La tecnología aplicada al mundo del motor La tecnología aplicada al mundo del motor

Tecnología aplicada al mundo del motor

Sistemas ADAS, eye tracking... Repasamos las nuevas tecnologías que ayudan a mejorar la seguridad al volante.

Por   |  24 Febrero 2021

El cambio en la tecnología de los coches actuales, si los comparamos con los de hace diez años, es verdaderamente increíble. Las nuevas tecnologías están cambiando la manera de conducir, la seguridad, el diseño y la comodidad del interior de los vehículos. En la actualidad la mayoría de las empresas de automoción incorporan a sus nuevos modelos sistemas de ayudas a la conducción o sistemas ADAS, tecnología eye tracking o dispositivos para mejorar la autonomía.

La conectividad, la autonomía y la seguridad se han convertido en fundamentales para la industria del automóvil. Estas son algunas de las novedades tecnológicas que han cambiado radicalmente la seguridad actual de los vehículos y que ya se pueden encontrar en muchos modelos de automóviles.

Los sistemas ADAS

Una de las grandes novedades de los coches actuales es la instalación de sistemas de ayuda a la conducción o sistemas ADAS, toda una innovación que ayuda a mejorar la seguridad de los vehículos. Algunos de estos dispositivos están conectados a la luna delantera del coche para que puedan detectar señales o los obstáculos del entorno de una forma precisa. Estos dispositivos envían la información al centro de control para que el vehículo realice la maniobra correspondiente.

Lo único que debe tener en cuenta el conductor es que si el parabrisas sufre alguna rotura o fisura y tenemos que cambiarlo, un profesional cualificado debe realizar la recalibración del ADAS para que vuelva a funcionar de forma adecuada. Además, no todos los talleres de automóviles tienen la tecnología adecuada para la recalibración de estos sistemas. Si no se hace correctamente, esto puede provocar que estos sistemas funcionen de forma incorrecta o directamente no funcionen, con el peligro que esto puede suponer para la seguridad del vehículo. Lo mejor es acudir a un taller de confianza que pueda garantizar que cuenta con la tecnología necesaria para evitar problemas en el futuro.

La tecnología eye traking

Otra de las grandes novedades de estos últimos años y que supone una gran innovación para la seguridad del vehículo, es la aplicación de la tecnología de eyetracking en los sistemas de monitorización del conductor (DMS), otra innovación que puede contribuir a mejorar la seguridad del conductor y el vehículo. Esta tecnología se basa en la combinación del reconocimiento facial y el seguimiento ocular para obtener información sobre la atención del conductor o su concentración al volante. Muchos fabricantes de la industria del motor ya incluyen en sus nuevos modelos esta tecnología en sus últimos modelos para mejorar la conducción y la seguridad del coche.

Los dispositivos para mejorar la autonomía

También cada vez más modelos de vehículos llevan dispositivos para mejorar la autonomía como controles de crucero adaptativos, cámaras 360º, sensores ultrasónicos o radares. Las empresas de automoción intentan que cada vez los coches sean más automatizados y autónomos. Con esto se pretende impedir algunos errores humanos que suelen provocar accidentes o siniestros. Para estas empresas, el objetivo a largo plazo es conseguir la autonomía plena de los vehículos que incluso podrían circular sin volante o sin pedales. Por ahora esto sería impensable con la tecnología actual.

Los fabricantes están apostando por la tecnología para proteger a los usuarios al volante. Los fabricantes están apostando por la tecnología para proteger a los usuarios al volante., imagen de sustitución
Los fabricantes están apostando por la tecnología para proteger a los usuarios al volante. Story blocks

Coches conectados

Por último, hay que destacar que otra de las tendencias en la industria del automóvil es lograr que los vehículos sean cada vez más conectados. Las empresas automovilísticas apuestan porque sus modelos incluyan servicios digitales de comunicación, entretenimiento y navegación. Para ello están firmando acuerdos con las operadoras de telefonía con el objetivo de lograr la conectividad de los ocupantes. En la actualidad, ya encontramos modelos en el mercado que garantizan la conectividad real de los ocupantes.

Toda una revolución para el mundo del automóvil en la que los fabricantes están priorizando los sistemas de ayuda a la conducción o la conectividad, antes que otras características que siempre han tenido más peso como el diseño, la potencia o las prestaciones. El futuro de la industria del automóvil deparará seguro grandes novedades que mejorarán la seguridad, la conectividad y la autonomía de los vehículos.

Artículos recomendados