Netflix ya no dejará compartir cuenta: ¿se está confiando demasiado? Netflix ya no dejará compartir cuenta: ¿se está confiando demasiado?

Unsplash

¿Está tensando demasiado la cuerda Netflix con sus decisiones?

Netflix es la plataforma de streaming más vista, pero su manera de tensar la cuerda con los consumidores nos lleva a plantearnos si es tan imprescindible como se cree.

Por Jon Irisarri  |  18 Marzo 2022

El contenido audiovisual y la forma de entretenimiento desde hace cinco años pasa por tener una de las plataformas que ofrecen series y películas para poder consumirlas en cualquier momento. Ese my time es lo que ha marcado los gustos actuales, y con ello, los objetivos de las empresas que se dedican a este sector. Cada vez son más las plataformas que han ido apareciendo, buscando diferenciarse mediante ofertas sugerentes.

Desde que esta nueva forma de consumo 'televisivo' comenzó a fraguarse, ha sido Netflix la gran dominadora. La primera que aterrizó en medio mundo, la primera que ofreció el nuevo mundo que se nos planteaba, y la primera en mostrar un catálogo inmenso a la carta a un precio asequible (de 7,99€ a 11,99€), más todavía si compartías la cuenta entre familia, amigos o pareja.

Netflix ha sido la plataforma por excelencia en cuanto al contenido en streaming. Netflix ha sido la plataforma por excelencia en cuanto al contenido en streaming., imagen de sustitución
Netflix ha sido la plataforma por excelencia en cuanto al contenido en streaming. Unsplash

Aunque hubo quien pensó que Netflix se estrellaría en un país tan propenso a la piratería y a conseguirlo todo gratis, la plataforma se convirtió en un elemento básico en la sociedad española. No fue el un fenómeno específico, sino global. Si en 2011 tenía 21 millones de suscriptores en todo el mundo, a comienzos de 2021 ya superaba los 200 millones. Un éxito arrollador que por el camino nos ha dejado producciones propias y nacionales, auténticos bombazos (desde 'House of Cards' a 'La casa de papel' o 'El juego del calamar'), e incluso su presencia en la carrera por los Oscar con 'Roma' o 'El irlandés', entre otras.

Netflix es, sin duda, la mayor novedad de ocio que nos ha dejado la última década junto a TikTok. Pero si algo nos ha enseñado el mundo de la tecnología (y el mundo en general) en estos años, es que nunca puedes dar nada por asentado, ni siquiera lo que parece más estable. Si en 2018 nos dicen que Huawei pasaría al ostracismo, los tildaríamos de locos. Pero una decisión, ya sea propia o ajena, puede derruir en unos meses lo que has tardado en construir años.

Más todavía si, creyendo que los cimientos son indestructibles, pruebas a tirarte piedras sobre tu propio tejado. La última de ellas, además, ha sido un buen pedrusco: Netflix ha anunciado que ya no será tan sencillo compartir el usuario y la contraseña de tu cuenta con varias personas no convivientes. Si tenías el pack de 4, hay que ir olvidándose de compartirla con personas que no vivan en tu mismo domicilio. Y si tienes una única cuenta, no van a poder disfrutar de ella más personas ajenas a tu casa. Netflix va a ejecutar la opción llamada 'miembro adicional', y en caso de que le dejes la cuenta a un conocido para que pueda entrar deberá pagar en torno a los 3 dólares.

Por ahora esta medida se va a probar en Costa Rica, Chile y Perú, con la intención de expandirlo a lo largo de 2022 y 2023.

Las oficinas de Netflix están arriesgando demasiado con sus últimas decisiones. Las oficinas de Netflix están arriesgando demasiado con sus últimas decisiones., imagen de sustitución
Las oficinas de Netflix están arriesgando demasiado con sus últimas decisiones. Unsplash

Desde Netflix aseguran que la medida es una forma de tener una cuenta más segura. Sin embargo, todo parece que es una estrategia de querer exprimir el negocio un poco más, y de obligar de esta forma a hacerse cuenta a todo aquel que quiera ver Netflix. A esta última polémica decisión hay que sumarle su reciente subida de precio, pasando de 16 a 18 euros en el plan Premium. No se trata de una subida enorme, pero no es la primera en los últimos meses.

¿Se está viniendo Netflix demasiado arriba?

Estos condicionantes deberían ir acompañados de una mejora sustancial del producto, más ahora que la competencia acecha. Si bien es cierto que su catálogo es tan variado y prolífico como siempre, el rumbo que ha tomado la plataforma con respecto a sus contenidos y la manera de mostrarlos al público cuenta con bastantes detractores.

El desgaste lógico tras una década, y esa obsesión por la sobreproducción de contenidos de usar y tirar, son solo dos factores que deberían preocupar a Netflix. El tercero y más importante, la gran competencia que tiene alrededor. Según datos de JustWatch, a finales de 2020 un 30% de los usuarios españoles que consumen plataformas tenían cuenta en Netflix. A finales de 2021, el porcentaje rondaba el 25%, una caída de 5 puntos en un año. Mantienen el liderazgo, pero su distancia con respecto a Prime Video, HBO Max y Disney+ es cada vez menor.

En el gráfico se aprecia la evolución de Netflix y sus competidores, que cada vez están más cerca. En el gráfico se aprecia la evolución de Netflix y sus competidores, que cada vez están más cerca., imagen de sustitución
En el gráfico se aprecia la evolución de Netflix y sus competidores, que cada vez están más cerca. JustWatch

Mal haría Netflix en confiarse y en pensar que su dominio va a ser eterno. Si quieren asegurar su hegemonía, quizás no deberían tensar tanto la cuerda con políticas y decisiones que generen malestar. Y es que, por primera vez desde que aterrizaron en todo el mundo, da la sensación de que los usuarios podrían vivir perfectamente sin Netflix, quedándose con las otras tres alternativas mayoritarias que tienen a su alcance.

Artículos recomendados