Así será el nuevo Estadio Santiago Bernabéu

Real Madrid

El nuevo Estadio Santiago Bernabéu, el espectacular (y arriesgado) proyecto de Florentino

El nuevo Estadio Santiago Bernabéu ya está en marcha. Supondrá un desembolso de 575 millones, 25 anuales durante un máximo de 35 años. Sin embargo, Florentino Pérez confía firmemente en un proyecto que se ha convertido en su principal meta como presidente.

Por Guillermo Galindo  |  24 Septiembre 2018

1017 votos a favor, 57 en contra y 23 abstenciones, o lo que viene a ser lo mismo, el 92% de los asistentes a la Asamblea General Extraordinaria del Real Madrid aprobaron el nuevo macroproyecto que prepara Florentino Pérez para transformar el Estadio Santiago Bernabéu en un campo único en el mundo.

"Nos encontramos frente a uno de los grandes desafíos que marcará la historia del club", dijo el presidente del club blanco al explicar su idea. Y no se equivoca, pues "el Bernabéu del siglo XXI" supone un riesgo financiero evidente, ya que el Real Madrid deberá endeudarse hasta en 575 millones de euros (al menos de momento) para llevar a cabo su obra.

Como explicó el máximo dirigente del conjunto madrileño, la financiación será mediante un préstamo anual de 25 millones durante un máximo de 35 años con un interés fijo del 3%. Por tanto, el montante total de la operación será mucho mayor que los 400 millones que estimó el club en 2009. Aun así, para Florentino Pérez esta inversión era "una oportunidad que no se debe desaprovechar", teniendo en cuenta que el club no está en números rojos en la actualidad y que esos 25 millones que deberá gastarse al año equivalen a menos del 4% de los ingresos de la temporada 17/18.

La rentabilidad del estadio, principal quebradero de cabeza

No obstante, el club pretende sacar del propio estadio el dinero suficiente como para pagar la deuda con creces. Lo intentó primero con un patrocinador que diera nombre al estadio, IPIC, pero el acuerdo se rompió de forma brusca y está ahora en pleno proceso de arbitraje en la corte de París. Se pensó también en la creación de un hotel en pleno Bernabéu, aunque tampoco saldrá adelante.

Finalmente, la opción del club recaerá en una apuesta por los espacios de ocio en el nuevo Bernabéu, con tienda oficial, más restaurantes y servicios y hasta una zona reservada a eventos como los eSports. Todo ello con el fin de obtener unos ingresos extra de 150 millones por temporada, lo que no solo permitiría al Real Madrid pagar su deuda año tras año, sino también ampliar su presupuesto hasta los 1.000 millones.

Homenaje a Gordon Banks: 10 históricas paradas de los Mundiales y la Champions League
Gordon Banks no es el único portero que ha pasado a la historia. Estas son las 10 paradas más recordadas de los Mundiales y de la Champions League.
El museo del Madrid, el tercer museo más visitado de la capital, será otra de las fuentes de ingresos fundamentales, y sufrirá también una profunda renovación. Se acabaron las obras exprés para ampliar la sala de los trofeos, ahora la galería será más amplia e interactiva que nunca, con vídeos de las gestas del equipo más laureado de Europa.

Un Bernabéu que solo conservará el nombre

El diseño futurista y vanguardista que prepara el Real Madrid es evidente, con la posibilidad de cubrir el estadio por completo gracias a los 15 metros de cubierta retráctil con la que se pretende que el terreno de juego se convierta en una olla a presión. El envolvente que rodea el campo será también un marcador con vídeo en el que los aficionados podrán disfrutar de las mejores jugadas de su equipo.

La primera intención del club en la remodelación del Bernabéu consistía en ampliar las dimensiones del mismo, algo a lo que accedió el Partido Popular pero rechazó la Justicia. Por tanto, las dimensiones serán las mismas, y para el rediseño y la implantación del techo retráctil habrá que deshacerse de una zona mítica como es la Esquina del Bernabéu, además de trasladar las oficinas del Real a Valdebebas y aprovechar un espacio muerto propiedad del conjunto blanco. En la esquina de Padre Damián el hueco sobrante se destinará a una plaza, mientras que se hará efectiva la peatonalización de la calle Rafael Salgado.

En lo que respecta al terreno de juego, el aforo será el mismo y la gran novedad el ribbon board, el videomarcador de 360º que en España solo tiene el Wanda Metropolitano. Para ver al otro equipo madrileño con una tecnología similar habrá que esperar hasta el 2022, fecha en la que se terminarán las imponentes obras (empezarán a finales de la presente campaña) que pretenden convertir al Santiago Bernabéu en un estadio a la altura del equipo que juega en él.

Artículos recomendados