Fútbol y sanciones: las 12 mayores sanciones de la historia del fútbol

GTRES

Patadas, puñetazos, mordiscos, cortes voluntarios... 12 sanciones que han pasado a la historia del fútbol

La sanción de Diego Costa es una de las más duras de la historia de LaLiga, pero ni de lejos es la más larga. Repasamos seis históricas sanciones de nuestra liga y del panorama internacional y los surrealistas motivos que las propiciaron.

Por Guillermo Galindo  |  12 Abril 2019

8 partidos. 4 por decir "me cago en tu puta madre" al árbitro, otros 4 por agarrarlo. La sanción a Diego Costa ha creado un debate nacional en la esfera futbolística: ¿es justa la sanción? ¿es el paso definitivo para que los árbitros sean más respetados? ¿es necesario revisar el hecho de que lo que diga el acta arbitral va a misa?

El problema es que, más allá de protestas de diferentes jugadores (incluso Jordi Alba ha dicho que le parece excesiva) y gritos en las tertulias deportivas, nada cambiará en el estamento arbitral. Por eso, mejor dejemos las reflexiones y usemos la acción de Costa como precepto para un tema interesante: ¿cuáles son algunas de sanciones más duras (y duraderas) de la historia del fútbol y sus motivos? Más que un artículo, da para una enciclopedia, así que para resumir dividiremos entre las más famosas del fútbol español y las más icónicas del fútbol internacional.

Fútbol español

1 Cortizo ostenta el récord: 24 partidos de sanción

Una de las quejas que han surgido a raíz de lo de Diego Costa es de que las sanciones son mayores por decirle algo al árbitro que por lesionar a un jugador. Figo no vio ni la amarilla cuando terminó con la carrera del zaragocista César Jiménez, Michel Salgado le rompió la pierna a Juninho y quedó sin sanción más allá de la expulsión...

Motivos hay de sobra para creer que algo falla en la competición nacional. Sin embargo, si echamos la vista atrás, podremos ver que hubo un tiempo en el que las entradas criminales se condenaban prácticamente con penas criminales. En 1964, en un Zaragoza-Atlético de Madrid, el zaragocista Joaquín Cortijo le partió la tibia izquierda a una de las estrellas rojiblancas, Enrique Collar. Le sancionaron con 24 partidos sin jugar, ni más ni menos, prácticamente un campeonato de Liga.

2 Athletic-Barça, un choque de trenes con sanciones brutales y una gran pelea final

Es probable que los millennials recuerden la etapa del Madrid-Barça de Mourinho y Guardiola como la más tensa entre dos equipos. Sin embargo, los que nacieron antes de 1970 presenciaron en su plenitud el enfrentamiento más grave entre dos equipos de LaLiga. A principios-mediados de los 80, los partidos entre Athletic y Barça se convirtieron más en un duelo a vida o muerte que en encuentros de fútbol.

Jornada 16 de LaLiga: 10 reflexiones de la 16ª jornada de LaLiga
Barcelona y Real Madrid continúan al frente de la tabla tras la disputa de la jornada 16 de LaLiga. Analizamos los momentos más destacados.
En 1983, Andoni Goikoetxea hizo una brutal entrada sobre Diego Armando Maradona que le mantuvo fuera de los terrenos de juego durante tres meses. No sabemos cuántos partidos se perdió, pero seguramente más o menos los mismos que el jugador del Athletic, sancionado con 18 encuentros por esa acción. Media liga.

En 1984 ambos conjuntos se enfrentaron en la final de Copa. Con tantas cuentas pendientes, eso terminó como el rosario de la aurora. Batalla campal, puñetazos, patadas y un árbitro que no reflejó nada en el acta. Sin embargo, el Comité de Competición entró de oficio, algo inusual en España, y sancionó con tres meses sin jugar a Maradona, Goikoetchea, Migueli, Clos, De Andrés y Sarabia. Maradona se fue al Nápoles y de camino se perdió su sanción. Al resto se la terminaron perdonando.

3 Stoichkov y su pisotón

Todos conocemos cómo se las gastaba Hristo Stoichkov y su polémico carácter. En la Supercopa de España de 1990, que enfrentó a Barça y Madrid, una entrada de Chendo sobre el propio jugador búlgaro desató la ira de Cruyff, entrenador del equipo blaugrana. El árbitro, Urizar, le expulsó, y segundos después hizo lo propio con Stoichkov por sus aireadas protestas. El bueno de Hristo debió pensar que, ya que se iba a la calle, al menos quedarse a gusto, y le propinó un pisotón. El resultado, seis meses sin jugar.

4 ¿Cómo iba a faltar el Mono Burgos en la lista?

El segundo entrenador del Atlético de Madrid parece ser un tipo divertido y tranquilo... hasta que se le cruzan los cables. Lo ha demostrado en el banquillo del club rojiblanco, donde una vez tuvo que ser retenido por media decena de hombres para separarlo de un árbitro que lo expulsó, y también dio buena ciencia de ello en su etapa como jugador.

En un Espanyol-Mallorca, el delantero perico Manolo Serrano cayó al suelo desplomado en un córner en el minuto 70. El Mono le había propiciado un puñetazo que le había dejado KO, hasta el punto de verse obligado a abandonar el terreno de juego. El guardameta aseguró que el rival le había dicho "puto sudaca, me follo a tu madre", y que ese fue el motivo por el que actuó así. No pareció servirle al Comité de Competición, que entró de oficio (no fue expulsado en el partido) y le sancionó con 11 partidos. Cuando regresó, Leo Franco le había arrebatado la titularidad.

5 Ceballos, 12 partidos por la interpretación magistral del árbitro

Uno de los momentos más surrealistas de LaLiga se dieron en la temporada 99/00, en un Racing-Zaragoza con un arbitraje, digamos polémico, de Prados García. La cumbre del esperpento llegó cuando, tras expulsar al meta Ceballos, este se dirigió al árbitro desafiante, momento en el que Prados García, sin saber muy bien por qué, se desplomó.

Zara Emotions by Jo Malone CBE: alta perfumería a precios competitivos
Jo Loves se une a Zara para crear una colección de perfumes y fragancias para hombre llamada Zara Emotions by Jo Malone CBE.
"Se abalanzó sobre mí, me empujó con el pecho y me lanzó al suelo; yo recibí un golpe en la nariz", escribió en el acta. Y como ese papel parece la Biblia, el Comité de Competición le metió 12 partidos, aun sabiendo que fue un desplome digno de Oscar. Como la opinión pública se les echó encima, finalmente le redujeron la sanción a 8 encuentros, lo que sigue siendo una barbaridad. Prados García siguió arbitrando como si nada. Eso sí, descendió de categoría cuando terminó la temporada.

6 La enajenación mental de Pepe

Lo de Diego Costa han sido 8 partidos, lo de Ceballos fueron 8 también... Sorprende, por tanto, que a Pepe le cayeran solo dos más por todo lo que hizo en el Real Madrid-Getafe de la 2009/2010.

Dos patadas a Casquero mientras estaba en el suelo, hincarle la rodilla, agarrarle del pelo y pellizcarle el brazo después, darle un puñetazo a Albín, decirle al cuarto árbitro "sois todos unos hijos de puta" y volver al campo a celebrar la remontada del Madrid a pesar de estar expulsado. Difícilmente se podía hacer algo más de lo que hizo Pepe aquella noche en el Bernabéu.

Fútbol internacional

7 Los 7 años de Juanito

Juanito es una leyenda en el Real Madrid, pero también uno de los jugadores más polémicos y censurables por su conducta en los terrenos de juego. En Europa le toleraron menos sus idas de olla, y primero estuvo dos años sin poder jugar competiciones europeas por agredir al árbitro y a un juez de línea en un Grasshoppers-Real Madrid de 1978. Casi una década después, en 1987, el delantero pisó la espalda y la cabeza de Lothar Matthäus en unas semifinales de Copa de Europa Real Madrid-Bayern de Múnich. La UEFA le metió cinco años sin poder jugar cualquier competición organizada por el organismo europeo, lo que propició su salida del club blanco.

8 Roberto Rojas: su intento de liarla le costó una sanción de por vida

Brasil y Chile disputaron el 3 de septiembre de 1989 un partido clave en Maracaná para clasificarse al Mundial de Italia. En la segunda parte, con Brasil ganando y Chile fuera del Mundial, el encuentro se detuvo más de cinco minutos por un incidente que parecía ser el preludio de una sanción importante para la Federación Brasileña: había caído una bengala sobre el meta chileno Roberto Rojas, que estaba sangrando a chorros.

Las cámaras destaparon la farsa. La bengala no le había caído justamente a él, sino cerca de donde se encontraba, circunstancia que aprovechó el portero para caer y, con una cuchilla de afeitar que tenía en el guante, cortarse de manera voluntaria, tal y como él confesó. La FIFA le prohibió jugar de por vida de manera profesional, y Chile no solo quedó excluida de Italia '90, sino que tampoco pudo participar en Estados Unidos '94.

9 Héctor Robles, un año de sanción por un amistoso

Seguimos ligados a Chile. Hay jugadores para los que no hay partido amistoso, y Héctor Robles parece ser uno de ellos. Al exjugador del mítico Palestino, un equipo de la primera división chilena, le cayó un año de sanción por agredir al árbitro. El problema es que lo hizo en un amistoso entre el Palestino y la selección de Honduras. Tremendo.

10 Eric Cantona y la patada que ha pasado a la historia

Como si de un karateka se tratara, la patada de Cantona a un hincha del Crystal Palace cuando militaba en las filas del Manchester United se convirtió en uno de los hitos de la década de los 90.

La Federación Inglesa sancionó al francés con nueve meses, 120 horas de servicios a la comunidad y 20.000 libras de multa. "De lo único que me arrepiento es de no haberle pegado más fuerte", diría el delantero tiempo después. La patada se convirtió en un símbolo antifascista (el aficionado, Matthew Simmons, estaba involucrado con grupos de extrema derecha), Cantona aumentó su leyenda y Simmons perdió su trabajo. No se sabe a ciencia cierta qué le dijo a Cantona para provocar esta reacción del francés, pero seguro que ahora se lo pensaría dos veces.

11 David Navarro: su puñetazo a Burdisso no quedó impune

En 2007, el Valencia-Inter de Champions no terminó de la mejor manera. Un codazo de Materazzi a Marchena en un salto propició una pelea en la que David Navarro, que estaba en el banquillo, decidió intervenir. ¿Cómo? Metiéndole un puñetazo a Burdisso y corriendo por Mestalla, mientras varios del Inter iban tras él.

David Navarro le rompió la nariz a Burdisso, y la UEFA sancionó al español con siete meses sin disputar competiciones europeas, que finalmente se quedaron en seis.

12 El mordisco de Suárez que le impidió debutar con el Barça hasta octubre

Nueve partidos de sanción y cuatro meses sin jugar y sin poder acceder a un estadio de fútbol. La sanción de la FIFA a Luis Suárez fue dura, pero es que el uruguayo era reincidente. Ya había tenido problemas similares en la Premier, pero en el Mundial de 2014 todo el mundo pudo ver cómo Suárez mordía a Giorgio Chiellini en la fase de grupos.

Ese verano Suárez ficharía por el Barcelona, y desde junio hasta octubre solo pudo jugar el Gamper y un partido amistoso del Barça B contra Indonesia sub-19. Un gran bagaje, sí señor. Debutó a lo grande, un 25 de octubre contra el Real Madrid en el Bernabéu. Ese año el Barça haría triplete.

Artículos recomendados