Surf: 9 consejos para principiantes

Unsplash

Surf: todo lo que necesitas saber si es tu primera vez

Si has decidido iniciarte en el surf, necesitas seguir estos 9 consejos para tener claro a lo que te enfrentas.

Por Guillermo Galindo  |  20 Agosto 2020

Estás en la playa tumbado, sin saber ya cómo ponerte ya en la toalla y con el bañador a punto de explotar porque te has hinchado a comer a patatas fritas, cuando de repente aparece un tipo alto y fibroso, tabla de surf en mano, dispuesto a comerse el mundo, y de paso, a subirse a una ola. Y te dedicas un buen rato a observarle cómo disfruta de uno de los placeres del verano mientras tus michelines rugen porque necesitan la enésima patata. Es momento de dar un cambio a tus vacaciones. Es hora de empezar a practicar surf.

Ya te advertimos de que no será fácil. Para llegar a la profesionalidad de ese tipo al que ya odias sin conocerle, necesitas pasar por un duro proceso de aprendizaje. Sin embargo, la experiencia valdrá la pena. Si es tu primera vez encima de una tabla, debes seguir a rajatabla, nunca mejor dicho, 9 consejos básicos para surfistas novatos.

1 El surf requiere planificación previa

No vale con alquilar o comprar una tabla y ya. Debes estudiar antes una serie de factores que iremos desgranando en el artículo. El primero de ellos, buscar la playa o cala donde se den las condiciones necesarias para el surf. Si ya tienes un buen lugar, no significa que siempre vayas a disfrutar de un oleaje tremendo. Por suerte, existen apps especializadas que te ayudarán a saber cuál es el estado del mar los próximos días, y si vale la pena acercarse a surfear o no. Como veis, no es tan sencillo.

2 Traje de neopreno y tabla de surf de corchopán o espuma: lo sentimos por el postureo

Una vez compruebes si la zona costera en la que estás hay lugares idóneos para el surf, puedes alquilar o comprar el material. Llegados a este punto, a todos nos gustaría tener una melena rubia, una tabla de surf ligera y estilizada, e ir con el torso descubierto. Pero esto no es Hollywood, es Torrevieja, y hay que ser prácticos. El traje de neopreno te ayudará a no coger frío con el agua y la brisa marina, así como a librarte de rasguños y magulladuras por los golpes. Si solo haces surf durante el verano, mejor un traje de neopreno más fino. Además, procura que te sea cómodo y se ajuste bien a tu cuerpo.

Todavía más importante es elegir bien la tabla de surf si no quieres convertir la experiencia en una tortura. Ni se te ocurra hacerte con una tabla más profesional, porque terminarás más tiempo en el agua que sobre ella. Lo ideal para los principiantes son las tablas de corchopán o espuma, más grandes y por lo tanto más estables, y con las que sufrirás menos daño al golpearte. Con las tablas debes tener clara una cuestión fundamental: cuanto más grande sea y más litros tenga (los litros hacen referencia al grosor y volumen), mayor será la flotabilidad. Y la flotabilidad es lo que te permite remar más rápido y coger olas con menos esfuerzo, dos ayudas que te vendrán muy bien al inicio. Ya habrá tiempo de reducir los litros de la tabla cuando seas un experto y estés preparado para hacer trucos y giros sobre la ola. De momento, con cogerlas y poder levantarnos es más que suficiente. Por tanto, si quieres aprender realmente a hacer surf, olvídate del postureo.

Traje de neopreno y tabla de surf adecuada, la combo completa.
Traje de neopreno y tabla de surf adecuada, la combo completa. Unsplash

3 La paciencia y el sacrificio son la clave de todo buen surfista

Quién es Bizarrap, el productor musical del momento
Bizarrap se ha convertido en el productor de moda por su sonido, y sus BZRP Sessions no tienen límites.
Si no tienes ninguna de estas dos cualidades, olvídate de ser surfista o rider. Por un lado, sin paciencia en este deporte no se llega a ningún lado. Debes armarte de paciencia cuando veas en las apps que no va a haber buenas olas en los próximos días, y debes rearmarte cuando, en la playa, no estés cogiendo ninguna realmente prometedora. Además, uno no aprende a surfear en dos sesiones, requiere bastante tiempo hasta que puedas disfrutarlo realmente. Por eso, la paciencia debe ir acompañada de un sacrificio. No rendirte cuando más negro lo veas, madrugar casi a diario para poder surfear en el mejor horario del día, con menos gente y menos viento...

Esperar a que venga la ola perfecta, el día a día de un surfista.
Esperar a que venga la ola perfecta, el día a día de un surfista. Unsplash

4 Conoce el mar y el entorno, y respétalos

El primer consejo era buscar un lugar idóneo para la práctica del surf. Sin embargo, eso no es suficiente. Una vez allí, debes conocer bien el mar y sus condiciones. Pregunta si hay alguna zona con rocas o algún arrecife que tengas que evitar. Con el paso del tiempo, cogerás cariño a ese pequeño lugar en el que surfeas, y lo cuidarás como si fuera tu segunda casa. Los surfistas suelen recoger la basura que ven en el mar cuando surfean, y tratan el lugar con el mayor respeto posible. Haz tú lo mismo.

5 Respeta también a los otros surfistas

El surf es un deporte con valores. Solo así se explica que exista una ley no escrita que dictamine que no puedes robar una ola a tu compañero. Si alguien se te ha adelantado y está en una mejor posición que tú para coger la ola, debes esperar a la siguiente. No solo para prevenir cualquier tipo de colisión, sino por una cuestión de respeto.

6 Aprende a levantarte de la tabla

Dicho esto, vamos al lío. Estos son los pasos que debes seguir para levantarte de la tabla:

  • Túmbate sobre la tabla de manera equilibrada. No pongas más peso de tu cuerpo ni en la cola ni en la punta. El centro de gravedad ha de estar en el centro de la tabla.
  • Al levantarte, no coloques los pies juntos, pues perderás el equilibrio. Las piernas, flexionadas, y más abiertas que la anchura de las caderas.
  • Mantén el cuerpo en el centro de la tabla, no te inclines hacia delante o hacia atrás.

La teoría es fácil, la práctica no es lo tanto. Ensaya en la orilla antes de meterte en el mar, e intenta ir acompañado de algún surfista más experimentado para aprender más fácil. Se puede ser autodidacta, pero te costará más.

Surfea con alguien que pueda ayudarte.
Surfea con alguien que pueda ayudarte. Unsplash

7 ¿Eres Regular o eres Goofy?

Cómo vestir si eres bajo: el dilema de muchos hombres
7 tips y trucos sobre cómo vestirte si eres un hombre de estatura baja.

La primera película sobre surf de la historia es un corto realizado en 1937 por Walt Disney titulado 'Vacaciones hawaianas'. En él, vemos a Goofy surfear con maestría una ola hasta que el mar se pone, digamos, bravo. El corto es tan conocido entre los surfistas porque cambió para siempre la manera de surfear.

Como podemos comprobar, Goofy surfea la ola con el pie derecho por delante, una técnica que sorprendió a todos por aquel entonces, ya que lo común era hacerlo con el pie izquierdo más adelantado. Así, al menos, era como se aprendía. Desde entonces, la técnica alternativa se popularizó, y pasó a denominarse con el nombre de su creador: Goofy.

Goofy, un surfista revolucionario.
Goofy, un surfista revolucionario. Disney

Por tanto, si pones el pie derecho por delante en la tabla eres Goofy, y si pones el izquierdo, eres Regular. Descubrir de qué team eres es muy sencillo: ¿con qué pie bajas o subes primero las escaleras? ¿con qué pie te deslizas? Ya tienes la respuesta.

8 Descubre otros conceptos básicos

Los que necesitas tener claro el primer día son:

  • Take off. El movimiento por antonomasia de un rider. Consiste en dejar de remar cuando la ola ya te está empujando hacia la orilla y ponerte de pie. Tienes que hacerlo rápido y con determinación, pero sin precipitarte.
  • Invento o 'leash'. La cuerda que une al surfista con su tabla. Se sitúa en el pie trasero, en función de si eres Regular o Goofy, y es mucho más útil de lo que parece.
  • Grip. Una almohadilla que va pegada a la cola de la tabla para mejorar la adherencia. Puedes colocar ahí el pie trasero.
  • Parafina o 'wax'. La cera que se coloca sobre la superficie de la tabla para un mayor agarre. Lleva una sí o sí.

9 No te creas más que nadie y céntrate en disfrutar

El surf no es un deporte de equipo y no compites contra nadie. El único reto que debes imponerte es superarte a ti mismo y, ante todo, disfrutar encima de la tabla. Al principio sufrirás al practicarlo, pero si aprendes a divertirte, la sensación que sentirás al subirte a la tabla y ver cómo te empuja una ola será indescriptible.

Pero toca trabajar hasta llegar a ese punto. No vayas crecido ni pienses que es algo sencillo. Si pretendes ser el tipo del primer párrafo nada más coger la tabla, las olas te devolverán a la cruda realidad.

Artículos recomendados