San Valentín para solteros: 7 planes para disfrutar del día de los enamorados sin pareja

Shutterstock

San Valentín para solteros: 7 planes para disfrutar del día de los enamorados sin venirse abajo

El 14 de febrero es el día de los enamorados, una fecha que algunas parejas deciden celebrar para brindar por su amor. Si estás soltero no tienes por qué no festejar San Valentín, solo que en tu caso, será San Solterín. ¿Te apuntas al plan?

Por Guillermo Álvarez  |  14 Febrero 2019

Todos los años aparece en el calendario ese día marcado por muchas personas, y sobre todo por el comercio: el 14 de febrero. ¿Qué ocurre en el ecuador del segundo mes del año? Por si todavía hay alguien que no lo sepa, se celebra San Valentín, y aparte de lo religioso que sea cada uno y del culto por el santoral, seguro que quien más o quien menos ha tenido que celebrar, con mayor o menor ilusión, el conocido como día de los enamorados. Aunque el origen de este celebración viene del Imperio Romano, concretamente en el siglo III d.C., cuando San Valentín desafió el mandato del Emperador Claudio II que prohibía el matrimonio a los jóvenes. ¿Qué hizo el santo? Casar a los que pudo en secreto, lo que hizo felices a muchas parejas, pero cuando fue descubierto, a él le valió primero la cárcel, y después la muerte.

Historia aparte, cada cual es libre de celebrar o no, pero, pero sí que es cierto que tantas parejas enamoradas con ganas de festejos y sobre todo, la presión de la sociedad y del comercio, hacen que sea un día un tanto complicado para aquellas personas que por devoción, por las circunstancias o por obligación, no tienen pareja. Evidente no tienes que sentirte mal, y tampoco dejar que los demás te hagan sentir triste o incompleto por no tener pareja. Hay que aprender a vivir solo, que no quiere decir que la soledad sea tu única compañera de vida. Familiares y amigos pueden suplir perfectamente la falta de pareja, y además, si llega San Valentín y estás soltero, puedes disfrutar de al menos siete planes (o planazos, por qué no decirlo), para realizar el 14 de febrero. Sí, esos mismos planes puedes hacerlos cualquier otro día, pero si las parejas celebran San Valentín, ¿quién dice que tú no puedes celebrar San Solterín? Que nadie, ni tú mismo, te quite las ganas de celebrar el 14 de febrero, y sobre todo, de celebrar la vida.

1 Cena de San Solterín con tus amigos solteros

Si todavía no has organizado una cena con tus amigos solteros el 14 de febrero, no sé a qué estás esperando. Lo primero que debes realizar es despejar tu agenda para esa fecha y hacer una lista con tus amigos sin pareja. Seguro que no te cuesta juntar a unos cuantos, y si no se conocen entre sí, puede ser un buen momento para crear amistades entre tu gente de confianza.

Una vez tienes la lista y la gente te ha dado el sí, no dejes que tus amigos 'casados' se apunten al plan. Si ellos no quieren celebrar San Valentín con sus parejas, es su problema, pero bajo ningún concepto puedes dejar que se apunten. Podéis hacer una cena con ellos 364 días al año, o 365 si es bisiesto, pero la noche del 14 de febrero es sagrada y en la mesa solo puede haber solteros. De todos modos, tampoco hace falta ser muy excluyente, si uno de tus colegas está conociendo a alguien, pero tampoco es nada serio, o si solo es sexo, pueden apuntarse. Ahora bien, si tienen la típica relación de "no somos novios, somos amigos con derecho a roce", pero funcionan como una pareja, sé firme y déjale claro que si no quieren poner etiquetas a su relación, es su problema, pero a tu cena de San Solterín no van a ir.

Celebra San Solterín con una cena entre amigos (siempre que estén solteros, claro).
Celebra San Solterín con una cena entre amigos (siempre que estén solteros, claro). Shutterstock

Ahora que ya tienes la lista de admitidos y excluidos toca elegir restaurante. Aquí ten cuidado, porque las reservas de las parejas te pueden hacer mucho daño, aunque juega a tu favor que las mesas grandes no se van a llenar, así que incluso estás ayudando a los restaurantes con la típica mesa redonda perfecta para grupos y que quizás no iban a colocar en la noche del 14 de febrero. ¿Has visto la cantidad de ventajas que tiene celebrar San Solterín con una cena? Si la cosa sale bien, crea una tradición e invita cada año a tus amigos solteros, a ser posible en el mismo sitio. Lo único que quizás la lista vaya aumentando, decreciendo o modificándose año tras año, y quizás en el próximo San Valentín tú seas baja.

2 Un viaje con tus amigos

'Empezar de 0', la colaboración más esperada de Yung Beef y La Zowi
Todo lo que necesitas saber sobre 'Empezar de 0', la primera canción de Yung Beef y La Zowi. La espera ha valido la pena.
Planea una escapada con tus amigos solteros, aunque en este caso no hace falta ser tan restrictivo como en la cena de San Solterín, si tus colegas con pareja pasan de San Valentín, pueden unirse, pero que sepan que van de acoplados al plan. Siendo además febrero y teniendo en cuenta que si vives en la España peninsular va a hacer bastante frío, es la ocasión perfecta para ir de casa rural.

Imagínate el plan. Coges el coche y te vas con tu grupo a una casona en un pueblo perdido en el que vais a pasar un fin de semana comiendo bien (y mal, que seguro que no faltan los dulces, las pizzas y las patatas fritas), bebiendo (pero con moderación, no te pases), divirtiéndoos con juegos de mesa, y en definitiva, creando más lazos de unión y amistad entre vosotros. Si os vais de casa rural podéis aprovechar para realizar alguna ruta, entrar en contacto con la naturaleza y conocer bonitos pueblos, que muchas veces son los grandes olvidados para un turismo que valora más la playa y las ciudades que los entornos rurales.

Amigos, cervezas y casa rural. ¿Hay mejor forma de aislarte de San Valentín?
Amigos, cervezas y casa rural. ¿Hay mejor forma de aislarte de San Valentín? Shutterstock

Si lo planeas con tiempo puedes apostar por un viaje de fin de semana a alguna ciudad de España en la que ver bonitos monumentos y disfrutar de una rica y esmerada gastronomía, como Oviedo o León. Además, en la capital leonesa las tapas son gratis con la bebida, así que imagínate lo bien que te lo vas a pasar en tu fin de semana de amigos. Si tienes ganas de salir de España y cuentas con más que un fin de semana, puede ser un buen momento para recorrer alguna ciudad europea, aunque es mejor que te alejes de destino clásicos y sobre todo románticos. Ir en San Valentín a París es lo peor que puedes hacer. Mejor viaja a Berlín, una ciudad con mucho que ver y sobre todo con una vida nocturna muy atractiva con la que celebrar por todo lo alto que estás soltero y feliz.

3 Irte de compras y regalarte algo

En febrero en España no solo hace frío y se celebra San Valentín, sino que también hay rebajas. ¿Puede haber mejor plan que irte de compras ese día y comprarte lo que quieras mientras tus amigos casados tienen que gastarse el dinero en agasajar a sus parejas? Y a saber si les gusta, claro... El 14 de febrero, o los días anteriores y/o posteriores, acércate a las tiendas de ropa (no hace falta que vayas a las del señor gallego, hay más en el mundo), y cómprate lo que te dé la gana. Lo que te dé la gana dentro de tu presupuesto, que no quiero yo aquí incitar al consumismo salvaje y que luego te quedes sin un euro para pasar el mes. Pero que tienes ganas de comprarte unas camisas, vete a por ellas; que este año tienes una boda y quieres cambiar de traje, busca, pruébatelo y si te queda bien, llevátelo a casa. Lo dicho, date un capricho y renueva tu armario.

4 Sesión de spa y masaje

Seguro que llegas al 14 de febrero muy estresado, así que no es mal plan que quedes con algún amigo o vayas tú solo, lo que prefieras, y disfrutes de una sesión de spa con masaje. Si estás triste o desilusionado por haber llegado a otro San Valentín sin pareja, cuando salgas del templo del relax se te van a olvidar todos los males. Los hay para todos los gustos, aunque todos suelen tener chorros y jacuzzi en el que pasarte un par de horas dejando los problemas atrás. Si encima añades otra hora de masaje, te irás de allí como llegaste, soltero, pero relajado, sin preocupaciones, y lo que es más importante, sin contracturas.

5 Pégate un fiestón

Si no te apetece relajarte y no quieres irte de viaje, o no te da la economía para tanto derroche, que ya se sabe que ser single, precisamente barato no sale, puedes aprovechar el 14 de febrero, o el viernes más cercano a ese día, para pegarte un fiestón con tus amigos. Este plan puede incluir empezar con la cena de San Solterín para después seguir con chupitos, copas y todo lo que se te ponga por delante. Lo importante es estar con gente a la que quieres, con tus amigos de verdad, y que estén solteros; los casados no tienen cabida en esta fiesta, que se vayan con sus parejas por ahí a celebrar su día de los enamorados.

Olvida tus penas y pégate una buena fiesta con tus amigos el 14 de febrero.
Olvida tus penas y pégate una buena fiesta con tus amigos el 14 de febrero. Shutterstock

6 Ir al cine, pero no veas una peli romántica

Esguinces: medidas de prevención y grados de la lesión
Los esguinces son una de las lesiones más comunes en la práctica del deporte. Por ello, te explicamos cómo podemos prevenirlos y qué niveles de gravedad hay.
En San Solterín no tienen que ser todo viajes o fiestas, también está el cine. Si te gusta el séptimo arte, aprovecha para ver una película mientras las parejitas estén cenando felices en un restaurante. Seguro que tienes donde elegir entre peliculones nacionales e internacionales, de drama, acción, comedia, terror, ciencia ficción o lo que te apetezca. Solo hay un género prohibido: las películas románticas. Aparte de que solo te iban a servir para que te vinieras abajo, es posible que te encontraras con tortolitos que hubieran pasado de la cena y se hubieran ido directamente al cine para ver juntos una cinta de amor. Ya era lo que te faltaba...

7 Cena de lujo y maratón de tu serie favorita

Si eres ese tipo de soltero que disfruta con una buena mesa, una magnífica serie y sobre todo con la tranquilidad y la soledad que ofrece su hogar, no pienses en otro plan. Prepara para el 14 de febrero una suculenta cena con tus platos favoritos. No hace falta que cenes como si fuera Nochebuena, pero siempre es un buen momento para darse un homenaje gastronómico, y si puede ser para celebrar que eres un soltero feliz, mejor que mejor. Mientras cenas puedes disfrutar de un capítulo de una de tus series favoritas, por lo que el plan no puede tener mejor pinta. ¿En serio solo las parejas pueden ser felices? Venga... eso no se lo creen ni ellos. Tú eres un soltero feliz, y si no lo eres, piensa en el lado positivo y pronto aprenderás a disfrutar de tu estado civil.

Artículos recomendados