¿Qué es un serial cheater? Señales para detectar a uno ¿Qué es un serial cheater? Señales para detectar a uno

GTRES

El fenómeno del 'serial cheater': ¿qué razones llevan a alguien a ser infiel de manera sistemática a sus parejas?

Analizamos el término 'serial cheater' y los rasgos que definen esta personalidad infiel ¿por naturaleza?

Por Irene Melgosa  |  26 Octubre 2022

Casos como el de Piqué, Adam Levine, Sebastian Bear-McClard (exmarido de Emily Ratajkowski) o Íñigo Onieva nos hacen reflexionar sobre qué caracteriza a las personas que pueden llegar a cometer una infidelidad continuada. Famosos o no, este hecho ha estado siempre presente en nuestra sociedad, y así seguirá mucho más tiempo.

Muchas son las personas que ponen los cuernos a sus parejas de forma sistemática, como si fuera un rasgo más de su personalidad. ¿Es por falta de empatía? ¿Falta de valores? ¿Uno puede ser realmente de "naturaleza infiel"? Con el fin de estudiar este fenómeno, se ha acuñado el concepto de 'serial cheater'.

¿Qué es un 'serial cheater'?

El término 'serial cheater' se refiere a una persona que presenta un patrón crónico de infidelidad en sus relaciones amorosas. Es una clara referencia al término 'serial killer' y con este comparte un número clave: el 3. Tres es el número mínimo de asesinatos que un asesino serial tiene que haber cometido para ser considerado como tal. Y tres veces más probabilidades tiene de reincidir una persona que ha cometido una infidelidad con anterioridad. Una vez definido, la siguiente pregunta lógica es: ¿Qué caracteriza a una persona con este perfil?

Los rasgos de un 'serial cheater'

Según la psicóloga Claudia Nicolasa, los rasgos que, en términos generales, completan la personalidad de una persona infiel reiterada son los siguientes:

  • Impulsividad. La infidelidad se correlaciona altamente con la impulsividad, porque estos perfiles tienen una mayor dificultad para contener sus impulsos y sus emociones a corto plazo. Es decir, no piensan tanto en las consecuencias de sus actos como en el placer inmediato que estos le pueden proporcionar.

    Sebastian Bear-McClard le ha sido infiel recientemente a su mujer, Emily Ratajkowski Sebastian Bear-McClard le ha sido infiel recientemente a su mujer, Emily Ratajkowski, imagen de sustitución
    Sebastian Bear-McClard le ha sido infiel recientemente a su mujer, Emily Ratajkowski Getty Images

    Si bien todos nos podemos sentir atraídos por otra persona estando en una relación, cómo actuamos respecto a ello marca la diferencia. Si nos basásemos en los impulsos seguramente no haríamos cosas tan necesarias como limpiar, comer sano o hacer deporte, ni daríamos tanta importancia a lo que puede suceder.

  • Cortoplacismo. En este sentido, la forma de afrontar el corto y el largo plazo se antoja como un aspecto clave en los 'serial cheaters'. Se dice que los jóvenes tienden a ser más infieles porque, en muchos casos, no piensan en el largo plazo. Bien es cierto que la experiencia puede hacer que una persona tenga más claro qué quiere y qué no, pero mal haríamos en limitar el fenómeno de serial cheater a la gente joven. El mejor 'ejemplo' lo están dando todos los famosos de la lista del primer párrafo: todos superan la barrera de los 35 años.

    Juventud no es sinónimo de inmadurez, como desde luego, experiencia no es sinónimo de madurez. Hay quien, con cuatro décadas a sus espaldas, prefiere seguir afincado en vivir todo en el corto plazo y en momentos de felicidad, placer y tensión espontáneos. Y es totalmente lícito, siempre y cuando no estés haciendo daño a otra persona por tus actos.

  • Baja conciencia y baja prosocialidad. Una persona con baja conciencia y/o baja prosocialidad es aquella que no tiene en cuenta lo que otras personas van a sentir o van a pensar antes de actuar. Son personas que llegan tarde y les da igual, que no se levantan a ayudar, que les prestas algo y no lo cuidan o no lo devuelven.

    Esto, aplicado a una relación de amorosa puede derivar en numerosos problemas tan evidentes como despreocuparse por las emociones del otro, con actos que pueden ir desde no implicarse igualitariamente en la relación a ser infiel a la pareja.

  • Narcisismo. Si la otra persona tiende a priorizar sus necesidades a toda costa, no empatiza contigo ni tiene en cuenta tus sentimientos, considera que lo que él o ella hace es siempre correcto y que merece un trato especial: felicidades, has encontrado a un narcisista.

    A los narcisistas les gusta gustar, saber que si quieren pueden tener un affaire con quien quieran. Y si a esto se le suman rasgos psicopáticos, ya tienes la 'combi completa'.

  • Reincidencia. Como ya hemos visto, alguien que ha sido infiel previamente tiene tres veces más probabilidades de volver a serlo. Aunque errar es humano y es importante arrepentirse y aprender de los fallos, las estadísticas respecto a la reincidencia están ahí. Si tu pareja le fue infiel a menudo a su anterior relación, ¿cómo sabes que no correrás la misma suerte?
  • Apegos inseguros. Una infidelidad puede ser síntoma de problemas de gestión emocional. Esto no justifica en ningún caso la traición a la pareja, solo es una posible explicación para lo sucedido. Los problemas de autoestima, el miedo al abandono, a ser herido por la otra persona ('cuernos preventivos'), el autosabotaje...Son algunos de los factores que caracterizan a una persona con apego inseguro.

    Los distintos tipos de apego Los distintos tipos de apego, imagen de sustitución
    Los distintos tipos de apego Ángela Aznárez

¿Qué podemos aprender de todo esto? Lo primero, dejar claro que el hecho de que una persona haya sido infiel previamente no tiene por qué ser decisorio para que lo sea de nuevo. Muchos de estos rasgos de personalidad se pueden trabajar, tales como la impulsividad, el tipo de apego (aunque este es más complicado) y la baja conciencia o prosocialidad. En el caso del narcisismo, ya es tema aparte. Es importante observar cómo se comporta tu compañero o compañera con sus amigos y con quienes le rodean y así saber si puedes depositar tu confianza en él o ella.

Artículos recomendados