De todas formas, el resultado terminaría siendo intrascendente y ambas selecciones quedarían eliminadas.

Brasil 3-1 Argentina: Maradona, a la calle (Barcelona, 1982)

Durante la Copa del Mundo de Naranjito (es decir, de España) en el 82, Brasil y Argentina tuvieron el placer de enfrentarse en la segunda fase de la competición. Argentina venía de coronarse campeona absoluta en el 78, y aunque Brasil también venía dando una buena imagen para ser candidata al título, los albicelestes eran los grandes favoritos. No obstante, durante el torneo ambas habían demostrado tener carencias defensivas. El encuentro empezó con un gol tempranero de Zico que le daría el dominio a los brasileños durante casi todo el partido. Maradonna estuvo menos presente de lo habitual, Kempes sin poder acercarse a la meta y la 'Canarinha' movía el balón a su antojo hasta que llegaron los otros dos goles. Maradona, con Argentina ya eliminada, se dejó llevar por la frustración e hizo una entrada durísima sobre Batista que le costó la tarjeta roja y el adiós definitivo a ese Mundial.

El fin de una racha de 41 años sin ganar en Maracaná (Río de Janeiro, 1998)

El futbol está lleno de malas rachas, pero las malas rachas están para romperlas. En aquella ocasión, el encargado de hacerlo fue Claudio 'Piojo' López. Corría el año 1998 y las selecciones de todo el mundo se estaban preparando para la gran cita mundial en Francia ese mismo año. Brasil y Argentina pusieron la antesala al Mundial con un amistoso en el estadio de Maracaná, donde los albicelestes llevaban 41 años sin poder ganar. El partido fue todo un espectáculo y estuvo muy parejo en todo momento, pero el 'Piojo' López evitó que acabara en tablas, terminando así con una racha negativa de más de cuatro décadas. Si bien fue un amistoso, el encuentro fue todo un hito. Tanto así, que la mala racha volvió a estar vigente hasta la Copa América de 2021.

La final soñada decidida por penaltis (Lima, 2004)

La rivalidad entre Brasil y Argentina ya era histórica, pero para poner el broche de oro hacía falta que se enfrentaran en una gran final. Por suerte, ese momento llegó en 2004 con la Copa América realizada en Perú. Brasil venía de enamorar al mundo con su 'jogo bonito' en el Mundial de 2002, y para preservar a sus grandes estrellas de cara a las eliminatorias del Mundial, Parreira dejó fuera de la convocatoria jugadores como Ronaldo, Ronaldinho, Kaká, Cafú o Roberto Carlos. Esta parecía ser la gran oportunidad de una Argentina que venía de hacer un Mundial desastroso. Cuando parecía que los albicelestes se estaban llevando la victoria con un 2-1 arriba, apareció Adriano con una espectacular volea que condujo el partido a la tanda de penaltis. Los fallos de D'Alessandro y Heinze dejaron definitivamente a Argentina sin Copa América y ratificaron a Brasil como la mejor selección del mundo, siendo capaz de ganar con el equipo B.

Otra final de Copa América, otra decepción para Argentina (Maracaibo, 2007)

Y no con el equipo B, sino con el C, llegó Brasil a la Copa América de 2007. Con Dunga al mando, la selección se encontraba en una época de transición tras la decepción del Mundial de 2006. Nada de Ronaldinho, Kaká o Ronaldo, sino Robinho, Baptista y Vágner Love. Por el contrario, Argentina recuperaba a Juan Román Riquelme tras renunciar a la selección años atrás, y contaba con un Lionel Messi de 20 años, a las puertas de convertirse en el mejor jugador del mundo. La albiceleste ilusionaba, y mucho, y llegaba a la final como gran favorita, más tras su espectacular torneo: pleno de victorias, con 16 goles a favor y solo 3 en contra. Casualmente, los mismos que le endosó Brasil en la final. Otra decepción más para Argentina, pero la vida y el fútbol siempre dan revancha.

Y por fin, la Argentina de Messi se coronó campeona (Río de Janeiro, 2021)

Habían sido años y años de duras derrotas, de muchas finales perdidas y de aluviones de críticas, en especial, hacia Messi, que llegó incluso a decir que abandonaba la selección. Gracias a D10S, no lo hizo. Nos situamos: Brasil y Argentina se volvían a enfrentar en una final de Copa América. Las expectativas eran más altas que nunca. Ya no eran solo los argentinos queriendo un título para su selección, eran los amantes del fútbol queriendo ver a Messi campeón con Argentina. El 10, aparte de con el peso de las críticas, cargaba con el peso de la edad. Era ahora o nunca. Si bien el juego de Argentina no había sido especialmente llamativo hasta el momento, habían cumplido. Messi, por su parte, estuvo a gran nivel, hasta el punto de que acabó siendo elegido MVP del torneo. En la final no consiguió marcar, pero el único tanto de Di Maria sirvió para que hoy por fin podamos decir que Messi se llevó una copa para casa, contra Brasil y en el Maracaná, que no es poca cosa.

Artículos recomendados