6 piscinas y embalses naturales cerca de Madrid 6 piscinas y embalses naturales cerca de Madrid

6 piscinas y embalses naturales que se encuentran en los alrededores de Madrid

¿Vas a pasar el verano en Madrid? Refréscate y pasa un día especial en estas seis piscinas y embalses naturales que se encuentran en los alrededores de la capital.

Por Rosie Palacios  |  05 Agosto 2022

Es cierto que Madrid cuenta con todo lo necesario para vivir... 10 meses del año. Porque, en verano, no habrá madrileño o madrileña que esté deseando huir del asfalto y el calor para darse un buen chapuzón en el mar. De esta forma, cada año se forman auténticos éxodos de madrileños en dirección a las zonas costeras de España, para conseguir refrescarse de las continuas olas de calor.

Aun así, si ya te ha tocado volver o directamente no has podido huir, la Comunidad de Madrid y sus alrededores cuentan con alternativas más que decentes para poder paliar el sofoco. Piscinas naturales, ríos e incluso pantanos con unas vistas increíbles para poder darnos un chapuzón y, además, pasar un buen rato con la familia y amigos. En este artículo vamos a repasar seis de ellos. El primero es de sobra conocido, pero estamos seguros de que habrá alguna opción de la lista de la que no sabías de su existencia.

1 Pantano de San Juan

Playa Virgen de la Nueva (Pantano de San Juan) Playa Virgen de la Nueva (Pantano de San Juan), imagen de sustitución
Playa Virgen de la Nueva (Pantano de San Juan) Comunidad de Madrid

Considerada la playa de Madrid, se trata del único embalse donde está permitido el baño, e incluso hay pequeñas calas donde se puede practicar el nudismo. Para llegar a esta maravilla de la naturaleza en coche se tarda alrededor de una hora y 10 minutos desde el centro de la ciudad. Una vez allí, se pueden practicar una gran variedad de deportes acuáticos como el flyboard, el wakeboard o el piragüismo, entre otros. Además, en las postrimerías hay disponibles actividades como rutas a caballo, senderismo o escalada. Cabe mencionar que el ingreso al Pantano de San Juan es totalmente gratis. Por eso se llena tanto...

2 Presillas de Rascafría

Piscina natural en Rascafría Piscina natural en Rascafría, imagen de sustitución
Piscina natural en Rascafría Comunidad de Madrid

En El Valle del Paular nos encontramos con estas piscinas naturales que están en el municipio de Rascafría. La presilla se encuentra dividida en tres piscinas naturales rodeadas de grandes praderas verdes y con una extraordinaria vista al Pico Peñalara. La entrada es totalmente gratuita, pero el aparcamiento tiene un costo de 9 € para coches, 4€ las motos y los autobuses 30€.

Lo que hace de especial estas presillas es el agua tan cristalina que luce. Aunque es difícil mantenerse mucho tiempo dentro debido a que la temperatura del agua es bastante fría, lo que tampoco nos viene mal para soportar las olas de calor que estamos sufriendo este verano. Además, este lugar que está a tan solo una hora y media de Madrid cuenta con varios kioskos, mesas y aseos durante todo el día.

3 Riosequillo

Riosequillo Riosequillo, imagen de sustitución
Riosequillo Comunidad de Madrid

En Buitrago de Lozoya se encuentra una de las piscinas naturales más grandes de toda la capital. El agua de este lugar procede del embalse de Riosequillo, y al igual que las presillas de Rascafría, el agua está... algo fresquita, a pesar de tener un poco de cloro.

Riosequillo acaba de ser remodelado, por lo que, cuenta con nuevas instalaciones como sombrillas, mesas rústicas o zonas deportivas donde se practican campeonatos de fútbol y baloncesto. Este oasis de la naturaleza está a solo una hora de Madrid, por lo que, el camino se pasara en un abrir y cerrar de ojos. Por último, la entrada general cuesta 9€ y la reducida 5€ durante los fines de semana, mientras que durante la semana está a 7€ y 4€. Por su parte, el parking cuenta con 700 plazas gratuitas.

4 Berceas de Cercedilla

Piscina de las Berceas Piscina de las Berceas, imagen de sustitución
Piscina de las Berceas Ayuntamiento de Cercedilla

Berceas de Cercedilla es otra de las paradas imprescindibles si queremos tener un momento refrescante con estas temperaturas tan agobiantes. Las aguas de esta piscina anteriormente eran más naturales, pero con el paso del tiempo se decidió añadirle un poco de cloro. Este complejo se encuentra dentro del Valle de la Fuenfría por eso las dos grandes piscinas se encuentran rodeadas de un paisaje verdoso espectacular. Dispone de merenderos, aseos y un bar por si alguien le apetece tomarse algo y disfrutar del paisaje.

Estas piscinas se encuentran a 60 km de la capital y su tarifa para adultos (de 14 a 65 años) son de 6€ mientras que para los niños y jubilados es de 4€. Además, el parking cuenta con 300 plazas, pero lo que se recomienda es llegar antes del mediodía para conseguir sitio. Si no es el caso, existe el aparcamiento del centro de Cercedilla que posee 250 plazas.

5 Lago de Bolarque

Bolarque Bolarque, imagen de sustitución
Bolarque Ayuntamiento de Cuenca

Sin duda, uno de los destinos favoritos de los madrileños para darse un chapuzón refrescante. Esta a solo una hora y media minutos del centro de Madrid, y la entrada tiene un precio de 6€ para los adultos, mientras que los niños pueden entrar gratis. La también llamada playa de Bolarque incluye un chiringuito, un club náutico y una buena cantidad de socorristas para garantizar que no haya percances.

Aparte de disfrutar de un baño en sus gélidas aguas, se permite realizar actividades acuáticas como el snorkell, water ball o alquilar unos kayaks para ir hasta la Cueva de las Tortugas, que solo es accesible mediante el agua. En esta cueva podemos apreciar todo tipo de tortugas, por lo que, resulta una actividad difícil de perderse. Este embalse también dispone de un mirador que no está muy lejos de la playa, así que es aconsejable ir hasta allí para poder disfrutar de las vistas del atardecer.

6 Chorreras del Catriel

Una de las zonas de baño de las Chorreras Una de las zonas de baño de las Chorreras, imagen de sustitución
Una de las zonas de baño de las Chorreras Elaboración propia

Este paisaje de ensueño se encuentra en la provincia de Cuenca exactamente entre los municipios de Villora y Enguídanos, que es por donde pasa el río. También conocidas como Chorreras de Cuenca cuenta con dos zonas de baño conocidas como Las Chorreras de arriba y de abajo.

En Las Chorreras de arriba nos encontramos con el Lago Mayor, un remanso de aguas claras junto con una orilla llena de arena blanca. También está la cascada de 10 metros de altura, por lo que, esta parte de esta zona es perfecta para practicar barranquismo. Por su parte, Las Chorreras de abajo son las más accesibles, pero también es donde hay más gente. Esto se debe a las tres pozas conectadas entre sí, lo que lo convierte en un recinto ideal para familias con niños. Además, cuenta con un tobogán natural por donde se tiran niños y no tan niños cada verano.

Chorreras del Catriel, es posiblemente, la mayor maravilla oculta de la lista, pero es también la que más lejos está de la capital, a más de dos horas. Sin embargo, merece la pena madrugar para pasar un día en esas aguas turquesas que nos recuerdan a las calas de las Islas Baleares. La entrada es gratuita, pero el parking no, por lo que, se puede reservar una plaza a través de la página web e incluso se puede dejar el coche en el pueblo de al lado.

Artículos recomendados