Poke bowl: beneficios del plato hawaiano más popular Poke bowl: beneficios del plato hawaiano más popular

Poke bowl: beneficios de la comida de moda

El poke se ha hecho un gran hueco en los posts de Instagram, y su fama no para de crecer. ¿Qué es este plato, de dónde sale y qué podría aportarnos si empezáramos a comerlo regularmente?

Por Gabriel Fidalgo  |  09 Agosto 2022

Las modas culinarias y la popularización de platos concretos gracias al postureo de Instagram o a la viralización de un vídeo de TikTok provocan que, comidas que hasta hace un par de años desconocíamos, se hayan convertido hoy en día en lo más mainstream del sector.

Se nos pueden ocurrir varios ejemplos, pero pocos más claros que el de los poke bowls o pokes, un plato que ha tenido tanto éxito que ya cuenta con restaurantes especializados en todas las ciudades. Como en todo lo nuevo, el factor generacional es clave. La gen Z y los últimos millennials lo han incorporado rápido a su amplia gama de intereses culinarios, mientras que a los boomers les está costando más. Los hay que ven el poke simplemente como una ensalada moderna y rebautizada, pero es mucho que eso, y en este artículo lo vamos a demostrar.

De Hawái a los móviles de los influencers: el largo camino del poke

El poke es un plato que se lleva cocinando en el archipiélago de Hawái desde hace más de 100 años, por lo que no es especialmente antiguo. Su nombre viene de pok-ei, que literalmente significa "en trozos pequeños". Esto se debe a que, originalmente, este alimento se hacía a base de mucho pescado crudo cortado a trozos, algas limu y un espolvoreado de inamona (un condimento hawaiano). A medida que Hawai se convertía en un destino residencial y turístico, los visitantes fueron influyendo en la forma de prepararlo, creándose muchas versiones.

Los pokes tradicionales hawaianos llevan más cantidad de pescado crudo Los pokes tradicionales hawaianos llevan más cantidad de pescado crudo, imagen de sustitución
Los pokes tradicionales hawaianos llevan más cantidad de pescado crudo Twitter

La cultura japonesa es la que más ha desarrollado su propia forma de hacer pokes, debido al movimiento migratorio hacia Hawái por parte de los japoneses en los 70. Los nipones reemplazaron los ingredientes con salmón, salsa de soja y aceite de sésamo, pero la cosa no quedaría ahí. Desde ese momento, el poke empezaría a tener sabores dulces, agridulces, ácidos y picantes, además de especias y otros ingredientes. Esta forma japonesa de cocinarlo fue la que se trasladó al resto de países del mundo, que también se encargó de hacer sus propias variantes.

Y así, el movimiento poke fue conquistando país tras país, extendiéndose por Europa durante la década de 2010. El empujón definitivo lo dieron los influencers, que han convertido este plato en la comida más fotografiable para sus posts. Al margen de su atractivo visual, son económicos, fáciles y rápidos de preparar, tres factores que explican su éxito. Además, son adaptables a las tendencias de comida sana, vegetariana y vegana. El poke puede incorporar tantos ingredientes diferentes que se convierte en un alimento único, capaz de integrar los grupos de elementos necesarios para adquirir todos los nutrientes para una dieta saludable.

Instagram es la red social que popularizó los pokes Instagram es la red social que popularizó los pokes, imagen de sustitución
Instagram es la red social que popularizó los pokes Instagram

La pirámide alimentaria de los pokes

Una fuente de energía: el arroz

La base del poke que conocemos es el arroz, que aporta la energía necesaria para mantener el ritmo de largas jornadas de ejercicio, trabajo y estudio. Es un ingrediente bajo en sodio, por lo que es muy recomendable para controlar la presión arterial, especialmente para los que padecen hipertensión. Es rico en fibra, por lo que aumenta la regularidad del movimiento intestinal y reduce las posibilidades de contraer enfermedades cardiovasculares. Todas estas propiedades también hacen que este producto se consuma en la mayoría de comidas japonesas.

Los pokes se pueden hacer con varios tipos de arroz, que no puede faltar de ninguna manera Los pokes se pueden hacer con varios tipos de arroz, que no puede faltar de ninguna manera, imagen de sustitución
Los pokes se pueden hacer con varios tipos de arroz, que no puede faltar de ninguna manera Twitter

Un banquete de proteínas crudas o marinadas

Unos de los ingredientes más comunes en los pokes son el salmón o el atún, ambos indispensables en la gastronomía asiática. Estos pescados son una gran fuente natural de Omega 3, un ácido graso beneficioso para el sistema circulatorio. También nos suministran minerales y vitaminas imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. En este plato, ninguno de estos productos se cocina, por lo que las proteínas se mantienen frescas. De este modo se mantienen intactas sus propiedades y beneficios y se reduce la ingesta de grasas innecesarias.

El pescado marinado aporta muchísimo sabor al poke El pescado marinado aporta muchísimo sabor al poke, imagen de sustitución
El pescado marinado aporta muchísimo sabor al poke Twitter

No nos olvidemos de las frutas y verduras

Los poke bowls suelen contener frutas variadas que nos aportan propiedades beneficiosas para la salud. La mayoría de las que podemos encontrar se caracterizan por su poder antioxidante, que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y trastornos digestivos, entre otros. Por otro lado, las verduras tienen un alto contenido de vitaminas, en especial vitamina C y minerales. Estos ingredientes son lo que hacen de este un plato original, fresco y más que adecuado para comer en verano.

Se puede hacer un combinado de frutas y verduras en un mismo poke Se puede hacer un combinado de frutas y verduras en un mismo poke, imagen de sustitución
Se puede hacer un combinado de frutas y verduras en un mismo poke Freepik

Posibilidades infinitas

El poke es uno de los platos más versátiles que existen en la actualidad, se adapta fácilmente a las preferencias y gustos de cada persona. Si lo preparamos nosotros mismos, podemos ponernos bastante creativos y mezclar varios superalimentos, como la quinoa o las algas nori que ofrecen un gran aporte de micronutrientes: yodo, hierro, calcio... Además, en un poke bowl podemos encontrar el equilibrio ideal entre carbohidratos, proteínas y grasas, ya que se suele preparar con ingredientes poco calóricos.

Los pokes, de distintas formas o combinaciones, se pueden comer en cualquier parte Los pokes, de distintas formas o combinaciones, se pueden comer en cualquier parte, imagen de sustitución
Los pokes, de distintas formas o combinaciones, se pueden comer en cualquier parte Twitter

Y a todo esto, ¿el poke llena? Pues sí, es un plato saciante que facilita la digestión. Los lugares que los preparan se han adaptado para el servicio de recogida y el pedido a domicilio, así que este podría ser el momento ideal para ir pidiendo uno...

Artículos recomendados