Tom Brady a Buccaneers: ¿qué supone su fichaje para todas las partes?

GTRES

Analizamos el fichaje de Tom Brady por los Buccaneers: ¿qué supone para ambos? ¿y para los Patriots?

Nada más y nada menos que 20 años ha durado la hegemonía de los New Englands Patriots con Tom Brady al frente del equipo. Con el jugador camino de Tampa Bay Buccaneers, no se sabe qué depara el futuro para todas las partes.

Por David Gómez  |  23 Marzo 2020

Foxborough, Massachusetts, 17 de marzo de 2020. Tom Brady, un jugador legendario del equipo legendario de la ciudad, New England Patriots, se despide de la que ha sido su franquicia durante las últimas dos décadas. 7.276 días, desde el draft del año 2000, ha durado. Pero quién iba a pensar que un quarterback elegido en el puesto 199, en la sexta ronda del draft, podía darle la vuelta a la tortilla convertirse en el mejor de la historia y conseguir 6 anillos en 19 temporadas, estableciendo una dinastía inigualable en la National Football League (NFL).

Pero tampoco nadie podía imaginarse que Tom Brady no acabaría su carrera en los New England Patriots, que dejaría el equipo para mudarse a Florida, para jugar en los Tampa Bay Buccaneers. Tras 283 partidos de temporada regular, 41 de playoffs con 9 finales de la Super Bowl en las que 'TB12' comandó los colores blanco, azul y rojo hacia la gloria. Aprovechando su oportunidad cuando su predecesor, Drew Bledsoe, se lesionó, han sido 19 temporadas llenas de éxitos. Será algo irrepetible, que difícilmente podamos volver a ver.

Porque no es nada sencillo que, en 19 temporadas en un mismo equipo, llegara en 17 ocasiones a los playoffs. Solo se quedaron dos veces fuera, una de ellas en parte por una lesión de gravedad que le impidió jugar a Brady. De esas 17 ocasiones, en 13 llegaron hasta el final de conferencia, en 9 viajaron a la gran final que es la Super Bowl, y en 6 levantaron el título, todas con Tom Brady como jugador fundamental. Brady y Belichick, su entrenador, establecieron una hegemonía en la NFL.

Tom Brady y Bill Belichick, los culpables de los éxitos de los Patriots, pero también de su posible decadencia
Tom Brady y Bill Belichick, los culpables de los éxitos de los Patriots, pero también de su posible decadencia GTRES

Brady y Belichick, una relación de amor-odio que ha terminado costando su salida

La dupla Brady-Belichick ha sido lo que ha llevado a los New England Patriots a un puesto en la historia de la liga de fútbol americano. Considerado por Tom Brady como el mejor entrenador de la NFL, no ha sido un camino de rosas entre ambos. Los choques entre ambos son igual de legendarios que ellos mismos.

Quizás muchos recuerden la casi ruptura entre ambos cuando los Patriots perdieron contra los Eagles de Filadelfia en 2018, en la Super Bowl LII, donde Tom Brady dejaba entrever un divorcio entre ambos. Esta relación se ha ido dilatando con el tiempo, aunque Belichick no dejaba de confiar en el quarterback. No obstante, el entrenador jefe llegó a prohibir la entrada en las instalaciones de los Patriots al preparador personal de Tom Brady, algo que no le sentó especialmente bien.

Community llega a Netflix: 5 motivos para ver la serie
'Community' ha llegado a Netflix, y te damos 5 razones por las que debes ver la serie y hacer un maratón cuanto antes.
Y es que todo apunta a que el entrenador puede ser uno de los causantes de la salida del mariscal de campo. Un año antes de que los Patriots perdieran la citada final contra los Eagles, el equipo estaba comandado por Tom Brady, Jimmy Garoppolo y Jacoby Brissett. El segundo, como sabemos, fue traspasado a los 49ers, dirigiendo al equipo de San Francisco a la Super Bowl de 2020. Brissett se mudó a Indianápolis para jugar con los Colts, y Brady se quedó en Foxborough a pesar del deseo de su entrenador. Si esto ya sentó mal a Tom Brady, los rumores que hablan de que las negociaciones con los 49ers no eran por Garoppolo, sino por Brady y a sus espaldas, solo agravan la ruptura de las relaciones entrenador-jugador.

Y es que esta última temporada Tom Brady había exigido tener más control en las decisiones sobre la formación y las instrucciones tomadas sobre el terreno de juego. Algo que, por supuesto, Bill Belichick le había negado. El tira y afloja que ambas partes han tenido durante el transcurso de la temporada influyó en la posible renovación del contrato del jugador. Las condiciones valoraban un único año de contrato, un menor ingreso de dinero que en años anteriores y la negativa del entrenador a estas condiciones. La decisión de Brady, decir adiós a los New England Patriots 19 años después.

Tom Brady firmando su nuevo contrato con los Tampa Bay Bucaneers.
Tom Brady firmando su nuevo contrato con los Tampa Bay Bucaneers. Instagram: @tombrady

Brady destino Tampa Bay: ¿qué supone para todos?

Y es que esto se podría calificar como aquel libro de Gabriel García Marquez, 'Crónica de una muerte anunciada'. Al final es normal que a un jugador de más de 40 años se le ofrezca un único año de contrato y con menos prestaciones. Pero es que Brady no es un jugador cualquiera, es TB12, 'The Goat', el considerado por muchos el mejor jugador de la historia. El choque de los dos mejores en sus respectivos campos ha provocado la salida de Brady con destino a los Buccaneers, y puede ser el final para las tres partes: Brady, Belichick y New England Patriots.

Tom Brady ha firmado por dos años con los Tampa Bay Buccaneers, lo que le une a la franquicia hasta que el quarterback tenga 45 años. El ídolo de Tom Brady durante su infancia siempre ha sido Joe Montana, un jugador legendario que vivió una carrera paralela a la del ahora integrante de los Buccaneers. Montana lo ganó todo con los San Francisco 49ers, pero al final de su carrera decidió cambiar de aires y viajar hasta Kansas City, para jugar con los Chiefs.

Por poner más ejemplos parecidos, Michael Jordan jugó prácticamente toda su carrera en los Chicago Bulls, convirtiéndose en el mejor jugador y el más influyente de la historia de la NBA. Muchos recordarán su primer retiro, pero volvió a la ciudad del viento para brillar una última ve vestido de rojo y negro. Pero es que, tras su segundo retiro, hubo un segundo regreso, pero esa vez a los Washington Wizards, donde también ejercía como directivo. Su decisión fue más por donar su sueldo a las víctimas del 11-S, ya que no volvió a ser el mismo.

Al igual que Tom Brady, Joe Montana decidió cambiar de equipo al final de su carrera, aunque no fue del todo bien.
Al igual que Tom Brady, Joe Montana decidió cambiar de equipo al final de su carrera, aunque no fue del todo bien. GTRES

Con esto lo que se trata de ejemplificar es que segundas oportunidades, sin el lugar que te ha visto triunfar, suelen acabar en el final de una carrera sin grandes alegrías. Hay que ver cómo se comporta Brady sin Belichick y Belichick sin Brady, pero a ninguno de los dos se les augura un futuro brillante. El mejor jugador de la historia de la NFL y el mejor entrenador actual de la liga, separados, solo puede acabar mal, aunque Tom Brady siempre permanecerá en la memoria de los aficionados de este deporte.

El peligro de tantas rutinas de ejercicio nuevas
Las rutinas de entrenadores que te ayudan a hacer deporte en casa se ha disparado durante la cuarentena, y tiene sus riesgos.
Y aquí entra la última incógnita de esta ecuación, los New England Patriots. El equipo de Foxborough, Massachussets, ha vivido dos décadas de auténtico éxito, algo sin precedentes en el deporte moderno, donde ninguna dinastía se había establecido durante tanto tiempo, y ahora todo llega su fin. Los Patriots han dejado escapar talento joven en el draft en detrimento de fichajes, jugadores como Gronkowski se han retirado, y ahora el gran capitán se va. A los New England Patriots les espera un tiempo de reflexión y oscuridad, al igual que a su entrenador. ¿Y Buccaners? Más allá de la repercusión y el merchandising, su objetivo ahora es que Tom Brady se empeñe en demostrar que sigue a un nivel top. De eso dependerán sus ambiciones de cara a la próxima temporada.

Artículos recomendados