Pensamiento femenino: en qué piensan las mujeres

Shutterstock

Vamos a responder a la gran pregunta: ¿en qué piensan las mujeres?

Quién no se ha preguntado alguna vez qué piensa la chica que le gusta sobre él. Lamentablemente, no es algo que vayamos a saber nunca con precisión, pero sí podemos hacernos una idea. Estate atento y toma nota.

Por Jorge Majada  |  06 Junio 2019

¿En qué piensan las mujeres? Esta pregunta siempre ha estado rondado la cabeza del hombre de igual forma que ellas se preguntarán qué quieren los hombres. Entender el género contrario parece alguno de esos grandes misterios en los que, a pesar de que pasen los años, no se halla una respuesta clara. Para ver cuál es la herramienta más efectiva para dilucidar este hecho hemos investigado un poco y hemos llegado a una conclusión bastante lógica: ¿y por qué no se lo preguntamos a ellas?

Lo hemos hecho, y hemos llegado a la conclusión de que comprenderlas no es tan difícil como nos han hecho creer siempre, ni somos tan diferentes como nos ha dicho el discurso impuesto durante siglos en la sociedad.

Pero dicho esto, ¿qué buscan las mujeres en nosotros? O mejor dicho, ¿qué no buscan? Tampoco piden demasiado, eh (o sí), simplemente no quieren a alguien egoísta ni egocéntrico, ni por supuesto 'cuñado'. Lo siento por ti, querido lector, pero los 'cuñados', aquellos hombres que generalmente intentan aparentar saber de todo, que hablan sin saber, que imponen su opinión o que se esfuerzan por mostrar a los demás lo bien que hacen las cosas, han muerto en esta sociedad moderna.

No seas pesado, no te conviertas en un meme.
No seas pesado, no te conviertas en un meme. Twitter

Además, para la mayoría, los chulos han pasado de moda y son más parte de la etapa adolescente que de la vida adulta. El hombre sensible que muestra sus emociones viendo 'Los Puentes de Madison' es mucho más atractivo que el que va de gallito por la vida. Eso no tiene nada que ver con no ser un hombre con iniciativa, por supuesto, circunstancia cada vez más valorada, pues no tienen por qué ser siempre ellas las que organicen los planes, viajes...

Por otro lado, si no eres Miguel Ángel Silvestre en lo que a belleza se refiere no te tires de los pelos. Las mujeres no buscan un hombre guapísimo sobre todas las cosas, sino que les atraiga de muchas otras maneras: puedes tener labia, ser divertido, inteligente, culto, bailar bien... y cuidar algunos detalles que a posteriori se tienen en cuenta, como el de ir alternando para pagar cuando salís a cenar o repartir directamente la cuenta. Pagar tú por el mero hecho de ser el hombre está más que anticuado.

Instagram, la censura y el temor a los desnudos
La exagerada censura de Instagram con los desnudos artísticos y todo lo relacionado con el sexo nos obliga a reflexionar sobre su política de actuación.
Otro gran punto es el de la cocina. Nada de que sea ella la que cocine siempre por defecto. Los hombres que cocinan están de moda, y son necesarios. Y si unen su pasión culinaria con tener un detalle contigo, mucho mejor. No hay nada como cocinar su plato favorito mientras ella llega de un duro día de trabajo. El estómago puede conseguir que se enamoren de ti, así como apostar (y no por postureo) por un reparto equitativo de tareas.

Un hombre que cocine (bien) es un partidazo, se mire por donde se mire.
Un hombre que cocine (bien) es un partidazo, se mire por donde se mire. Shutterstock

En cuanto a vestimenta e higiene personal, un consejo ante todo: no abuses del chándal deportivo. Puede parecer atractivo en alguna ocasión, pero no abuses de ello. Si ella se arregla, tú también estate presentable. La higiene personal es algo que también debemos cuidar: ir bien aseados, cuidarse la barba... Parecen nociones básicas, demasiado incluso, pero por si acaso.

Llegados a este punto, es necesario decir algo. Si tienes la típica colonia de olor parecido a la de 'One Million' de Paco Rabanne, es hora de cambiarla. A la mayor parte de mujeres les dejó de gustar hace cuatro años, cuando de repente las discotecas solo olían a eso. Algo más fresquito, por favor.

No podíamos finalizar este artículo sin tocar un punto muy importante: las mujeres también piensan en sexo y también se masturban. Esto último les repercute en un mejor estado de ánimo, pero vamos, tampoco os alarméis, que es tal y como sucede con los hombres. Esto no quiere decir que las mujeres que se masturben no estén satisfechas con el sexo proporcionado por sus pareja, rompamos ese mito.

Nuestra mayor preocupación debería ser intentar llegar al clímax ambos a la vez y saber si ella está o no cómoda. ¿Que no te dice sus gustos en la cama, si quiere o no sacar juguetes, qué postura le gusta o incluso si quiere acabar de una vez porque está agotada? La mejor opción pasa por preguntarle, dialogar con tu pareja. Ya verás como todo es mucho más fácil de lo que pensabas, a veces nos gusta complicarnos la vida.

Artículos recomendados